Seguridad

La respuesta del ayuntamiento generaba dudas

Interior y Fomento lideran el operativo contra la nevada en Barcelona para evitar el caos en el Mobile

Los organizadores advirtieron que no tolerarían problemas logísticos. Los ministerios han movilizado a Protección Civil, al Servei Català de Trànsit, a Rodalies...

Panel informativo en una carretera de Cataluña.
photo_cameraPanel informativo en una carretera de Cataluña.

El fuerte temporal de nieve que cae estos días en Cataluña ha coincidido con uno de los mayores eventos que se celebran anualmente en Barcelona: el Mobile World Congress. Esto ha supuesto una nueva preocupación para las administraciones públicas que, como el Gobierno de Mariano Rajoy, estaban decididas a que no hubiera contratiempos en esta edición marcada por la tensión independentista.

Las turbulencias políticas y sociales de los últimos meses de 2017, en torno a la fase culminante del proceso independentista, provocaron la huida de varios miles de empresas y proyectos de inversión de Cataluña.

Esto puso en alerta a las administraciones, por si la situación podía inducir a GSMA a llevarse de Barcelona el Mobile World Congress hacia otra capital mundial. Los organizadores se muestran algo inquietos ante el vacío de poder en la Generalitat, y la posibilidad de mudarse a Milán e incluso a alguna ciudad del Golfo Pérsico amenaza a Barcelona para la edición de 2019.

El Gobierno de Rajoy ha tratado de que no se produjeran altercados, aunque no ha podido evitar que los Comités de Defensa de la República (CDR) reunieran a varios cientos de personas para protestar contra la visita del rey, o que otros hicieran propaganda independentista en el aeropuerto, o que cortaran la calle a la salida de la Fira...

Los organizadores temían problemas logísticos

El Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes del Gobierno de España, que el Ejecutivo de Rajoy se ha volcado estos días en controlar hasta el más mínimo incidente en el Mobile World Congress hasta el punto de movilizar ante el temporal de nieve que azota estos días gran parte de España, pero especialmente Cataluña.

Hay que tener en cuenta que desde finales del mes de octubre la responsabilidad de cada departamento de la Generalitat recae, en última instancia, en un determinado ministerio del Gobierno de España, en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Pues bien: en este caso han sido los ministerio del Interior, que dirige Juan Ignacio Zoido, y de Fomento, de Íñigo de la Serna, los que han tomado las riendas para garantizar que las nevadas no suponían un incordio para los participantes del Mobile World Congress.

Y es que al Gobierno de España los organizadores le habían trasladado que no tolerarían cortes en las comunicaciones ni problemas logísticos. Esto, en principio, parecía amenazado por los independentistas radicales si aprovechaban este evento para hacerse notar y se movilizaban cortando carreteras, vías férreas...

Eso no ocurrió, pero la intensidad de las nevadas desató el miedo a problemas en los transportes. De forma que desde los ministerios de Interior y Fomento dieron órdenes a los distintos organismos de la Generalitat para volcarse en evitar cualquier situación de colapso.

Los organismos que controlan Interior y Fomento

En estos días se han aplicado medidas rigurosas para que no se llegaran a producir escenas de atascos, cortes... que además de perjudicar a los catalanes en general, afectara a los participantes del Mobile World Congress y empañara la imagen de Barcelona.

Se suspendió el transporte escolar, se prohibió la circulación de camiones de más de siete toneladas, se recomendó no utilizar vehículos privados en el Área Metropolitana de Barcelona ante posibles atascos, y a los asistentes al Mobile se les avisó por megafonía que si pernoctaban fuera de la ciudad de Barcelona era aconsejable que se marcharan pronto por si se agravaba la nevada.

Todo ello bajo el impulso y el control del Gobierno de España. El Real Decreto 944/2017 que se aprobó al amparo del artículo 155 activado por el Senado repartió entre los ministerios las competencias y organismos de la Generalitat.

De ahí que el Ministerio del Interior, por ejemplo, tenga bajo su supervisión no sólo a los Mossos d’Esquadra (policía integral de Cataluña, incluida la regulación del tráfico), sino también a la Dirección General de Protección Civil, al Servei Català de Trànsit (la DGT autonómica), el Centro de Atención y Gestión de llamadas de urgencia 112...

Por su parte, el Ministerio de Fomento controla la Dirección General de Transportes y Movilidad de la Generalitat, y por debajo, los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), Rodalies, los aeropuertos...

En todos estos departamentos y organismos autonómicos los ministerios han dado órdenes de reforzar los servicios en Barcelona y alrededores para garantizar la normalidad de las líneas de transporte: también, entre otros motivos, debido a que había ciertas dudas con la capacidad de respuesta del Ayuntamiento de Barcelona, gestionado por Ada Colau, para hacer frente a una situación meteorológica muy compleja como la que se planteaba con este temporal de nieve.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo