Seguridad

Un plus que reciben en todos los traslados

Guardias civiles enviados a Cataluña se quedan sin compensación por alojamiento

Agentes del GRS de Sevilla, que salieron hacia Barcelona tras la detención de Puigdemont, sólo cobran un complemento de manutención de 27 euros diarios

Guardias civiles, en un registro en Cataluña.
photo_cameraGuardias civiles, en un registro en Cataluña.

El fin de la “Operación Copérnico”, tras las elecciones autonómicas en Cataluña, supuso la retirada de la miles de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil enviados desde otros puntos de España en los meses más tensos del proceso independentista. Pero aún actualmente las Fuerzas de Seguridad organizan relevos de efectivos para reforzar la presencia en Cataluña.

Una vez que pasó el 21-D, fecha de las elecciones al Parlament, el Ministerio del Interior ordenó el regreso a sus lugares de destino a varios miles de policías y guardias civiles que se encontraban temporalmente en Cataluña para hacer frente al desafío secesionista de la Generalitat.

No todos los agentes de refuerzo fueron retirados. Algunos efectivos se quedaron reforzando a la plantilla normal de los dos cuerpos estatales, y también siguieron agentes de información dedicados a investigar discretamente los movimientos del independentismo.

Además, durante estos primeros meses de 2018 Interior ha mantenido un sistema de relevos, para mantener ese refuerzo en Cataluña con agentes de otros puntos de España. Es el caso, según ha podido saber El Confidencial Digital, de más de 40 agentes de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS, antidisturbios) de la Guardia Civil con base en Sevilla.

Fueron reclamados para ir a Cataluña el 27 de marzo, después de que Carles Puigdemont fuera detenido en Alemania y rebrotaran los disturbios por parte de sectores radicales del independentismo. Los agentes de Sevilla iban a reforzar a la Guardia Civil en Cataluña y a dar el relevo a compañeros procedentes de Valencia.

Fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncian que a estos guardias civiles de Sevilla les cambiaron “sobre la marcha”, cuando ya estaban de camino a Barcelona, las condiciones de este traslado.

Sólo complemento de manutención: 27 euros al día

En un primer momento les avisaron de que serían alojados en el cuartel de El Bruc, del Ejército de Tierra, pero finalmente les cambiaron a la comandancia de la Guardia Civil en Sant Andreu de la Barca. En estas instalaciones se habilitó hace unos meses una planta que estaba sin utilizar, y que se dispuso de forma apresurada para acoger a agentes enviados desde otras partes de España.

Pero, sobre todo, lo que ha indignado a los efectivos del GRS de Sevilla es que una vez ya iniciado el traslado a Barcelona -para el que se habían presentado voluntarios algunos agentes, pese a coincidir con la Semana Santa- les comunicaron que durante su estancia en Cataluña cobrarían una dieta de manutención, pero no de alojamiento.

El complemento de alojamiento, según guardias civiles consultados por ECD, lo cobran los miembros de la Guardia Civil cada vez que son enviados temporalmente a otro punto de España para una misión concreta. En el caso de los efectivos de los GRS, es algo muy habitual: por ejemplo, periódicamente son trasladados a Ceuta y Melilla para reforzar el despliegue en las vallas fronterizas con Marruecos, para evitar asaltos de inmigrantes ilegales.

Sin embargo, en la “Operación Copérnico” de septiembre a diciembre no se abonó el complemento de alojamiento a los guardias civiles enviados a Cataluña, debido a una orden de Interior que lo suspendió. La situación se normalizó tras ese gran despliegue especial, pero ahora se ha vuelto a suspender al menos a estos agentes enviados desde Sevilla, lo ha provocado el enfado.

Y es que, denuncian, tan sólo están recibiendo 27 euros diarios de manutención, cantidad que por sí también consideran reducida para desayunar, comer y cenar con el nivel de precios en Cataluña. Pero el hecho de no recibir el complemento de alojamiento les ha indignado hasta el punto que los servicios jurídicos de AUGC están analizando la legalidad de esta “discriminación” (a su juicio) en las retribuciones, para presentar una denuncia o al menos una queja ante el Consejo de la Guardia Civil.

Problemas en la comandancia de Sant Andreu

Las quejas de este grupo de guardias civiles van más allá. También se quejan de que en principio el traslado era hasta el día 6 de abril (desde el 27 de marzo), pero les extendieron la estancia al menos una semana más, y no descartan que se vuelva a alargar algunos días.

Hay que tener en cuenta que en estas últimas semanas se han producido las acciones de protesta de los CDR en autopistas de peaje, ha habido detenciones de miembros de estos grupos independentistas (con participación de la Guardia Civil), por lo que las Fuerzas de Seguridad han estado en alerta en estas semanas.

Además, está la cuestión de dónde se encuentran alojados. En un primer momento les comunicaron que serían ubicados en el cuartel de El Bruc, y finalmente está en la comandancia de Sant Andreu de la Barca en condiciones que consideran inadecuadas: cuartos de pequeñas dimensiones en las que duermen cuatro agentes, baños en mal estado y con malos olores, falta de servicio de limpieza, problemas con la lavandería... Por contra, aseguran que los agentes que les precedieron, del GRS de Valencia, estuvieron en condiciones mucho mejores.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?