Política

Zarzuela baraja celebrar en Madrid y no en Palma los despachos del rey con Sánchez en agosto

Si fracasa la investidura, se repetirá el escenario de 2016, cuando Felipe VI recibió a Mariano Rajoy siendo presidente en funciones

Pedro Sánchez y Felipe VI, en Marivent en agosto de 2018.
photo_cameraPedro Sánchez y Felipe VI, en Marivent en agosto de 2018.

Es una de las estampas tradicionales del verano político en España: el rey recibe al presidente del Gobierno ante la puerta del Palacio de Marivent, su residencia durante las vacaciones en Palma de Mallorca. Este verano, sin embargo, la situación política puede impedir dicha imagen.

El debate de investidura del presidente del Gobierno, con Pedro Sánchez como candidato, comienza el lunes 22 de julio a las 12:00. El martes 23 se celebrará la primera votación, y si como se prevé no hay una mayoría absoluta de síes a Sánchez, se celebrará una segunda votación 48 horas después, es decir, el jueves 25 por la tarde.

A una semana de esa votación no queda claro que Pedro Sánchez vaya a salir elegido de esta sesión de investidura. Esa indefinición plantea interrogantes sobre las vacaciones del rey Felipe en Palma de Mallorca, que en principio comenzaban el viernes 26 de julio.

Los despachos de verano

Hace ya semanas que se publicó esa fecha como inicio de las vacaciones de la Familia Real en Baleares. Pero los planes dependerán en gran parte del resultado de esa votación en el Congreso de los Diputados del jueves 25.

Si fracasa la investidura de Pedro Sánchez, éste seguirá siendo presidente en funciones. Como tal, durante los últimos meses continúa manteniendo los despachos semanales con el rey: también los mantendrá en verano.

Fuentes consultadas ahora por Confidencial Digital explican que en el Palacio de la Zarzuela contemplan dos escenarios. Al menos en uno de ellos ese despacho del rey con el presidente del Gobierno no se celebrará en Marivent, sino en Madrid, en La Zarzuela.

Si Sánchez no consigue la investidura

Desde la Casa del Rey apuntan que, en caso de que Sánchez no sea investido y siga en funciones, se seguiría el modelo de otras ocasiones similares.

La situación sería parecida a la del verano de 2016. En ese mes de agosto, Mariano Rajoy era el presidente del Gobierno en funciones. En junio se habían celebrado las segundas elecciones generales, y en julio el rey había celebrado la ronda de consultas y había propuesto a Rajoy como candidato al debate de investidura, que tuvo lugar a finales de agosto.

En ese período, Felipe VI mantuvo con Rajoy su despacho veraniego en agosto. Pero el encuentro tuvo lugar en Madrid, y no en Palma de Mallorca. El jefe del Estado interrumpió sus vacaciones en Palma, donde dejó a la reina Letizia y a sus hijas Leonor y Sofía, y viajó a Madrid para recibir en su despacho de trabajo del Palacio de la Zarzuela a Rajoy.

De esta forma, don Felipe evitó una fotografía del saludo al presidente en funciones en el escenario más relajado y vacacionales del Palacio de Marivent, y apostó por mostrar que seguía con atención las negociaciones entre el PP y Ciudadanos para acordar un pacto de investidura que facilitara desencallar la situación de bloqueo político que había comenzado meses antes, con las elecciones generales de diciembre de 2015.

Así que, de seguirse ese modelo, Felipe VI mantendrá en Madrid y no en Mallorca el despacho veraniego con Pedro Sánchez si éste no ha conseguido ser investido en el primer debate en el Congreso.

En caso de que sí

Si, por contra, Pedro Sánchez logra contra todo pronóstico una mayoría de “síes” a su candidatura, y el jueves 25 sale del Congreso como presidente (ya no en funciones) investido, eso también podría tener consecuencias en el plan estival de Felipe VI.

Lo habitual es que el presidente jura o prometa su cargo al día siguiente de la votación en el Congreso. Por tanto, Sánchez acudiría al Palacio de la Zarzuela el viernes 26, cuando en principio los reyes y sus hijas vuelan ya a Mallorca.

En todo caso, se podría encajar en la agenda. Pero habría otros compromisos para Felipe VI, que dependerían del tiempo que se tomara Sánchez en formar Gobierno.

Si en pocos días configura su Consejo de Ministros, el presidente tiene que presentar al rey la lista de ministros. El jefe del Estado es quien nombra y separa a los ministros, por real decreto, a propuesta del presidente del Gobierno. Esa reunión de Sánchez y don Felipe se podría celebrar, en teoría, en Marivent, pero como al día siguiente los ministros tendrían que jurar o prometer ante el rey, lo normal sería que todo ello tuviera lugar en Zarzuela.

Por tanto, si Sánchez decidiera su Gobierno en las primeras semanas de agosto, es probable que ello obligara al rey a volver a Madrid desde Baleares. Y, de nuevo, el despacho se celebraría en Zarzuela y no en Marivent.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?