Seguridad

El CNI utiliza escuchas telefónicas a especuladores que operan cuando la Bolsa marca máximos y se produce un desplome

Los delitos económicos se han convertido en la principal preocupación de los servicios de inteligencia españoles. De hecho, el departamento que analiza las amenazas a los mercados españoles es el que más ha visto crecer sus medios técnicos y humanos dentro del Centro Nacional de Inteligencia.

Según ha sabido El Confidencial Digital, una de las principales vías de trabajo se centra en la especulación bursátil que se produce en ciertos días concretos, en los que la evolución del parqué español muestra síntomas de estar siendo víctima de especuladores.

En concreto, según cuentan fuentes de la inteligencia española, se buscan patrones en aquellas jornadas cuando la bolsa abre al alza y llegado un punto comienza a desplomarse, cerrando el día con mínimos.

El punto de inflexión de los gráficos suele ser el momento en el que comienzan a operar los especuladores” aseguran. Se sospecha que en muchas ocasiones investigadas hay información privilegiada tras movimientos que generan grandes beneficios para vendedores de acciones que las adquirieron ese mismo día.

No son ataques exteriores, sino más bien difamaciones que se producen en ciertos círculos económicos, y que dan lugar a situaciones que resultan sospechosas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores” aseguran estas fuentes.

Según ha sabido El Confidencial Digital, se han dado casos en los que teniendo constancia el CNI de la identidad de la persona sospechosa de especulación mediante información privilegiada, falsa o maliciosa–delito tipificado en el Código Penal-, se ha activado un sistema de escuchas telefónicas. Antes de proceder a utilizarlo, siempre se solicita la correspondiente autorización a un magistrado de la Audiencia Nacional.

De momento, y según los datos aportados por las fuentes consultadas, las investigaciones sobre estas personas “aún no son concluyentes”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?