Política

Urkullu ha salvado a Alfonso Alonso de la destitución que preparaba Pablo Casado

El líder del PP tenía decidido relevarlo para afrontar con garantías unas elecciones en otoño. El adelanto electoral ha frustrado el plan

Alfonso Alonso.
photo_cameraAlfonso Alonso.

El adelanto electoral en el País Vasco ha salvado por ahora a Alfonso Alonso como candidato. Pablo Casado tenía decidido relevarlo para unas elecciones en otoño. Ahora, pese a ser sido proclamado por Génova, la ratificación final de Alonso ha quedado aún pendiente de las negociaciones con Ciudadanos para cerrar una coalición electoral.

En los últimos días, distintos dirigentes del PP nacional, como su secretario general, Teodoro García Egea, o su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, habían evitado confirmar a Alonso pese a que los periodistas preguntaban repetidamente sobre ello y después de que el PP vasco celebrara una junta directiva extraordinaria para activar la maquinaria electoral y cerrar filas con su líder.

Así, la dirección del PP mantuvo el misterio diciendo que hasta que no hubiera una convocatoria formal por parte del lehendakari no tenía por qué adoptar una decisión.

Cambio con el adelanto electoral

Ese momento ha llegado antes de lo previsto. La inminencia del anuncio de un adelanto electoral en el País Vasco por parte del lehendakari Urkullu comenzó a provocar matices importantes en el discurso del PP que invitaban a pensar que Alfonso Alonso sería el candidato de la previsible coalición que los populares armen con Ciudadanos.

Génova, por boca de la dirigente nacional Cuca Gamarra, quiso lanzar entonces de manera “explícita” que el líder del PP vasco “cuenta con el respaldo y el apoyo del PP”. Unas declaraciones que no se produjeron hasta que todos los indicios apuntaron a que Urkullu convocaría a las pocas horas los comicios autonómicos para el 5 de abril

Este lunes, finalmente, Casado confirmó a Alonso que será el candidato. El Comité electoral nacional del PP se reunió este martes para proceder a su designación, así como la de Feijóo en los comicios gallegos.

Todo pendiente de las negociaciones

Pero en el caso del País Vasco todo se encuentra todavía pendiente de las negociaciones con Ciudadanos para alcanzar una coalición electoral. La designación de Alonso, por tanto, se explica en Génova como una solución de urgencia, pero quizá no definitiva.

De hecho, fuentes próximas a Pablo Casado confirman a Confidencial Digital que el líder del PP tenía decidido relevar a Alfonso Alonso para afrontar con garantías unas elecciones en otoño.

Pero reconocen que el adelanto electoral a primavera ha frustrado el plan y ha obligado a Génova a proclamar a Alonso como candidato para blindarse ante las negociaciones con Cs y forzarles de entrada a unirse a la lista del PP.

Rifirrafes del PP vasco con Génova

No se pasa por alto que Alfonso Alonso, que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP, pertenece al sector moderado del partido, y los populares vascos han protagonizado varios rifirrafes con la nueva dirección de Casado.

La portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, por ejemplo, llegó a acusar de “tibios” con el nacionalismo a sus compañeros vascos y a decir que el momento político actual es “más difícil que cuando ETA mataba”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?