Política

Vox se declara “liberal-conservador”... en Francia

El partido de Santiago Abascal había rechazado hasta ahora las etiquetas ideológicas. Iván Espinosa de los Monteros lo sitúa ahora en el mismo espacio político que los conservadores británicos

Acto de Vox en Vistalegre.
photo_cameraActo de Vox en Vistalegre.

“Vox no es un partido de extrema derecha, es un partido de extrema necesidad. Los que nos ponen esas etiquetas lo hacen porque están muy lejos, nos ven desde la extrema izquierda. Nosotros hemos venido al ataque, y eso supone que te adjudiquen esa clase de etiquetas”: así explicó hace un tiempo Santiago Abascal, en una entrevista en Trece, la posición ideológica del partido que lidera.

La capacidad de convocatoria en el Palacio de Vistalegre, en octubre, y la irrupción en el Parlamento de Andalucía con doce escaños clave para formar gobierno han multiplicado los análisis sobre Vox, sobre el cariz de sus propuestas políticas y sobre su ubicación en el mapa ideológico.

Además de las definiciones como “extrema derecha” y “ultraderecha”, también ha sido etiquetado como “derecha radical”, “derecha alternativa”, “derecha populista”... El partido no ofrece en ninguno de sus documentos una definición ideológica.

Por ejemplo, el Partido Popular menciona en sus estatutos que se define como un partido “de centro reformista” y añade que se considera “la casa común donde conviven las familias conservadoras, liberales y democristianas de la política española”, “el partido que aglutina y refleja las ideologías más representativas del centro-derecha español”. Además, precisa que se inspira en el humanismo cristiano de tradición occidental y en “los principios derivados del liberalismo político”.

Liberal, conservador, tradicional...

Pues bien. Confidencial Digital ha podido comprobar cómo ahora Vox se define como “liberal-conservador”, una etiqueta con la que competiría, precisamente, con el PP.

Iván Espinosa de los Monteros, como secretario de Relaciones Internacionales de Vox, lleva semanas de viajes por el extranjero -Europa, Estados Unidos, América Latina- para presentar el partido fuera de España y tejer relaciones y contactos con otros partidos y con algunos gobiernos como el de Donald Trump.

En esta ‘gira internacional’, Espinosa de los Monteros concedió una entrevista al periódico francés L’Opinion, con sede en París y con una línea editorial liberal y europeísta. L’Opinion la publicó en su edición impresa del jueves 14 de marzo.

El dirigente de Vox recibió la pregunta, por parte del periodista, de “¿Cómo calificaría a Vox? ¿Nacionalista, soberanista, de extrema derecha?”.

Iván Espinosa de los Monteros contestó asegurando que “no somos de extrema derecha, sino de extrema necesidad”, siguiendo la frase con la que ya Santiago Abascal había rechazado esa calificación.

Pero desarrolló la respuesta, mencionando una categoría ideológica: “Vox es un partido liberal conservador, tradicional, con un programa moderado”.

Como los conservadores británicos

De hecho, Espinosa de los Monteros indica en la respuesta que Vox es comparable en su posición política a los conservadores británicos, el partido de centro-derecha que gobierna Reino Unido actualmente, con Theresa May.

Va más allá y explica que él asistió a la última cumbre Conservative Policial Action Conference, una gran reunión anual de políticos y activistas conservadores, más o menos relacionados con el Partido Republicano. “En comparación, ¡nosotros somos socialdemócratas, casi socialistas!”, asegura Iván Espinosa de los Monteros.

A su juicio, el problema es que en España los partidos están más a la izquierda de lo que se definen, de ahí que tilden a Vox de extrema derecha. “Podemos, que representa a la extrema izquierda, se presenta como de izquierdas y el Partido Socialista se sitúa en el centro izquierda aunque está claramente a la izquierda. Ciudadanos se califica de centrista aunque es de centro izquierda y el Partido Popular se dice de centro derecha aunque, para mi, es centrista”, resume, de ahí que a la derecha de todo este panorama quede sólo Vox.

Contactos con Le Pen, simpatías hacia Salvini...

En sus inicios, Vox se presentó en 2014 como un “PP auténtico”. Sin embargo, Alejo Vidal Quadras terminó marchándose con acusaciones a Abascal de estar acercándose a la ultraderecha xenófoba y populista de Europa.

En alguna etapa de estos años, Vox ha utilizado el lema “La Derecha” como apelativo. Además, ha mantenido contactos públicos con “los partidos patriotas europeos” y Santiago Abascal ha acudido a cumbres de los partidos autodenominamos de “la nueva derecha” de Europa.

Los contactos han ido de Marine Le Pen, líder del Frente Nacional en Francia, a Geert Wilders, del Partido de la Libertad de Holanda, pasando por Frauke Petry, de Alternativa por Alemania; todos ellos partidos entre la derecha populista y la ultraderecha.

En la entrevista citada, Iván Espinosa de los Monteros señala que Vox comparte determinados planteamientos con otros líderes políticos europeos, pero también tiene divergencias con ellos: con Matteo Salvini, ministro del Interior italiano y líder de la Liga Norte, comparte la necesidad de controlar las fronteras frente a la inmigración ilegal, pero les separa el coqueteo de Salvini con le independentismo catalán; del húngaro Viktor Orban, del partido nacionalista Fidesz, ve con simpatía su defensa de la familia y de la natalidad, igual que con el partido polaco Ley y Justicia.

Esto provoca que Vox no tenga muy claro en qué grupo del Parlamento Europeo se ubicará si consigue diputados para la Eurocámara en las próximas elecciones del 26 de mayo.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable