Seguridad

Los pasos que va a seguir ETA: 1) Comunicado reconociendo el daño causado. 2) Anuncio de disolución. 3) Entrega de las armas. Es el informe entregado al ministro del Interior

ETA no volverá a matar. La cúpula de la organización terrorista se está preparando para dar tres importantes pasos en un futuro próximo con los que escenificará su adiós definitivo a la violencia. Menos de un 10% de los etarras 'operativos' son partidarios de retomar los atentados. Es la situación de la banda en febrero de 2012.

“El proceso de adiós al terrorismo es irreversible. No hay vuelta atrás. ETA jamás volverá a atentar”. Así dice la información reservada que ha recibido el nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, nada más aterrizar en el cargo, y cuyo contenido ha conocido El Confidencial Digital.

La actual cúpula de la organización ha asumido que la violencia no tiene sentido, según las conclusiones de la cúpula de la lucha antiterrorista. De acuerdo con el dossier entregado al ministro, ésta es, a día de hoy, la situación de los etarras que siguen activos y en la clandestinidad:

-- 50 etarras. Solo hay medio centenar de pistoleros sin detener. Una amplia mayoría son partidarias de no retomar jamás las armas. De ahí que lo que ha transmitido al ministro la cúpula de la lucha antiterrorista sea tan preciso y contundente: “ETA no va a volver a matar”.

-- Iratxe Sorzábal, Izaskun Lesaka y David Pla llevan las riendas de la organización. No obstante, no existe una cúpula como en los tiempos de ‘Txeroki’ o ‘Thierry’. Ni mucho menos como en la etapa de ‘Pakito’ y ‘Txelis’. De los cincuenta etarras todavía ‘operativos’, unos veinte son los que mandan y toman las decisiones. Lo hacen de manera colegiada. Son los más veteranos y los que más ‘galones’ tienen. Se preguntan unos a otros a través de sus canales y deciden. Los demás no pintan nada.

-- La actual cúpula de ETA tiene asumido que les resultaría prácticamente imposible volver a atentar. Lo han interiorizado. En documentación que se les ha intervenido aseguran que las Fuerzas de Seguridad les tienen acorralados y que lo tienen realmente difícil. Algún etarra ha dejado escrito que, si se mueve, no tiene nada que hacer: estaría detenido en cuestión de minutos.

No a la kale borroka

La información elevada al ministro apunta a que, de los cincuenta etarras en la clandestinidad, entre un 5 y un 10% de ellos se está preguntando en este momento si sería oportuno retomar en alguna ocasión las armas y llevar a cabo algún atentado.

La cúpula de ETA, es decir, el resto, los que mandan, están progresivamente apartando a estos disidentes. El informe, por tanto, no descartaría alguna acción esporádica, aunque lo considera realmente difícil.

Además, hay orden precisa por parte de ETA de no realizar ningún acto de kale-borroka. A pesar de las últimas detenciones policiales, ningún ‘borroka’ ha salido a la calle a quemar contendores o cajeros, como sí solía suceder en el pasado cuando la Policía capturaba a un integrante o colaborador de la banda terrorista.

Los tres pasos que dará ETA

ETA se está preparando para dar tres pasos próximamente que escenifiquen el punto final a su existencia como organización terrorista. De acuerdo con los datos suministrados al ministro del Interior, y que ha podido conocer El Confidencial Digital, serán estos:

1. Comunicado reconociendo el daño que han causado sus más de cincuenta años de atentados. La izquierda abertzale lo acaba de escenificar públicamente y la siguiente será ETA. Lo hará con un estilo y unas palabras similares a las que utilizó en su día utilizo el IRA en esa misma ocasión.

2. Anuncio de disolución. Se comunicará públicamente que ETA deja de existir como organización.

3. Entrega de las armas. Los expertos prevén que sea un acto similar al que llevó a cabo en su día la disuelta ETA Político-Militar. No tienen constancia de que vaya a ser con el rostro al descubierto.

Respecto a los tiempos, Interior quiere acelerarlos al máximo. Pero es consciente de que ETA se mueve muy despacio. No hay fecha prevista, por tanto, para ninguna de estas tres acciones.

Hay informaciones pesimistas

A pesar de que Interior es consciente de que ETA está prácticamente derrotada, en las últimas semanas han llegado algunos informes al ministerio con datos que no invitan al optimismo.

Según ha conocido ECD, en estos documentos se puede leer que ETA está intentando reconstruir algún aparato (Jorge Fernández llegó a decir que estaban intentando reorganizar el aparato logístico).

Todas estas informaciones provienen sobre todo de sus colegas franceses, que siguen de cerca a los terroristas en su territorio. Han detectado, incluso, la incorporación de algún nuevo etarra a la clandestinidad hace escasos días.

En España, por su parte, la alarma saltó cuando se detectó un seguimiento a una alta personalidad del País Vasco -leer noticia-. Era el primer indicio, desde la tregua, que apuntaba a que ETA seguía activa en España.

A pesar de todo, las fuentes consultadas por ECD recalcan que se trata de movimientos muy menores y que el reclutamiento no es nada destacable. Remarcan que ETA tiene asumido que su final ha llegado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable