Política

Las víctimas del terrorismo impulsan la ilegalización de Bildu

La AVT ha pedido una reunión con la fiscal general del Estado para presentarle 280 indicios que permitirían declarar al partido abertzale fuera de la ley

Arnaldo Otegi, en un acto de EH Bildu.
photo_cameraArnaldo Otegi, en un acto de EH Bildu.

“Lo siento de corazón si hemos generado más dolor a las víctimas del necesario o del que teníamos derecho a hacer”: si la invitación de ‘La Noche en 24 Horas’ para entrevistar a Arnaldo Otegi provocó polémica, las palabras que el líder de la izquierda abertzale pronunció en ese programa indignó aún más a muchas entidades de víctimas del terrorismo.

Confidencial Digital ha podido saber que a raíz de esta entrevista, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha decidido iniciar una campaña para poner de manifiesto que existen no decenas, sino ya varios centenares de indicios de que Sortu, Bildu, EH Bildu, Amaiur y en general las marcas políticas y electorales de la izquierda abertzale incumplen la Ley de Partidos Políticos.

Los cinco límites que puso el TC

Desde que en 2011 el Tribunal Constitucional enmendó la plana al Tribunal Supremo y anuló la ilegalización de Sortu (el actual partido de la izquierda abertzale, cuyo secretario general fue Arnaldo Otegi hasta 2017), la AVT ha ido recopilando todos los indicios públicos que, a su juicio, muestran que esta formación política infringe precisamente los límites que le puso el TC.

Esos límites para no salirse de la legalidad eran cinco; por ejemplo, no equiparar en ningún caso “las expresiones de la violencia terrorista con la coacción legítima que un Estado de Derecho se reserva a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuando persiguen, detienen y ponen a disposición judicial a los responsables de los delitos de terrorismo”.

Tampoco podrían traspasar la línea de equiparar a víctimas con terroristas, ni ensalzar a los autores de atentados, ni incitar al incumplimiento de leyes democráticamente aprobadas.

Pues bien: según ha podido saber ECD, la Asociación Víctimas del Terrorismo suma ya alrededor de 280 indicios de ilegalización de Sortu, Bildu, EH Bildu, Amaiur... El recuento por ahora no incluye los últimos meses de este verano, cuando se han producido varios homenajes a etarras excarcelados en los que ha habido presencia de miembros de plataformas políticas herederas de la antigua Batasuna.

Reunión con la fiscal general del Estado

La AVT ha pedido ya formalmente una reunión a la fiscal general del Estado, María José Segarra, con la que espera poder verse pronto precisamente para presentarle el informe que recopila todos esos indicios de ilegalización.

“Quien puede instar a la ilegalización de un partido político es o bien la Fiscalía General del Estado, o bien la Abogacía del Estado”, explican desde la asociación. Admiten que actualmente no hay “clima político” propicio para iniciar el proceso de ilegalización de las marcas políticas de la izquierda abertzale heredera de Batasuna, sobre todo una vez que ETA anunció su disolución y entregó parte de sus armas y explosivos.

Pese a ello, están decididos a exponer a la fiscal general del Estado todos estos indicios acumulados a lo largo de estos años.

“Aunque no se inste a la ilegalización, nuestro objetivo al menos es que no se considere normales a Sortu, EH Bildu...”, explican desde la AVT, que también pretende “que no se olvide que el Supremo les ilegalizó, y que el Constitucional les legalizó en una votación con un solo voto de diferencia y con esas líneas rojas que están continuamente infringiendo”.

Los casos de Bildu, Sortu...

Desde 2011, la Asociación Víctimas del Terrorismo ha detectado 24 casos por parte de miembros de Bildu, EH Bildu y Amaiur de “justificación o exculpación de los atentados contra la vida o la integridad de las personas y legitimar la violencia como método para la consecución de objetivos políticos”.

En esa misma categoría tienen acreditados diez casos de integrantes de Sortu (partido que a su vez forma parte de la coalición EH Bildu).

En diez casos por Bildu, EH Bildu y Amaiur y ocho Sortu se han equiparado “las expresiones de la violencia terrorista con la coacción legítima de un Estado de Derecho”, o se han equiparado “a víctimas con terroristas” y se ha ensalzado a quienes perpretan esas acciones criminales.

Además, en 38 ocasiones Bildu, EH Bildu y Amaiur y en 20 Sortu han promovido, dado cobertura o participado en “actividades que tengan por objeto recompensar, homenajear o distinguir las acciones terroristas o violentas o a quienes las cometen o colaboran con las mismas”.

La AVT también ha hecho recuento de la inclusión en órganos directivos y en listas electorales de las marcas políticas de lo que fue el brazo político de ETA a personas condenadas por delitos de terrorismo que no hayan rechazado públicamente los fines y los medios terroristas: 65 por parte de las coaliciones Amaiur, Bildu y EH Bildu, 32 en Sortu.

Por último, en 14 ocasiones Amaiur, Bildu y EH Bildu y en 24 Sortu han incitado públicamente al incumplimiento de leyes democráticamente aprobadas.

En total, eso suma 245 indicios, a los que se sumarían (por no estar incluidos en ese recuento) los casos más recientes de este verano, como el de Arkaitz Rodríguez, secretario general de Sortu, que dijo en una televisión venezolana que “el Movimiento de Liberación Nacional Vasco” había decidido abandonar la lucha armada para seguir por otros medios.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?