Política

Vox acusa a Interior de trato de favor por la escolta a Tomás Guitarte

Denuncian que el ministerio “nunca” ha asignado guardaespaldas a dirigentes del partido que contaban con un perfil de riesgo

Espinosa de los Monteros junto a un policía local
photo_cameraEspinosa de los Monteros junto a un policía local

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, contó la protección del Ministerio del Interior después de que éste evaluara las amenazas que recibió -y que sigue teniendo- por apoyar la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del gobierno.

El vídeo del día

Casado ante la prórroga: "Menos Aló presidente y más" acudir al Congreso.

Teruel Existe denunció las amenazas e insultos que ha estado recibiendo en las redes sociales, sobre todo en Facebook. Además, han aparecido pintadas contra el diputado en la fachada del Ayuntamiento de Cutanda (Teruel).

Guitarte tuvo que dormir fuera de su domicilio la noche de Reyes por motivos de seguridad.

No es la primera vez que una formación política pide a Interior protección. Vox empezó a pedir ayuda al ministerio de Marlaska cuando comenzó a sumar seguidores y el partido vio necesario proteger, entre otros, a Santiago Abasal.

Sin embargo, el gabinete de Grande-Marlaska no dio respuesta inmediata a esas dos peticiones realizadas por Vox. Una situación que no vivió Guitarte.

“Interior nunca ha puesto escolta a dirigentes de Vox que cuentan con un perfil de riesgo”, aseguran fuentes de la formación de Abascal. Unos perfiles que la policía “aconseja que tengan escolta”, sostienen.

Pintadas en las sedes

Y es que, al igual que pasó con Tomás Guitarte, una de las sede de Vox, concretamente la de Murcia, apareció con pintadas de símbolos nazis en el pasado. En Madrid, tuvieron que blindar su sede y equiparla con cámaras de videovigilancia para flanquear ala sede de la calle Nicasio Gallego.

La formación de Abascal llegó a pedir hasta en tres ocasiones el servicio de escoltas cuando el partido sacó 12 escaños en el Parlamento de Andalucía.

En aquel momento, Abascal y Ortega Smith estuvieron recibiendo amenazas constantemente. Una situación que les obligó a reclamar protección a Interior.

Ante la falta de respuesta del ministerio de Marlaska, ambos líderes tuvieron que contratan un servicio de escolta privado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?