Seguridad

Londres busca rebajar la tensión

Desplante de David Cameron a Gibraltar por el supuesto incidente entre la Guardia Civil y un submarino nuclear

El gobierno del Peñón protestó por la aparición en “sus aguas” de una patrullera española durante la llegada del HMS Talent

Peñón de Gibraltar.
photo_camera Peñón de Gibraltar.

Gibraltar trasmitió a Londres una queja por el supuesto incidente, registrado hace diez días, en aguas del Peñón, entre el submarino de la Royal Navy HMS Talent y una embarcación de la Guardia Civil. El Reino Unido ha hecho ‘oídos sordos’.

El pasado 22 de agosto, el submarino nuclear HMS Talent –uno de los más modernos de la armada británica- entró en el puerto de Gibraltar para realizar una escala rutinaria de camino al destino final de su misión.

Pese a que en la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras no hay registro de incidencia alguna con dicha embarcación, el Gobierno de Gibraltar presentó ante Londres una queja por un supuesto incidente de un buque del Instituto Armado.

Según el relato presentado por las autoridades de Gibraltar al Foreign Office británico, una embarcación de la Guardia Civil habría provocado un altercado al “interferir” en las maniobras de entrada a puerto del buque, que iba acompañado de un remolcador.

La Guardia Civil asegura que efectivamente había presencia naval española, pero que en ningún momento se interactuó de forma alguna con el buque submarino, “tan sólo la mera presencia de una patrullera en la zona”, según el testimonio de fuentes de la Benemérita recabado por ECD.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes militares, España ha respondido ante Londres por este incidente y la respuesta que ha recibido confirma que Gibraltar “magnificó” lo ocurrido.

Tal y como se ha podido cotejar en el diario de operaciones del buque británico, no existe referencia alguna a ningún incidente o interferencia durante la entrada a puerto.

“No buscamos aumentar la tensión”

Las fuentes consultadas apuntan a que el Reino Unido “parece estar aplicando una nueva política para rebajar tensiones” diplomáticas con España. Se quiere evitar que cada pequeña fricción se convierta en un escándalo.

El mensaje que España ha recibido de Londres, tal y como adelantan estas fuentes, es que no buscan “aumentar la tensión” ante cualquier connato de incidente, “salvo en aquellos en los que se ponga en peligro la integridad de las personas”.

Conocedores de las gestiones diplomáticas llevadas a cabo con ocasión de este supuesto incidente relacionan la respuesta de Londres con la tibieza del comunicado posterior del gobierno de Gibraltar respecto a este hecho.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes