Seguridad

33 muertos y 334 rescates de montaña este verano en España

Un informe de la Guardia Civil destaca que la mitad de los senderistas asistidos estaban realizando rutas para las que no estaban preparados. La zona más conflictiva es el Pirineo Aragonés

Guardia Civil de Montaña
photo_cameraGuardia Civil de Montaña

Este verano ha sido unos meses de arduo trabajo para los equipos de rescate del servicio de montaña de la Guardia Civil. Según un informe proporcionado por las autoridades a Confidencial Digital, desde el 1 de junio hasta el 15 de agosto se llevado a cabo 334 rescates en zonas montañosas en España.

33 personas han fallecido en estos dos meses y 236 han resultado heridas al realizar estas actividades en las zonas altas del país. La Guardia Civil de Montaña considera que el precursor estrella de estos accidentes, el 50,30%, es la sobreestimación de las posibilidades  de los senderistas a la hora de realizar las rutas. El 25,15% de los incidentes en montaña se producen por cómo planifican la actividad.

En España existe un gran número de sistemas montañosos en los que se pueden realizar diferentes actividades: senderismo, barranquismo, esquí de montaña, rapel, escalada, rafting y bicicleta, entre otras.

La zona montañosa que han presentado más incidentes este verano y por ende, más rescates organizados por la Guardia Civil, ha sido el Pirineo Aragonés. En este macizo se han registrado 149 accidentes estos dos meses. Acumula así el 44,61% de los percances contabilizados por las autoridades.

El siguiente macizo montañoso que ha registrado más accidentes es el Tramuntana, en las Islas Baleares. Se han producido 35 incidentes en estos meses.

“Fallo humano”

El 40,42% de los percances entre montañistas es debido a la falta de preparación física y el 39,22% por la inexperiencia. El Teniente Rivera asegura a Confiencial Digital que estos infortunios son por el “fallo humano y no por los materiales” que a pesar de que compren las herramientas en Decatlón “son de buena calidad”.

Y así lo reflejan en sus estudios, ya que solo el 9,88% de los incidentes es por instrumental inadecuado y el 0% por material deteriorado.

Moisés Gómez, portavoz del Grupo de Rescate e Intervención de Montaña de la Comandancia de Huesca confirma a ECD que los accidentes son por “el exceso de confianza” por parte de las personas que realizan estas actividades y no por el material ya que “el mosquetón no se rompe”.

“Este año, falleció un francés delante de su mujer y de sus hijos solo por sacarse una fotografía”, recuerda Gómez.

Fuentes de los servicios de rescate de montaña confiesan a ECD que “los senderistas se extravían por la falta de preparación y el desconocimiento de la ruta. Muchos llaman desorientados porque no conocen bien la ruta y no saben donde están. Es muy usual los casos de enriscados: una persona escala una montaña y cuando llega a la cima tiene vértigo”.

La falta de desconocimiento de la ruta podría enmendarse si se contratara un experto, pero en el 91,92% de los rescates llevados a cabo por la Guardia Civil no había un guía.

“Hace 30 años, había mucha menos gente haciendo senderismo y deportes de montaña y la que había, estaba más preparada que ahora”, confirma a ECD Elías Bayarri, portavoz de Protección Civil y Emergencias del Gobierno Cántabro.

Tipo de accidentes

La Guardia Civil de Montaña ha realizado en lo que llevamos de verano 334 rescates en total. Una acción de salvamento que se ha producido debido a distintos tipos de accidente.

101 de estos rescates se han dado por tropiezos, es decir, caídas al mismo nivel.  72 fueron debido a los problemas físicos que presentaron los activistas durante el ejercicio de montaña.

La Guardia Civil rescato, hasta en 34 ocasiones, a diferentes grupos debido a que se habían extraviado.  29 acciones de salvamento se produjeron debido a casos de enriscamiento.

Hay diversas actividades que se pueden realizar en montaña, pero la más popular de ella es el senderismo. Es por ello, que 173 rescates de los 334 de este verano se han organizado debido a senderistas.

Un deporte de montaña que conlleva mucho riesgo es el barranquismo. A pesar de encontrar en segunda posición como actividad más propensa a rescate, tan sólo 38 acciones de salvamento se debieron a él.

Otra actividad que destacan en la Guardia Civil es la regresión por terreno abrupto. Esto ha supuesto a las autoridades organizar 43 acciones de rescate en estos meses. Y sólo 20 se llevaron a cabo debido a pruebas deportivas.

Quién sufre estos incidentes

Según datos aportados por la Guardia Civil a Confidencial Digital, la mayoría de las personas que este verano han realizado actividades montaña lo han hecho en grupo de dos.

Un 32,04% ha realizado senderismo con otra persona frente a un 22,46% que lo ha hecho en solitario. Un 26,95% lo ha hecho en grupo de tres.

“Estas actividades de senderismo no suelen realizarlas las familias, es más propia de grupos o de parejas”, afirma Bayarri de Protección Civi.

Se rescataron más hombres que mujeres que practican actividades de montaña en este verano. Un 61,15% de varones fueron atendidos frente a un 38,85% de féminas.

Elías Bayarri, portavoz de Protección Civil y Emergencias del Gobierno Cántabro sostiene que “ha subido el número de rescates en montaña porque hay mejor clima, apenas ha llovido y se nota que hay más personas haciendo actividades al aire libre”.

Número de víctimas rescatadas por las Unidades de Rescate en Montaña de la Guardia Civil con expresión de la provincia en la que residen:

Fuente: Dirección General de la Guardia Civil. Servicio de Montaña

Según la estadística de procedencia de las víctimas por provincias aportada por la Guardia Civil, resulta llamativo destacar que el 23,08% de los rescatados procedían de la Comunidad Autónoma de Madrid. Esto se traduce en que 120 madrileños fueron atendidos por las autoridades.

En los 334 rescates llevados a cabo por los agentes este verano, 115 personas eran extranjeras. Le siguen los zaragozanos, 38 fueron atendidos por las autoridades.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes