Seguridad

La Guardia Civil desarticula organización criminal dedicada al robo en estaciones de servicio

Los tres arrestados, ocultos con pasamontañas, accedían a los locales para apoderarse de la recaudación y de otros objetos de valor

Guardia Civil
photo_camera Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres de 31, 32 y 40 años, nacionalidad española y vecinos de Águilas, por su presunta implicación en siete robos con fuerza cometidos en estaciones de servicio de los municipios murcianos de Lorca y Puerto Lumbreras, y de Cuevas de Almanzora, en Almería, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La operación, denominada 'Fuel Station', se inició a principios de octubre, cuando el Instituto Armado investigaba una serie de robos en estaciones de servicio de la comarca del Alto Guadalentín que, por su continuidad, había generado cierta alarma social.

Los ladrones eran varios individuos que, ataviados con pasamontañas, accedían a los locales para apoderarse de la recaudación y de otros objetos de valor fáciles de transportar.

La agilidad con la que actuaban hizo sospechar a los efectivos movilizados de que los autores conocían de antemano las estaciones de servicio, sus vías de acceso y las medidas de seguridad con las que contaban, por lo que podía tratarse de personas asentadas en la zona.

Colaboración con la policía local de Lorca (Murcia)

Mientras avanzaba la labor investigadora, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Lorca, estableció una serie de discretos operativos en gasolineras del entorno del municipio. Uno de ellos se organizó en una de las estaciones de servicio que aún no habían sido objeto de estos robos y que, por su situación, podía ser un objetivo.  

Los agentes observaron a un vehículo que se aproximó y, después de reconocer la zona, huyó precipitadamente del lugar, siendo interceptado en las proximidades. En el coche viajaban tres individuos con un extenso historial delictivo que portaban varias herramientas como patas de cabra, palancas, tenazas y un radial de corte, además de pasamontañas y guantes.

Los indicios obtenidos en las inspecciones oculares, después del visionado de las cámaras de seguridad de los establecimientos, aportaron a los agentes información que permitió conocer que se trataba de varios individuos que, ocultos con pasamontañas, accedían a los locales para apoderarse de la recaudación y de otros objetos de valor, fáciles de transportar, con cierta agilidad.

Esta agilidad, hizo sospechar que conocían de antemano las estaciones de servicio, sus vías de acceso y las medidas de seguridad con las que contaban, por lo que podía tratarse de personas asentadas en la zona.

 

En el vehículo, además, se hallaron varias baterías, mangueras de arranque de vehículos, linternas led, cinta aislante y otros objetos que fueron identificados como procedentes de los robos en otras estaciones de servicio. La operación 'Fuel Station' ha culminado con la desarticulación de un experimentado grupo criminal, formado por tres varones que han sido detenidos como presuntos autores de siete delitos de robo con fuerza.

Los arrestados, los efectos intervenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 7 de Lorca, cuyo titular ha ordenado su ingreso en prisión.

El juez ha decretado prisión provisional para los tres hombres de 31, 32 y 40 años, nacionalidad española y vecinos de Águilas (Murcia), por su presunta implicación en siete robos con fuerza cometidos en estaciones de servicio de los municipios de Lorca y Puerto Lumbreras, y de Cuevas de Almanzora, en Almería.

Destacamento de la Guardia Civil muy activo

Se da la circunstancia que el pasado 8 de octubre, la Guardia Civil intervino en una tienda de Lorca más de 300 accesorios para teléfonos móviles falsificados con un valor en el mercado que habría alcanzado los 5.000 euros, según informó el instituto armado.

Especialistas del servicio fiscal de la Benemérita constataron la venta de accesorios para teléfonos móviles de reconocidas marcas en un comercio que no era distribuidor oficial de esos productos.

Ante esta situación, los agentes inspeccionaron el establecimiento y localizaron 317 artículos, entre los que se encontraban carcasas, cargadores, cables USB, así como baterías y pantallas de reconocidas y prestigiosas marcas comerciales.

El examen de estos productos permitió comprobar que se trataba de copias o réplicas de los originales que inducían a error a los consumidores.

Según se desprende de la investigación, en el momento de la venta, el comerciante retiraba las etiquetas que sirven para proteger el logotipo de la marca de las pantallas o baterías, como si de un artículo nuevo y original se tratase.

La operación ha finalizado con la investigación de la persona que regentaba el establecimiento como presunta autora de delito contra la propiedad industrial.

Las diligencias, los efectos incautados y la persona investigada han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de Lorca.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable