Seguridad

Apuros de los narcotraficantes por la crisis: no pueden pagar ni las pequeñas fianzas para liberar a los detenidos y del kilo de cocaína sólo se saca ahora 500 euros

El mundo de la droga también se está viendo afectado por la crisis económica. Los narcotraficantes no pueden pagar el precio de las fianzas pedidas por el juez para dejarles en libertad y han tenido que bajar los precios para fomentar el consumo.

Según explican a El Confidencial Digital abogados especialistas en casos de narcotráfico, los delincuentes se están viendo incapaces de hacer frente a cantidades económicas impuestas por el juez que antes eran fácilmente asumibles: “Han llegado a un punto en el que 6.000 euros les parece una cifra inalcanzable y se tienen que quedar en la cárcel al no poder hacer frente a esos pagos”.

Las penurias por las que atraviesan los narcotraficantes están relacionadas con la crisis económica, que afecta a cualquier tipo de negocio, incluyendo el suyo tan relacionado con el ocio y el entretenimiento. La caída del consumo ha provocado la pertinente rebaja en los precios de las drogas: de un kilo de cocaína se están obteniendo ahora unos 500 euros de beneficio, menos de la mitad que hace dos años. Dicho descenso obliga a los ‘narcos’ a vender más cantidad y, por tanto, a exponerse más.

Esta situación ha provocado sonados éxitos policiales durante el último año. Los agentes se han visto beneficiados por la necesidad de los narcotraficantes, a los que han podido localizar más fácilmente: están más expuestos.

En las últimas incautaciones realizadas por la Policía y la Guardia Civil se ha observado que los ‘narcos’ han adulterado sus productos con el objetivo de ahorrar costes. En las partidas de cocaína interceptadas durante el último año en nuestro país se han detectado sustancias empleadas para manipular la droga.

Fuentes policiales consultadas por ECD aseguran: “En muchas ocasiones, sólo hemos encontrado un 20 por ciento de cocaína pura en las remesas incautadas. El resto del material se había completado con elementos como la lactosa, el talco, el bórax o Manitol. A estas sustancias, que son muy tóxicas, se le añadía algún narcótico menor para aumentar la adicción del comprador”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable