Seguridad

Ejerce en la Audiencia de Navarra

Asignan escolta al juez del voto particular de ‘La Manada’

El magistrado Ricardo González ha solicitado un refuerzo de seguridad tras recibir amenazas

La Manada en los Sanfermines.
photo_cameraLa Manada en los Sanfermines.

La sentencia de ‘La Manada’ provocó una ola de indignación en toda España, con manifestaciones en todas las capitales de provincia para protestar contra el veredicto del tribunal. Especial revuelo causó el voto particular del juez Ricardo González, que pedía la absolución de los cinco jóvenes sevillanos.


Según ha podido saber El Confidencial Digital, el magistrado “se ha visto obligado por las circunstancias” a solicitar un aumento de las medidas de seguridad, esto es, a que le faciliten escolta personal.

Se refiere al acoso al que se ha visto sometido desde que se conoció la polémica sentencia, el pasado 27 de abril. Además de las protestas frente a la Audiencia Provincial y el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el juez González se ha visto coaccionado cerca de su domicilio, a las afueras de Pamplona.

Esta suerte de escraches y las numerosas pintadas que han aparecido en los últimos días en la capital foral contra el magistrado han inquietado al juez por el “tono agresivo” de las mismas, según afirman a ECD fuentes cercanas al magistrado.

González ha escuchado en alguna ocasión amenazas “violentas” de algunas personas que se han acercado a su domicilio y a las inmediaciones de la Audiencia de Navarra, para protestar por voto particular, amenazas que le han preocupado.

Por este motivo, ha solicitado al Ministerio del Interior un refuerzo de su seguridad con un escolta, al menos durante unos meses, previendo especialmente la celebración de los sanfermines, que tendrán lugar dentro de dos meses.

El juez González se convirtió en uno de los protagonistas de la actualidad los últimos días de abril: su carrera, historial médico, sanciones y apercibimientos se difundieron en los medios y en las redes sociales en cuestión de horas, llegando a cuestionarse, en tertulias y columnas de opinión, su capacidad de ejercer la profesión.

Más aún, cuando el ministro de Justicia, Rafael Catalá, afirmó en una entrevista que “este juez tiene un problema”. Según afirman las mismas fuentes a este confidencial, los ataques a González aumentaron desde entonces, aunque el magistrado se ha sentido “arropado” en todo momento por sus compañeros de profesión y el CGPJ.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo