Seguridad

Marcha independentista. La Policía Nacional entra en Cataluña para garantizar que no habrá ataques a edificios públicos. Lea el despliegue de los Mossos d’Esquadra

La 'Diada', y la convocatoria de la 'Vía Catalana por la Independencia' han provocado un despliegue especial de la Policía Nacional, que quiere evitar ataques a edificios públicos durante las movilizaciones. Los Mossos d'Esquadra, por su parte, han recibido órdenes específicas para facilitar la marcha de los manifestantes separatistas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la Policía Nacional ha decidido trasladar a Cataluña a dos Unidades de Intervención Policial, procedentes de Zaragoza y Valencia, para reforzar la seguridad durante la ‘Diada’. El objetivo es proteger a sedes gubernamentales de posibles actos vandálicos durante las concentraciones.

En total, han sido enviados cien agentes antidisturbios, que también evitarán cualquier altercado entre los manifestantes y el resto de ciudadanos.

A ese grupo de policías podrían unirse, a lo largo de la jornada de hoy, otros agentes antidisturbios procedentes de otras UIP de la Península: “La Dirección General ha dado la orden de que estemos todos preparados por si hay que acudir a Cataluña si la situación lo requiere”, explican las fuentes consultadas por ECD.

La Brigada de Información seguirá la marcha independentista

Además de los cien agentes antidisturbios, la Policía Nacional ha destinado a Cataluña a un grupo de policías de la Brigada de Información, que seguirán de cerca el desarrollo de las manifestaciones y de la marcha independentista que se celebrarán hoy en la región.

Su objetivo es informar a la Dirección General y al ministerio del Interior del discurrir de las concentraciones: “Tendrán que identificar a los impulsores, descubrir si han acudido grupos violentos, etc”.

Los Mossos d’Esquadra facilitarán la ‘Vía Catalana’

El Confidencial Digital ha tenido acceso al dispositivo de los Mossos d’Esquadra para la jornada de este miércoles, que ha sido diseñado por el inspector Jordi Puig Vilageliu.

En el documento, difundido el pasado día 5 de septiembre, se especifica que la policía autonómica prevé una participación de unas 400.000 personas en la cadena humana para “reivindicar la independencia de Cataluña”.

Para garantizar el éxito de la ‘Vía Catalana’, los Mossos d’Esquadra realizarán un despliegue especial por las carreteras N-II y N-340, desde La Jonquera hasta la Comunidad Valenciana. Los agentes tendrán que tener en cuenta las siguientes instrucciones:

--De 13 a 14.30 horas, deberán prohibir el tráfico a los vehículos de mercancías cuyo peso sea superior a 3.500 kilos.

--De 14.30 a 16.45, autorizarán el estacionamiento de vehículos en los arcenes de la carretera sentido norte; activarán dos puntos de control; y prohibirán cambios de sentido de los vehículos.

--De 16.45 a 17 horas, se cerrarán las salidas de la autopista hacia la “vía catalana”. La circulación solo se limitará por “casos especiales”.

--De 18 a 18 de la tarde, los policías autonómicos sí restringirán totalmente el acceso de más vehículos a la “vía catalana”. La prohibición no será aplicable a “vehículos oficiales en servicio prioritario”.

--De 18 a 19 horas, empieza la “fase de vaciado”, con el inicio de la circulación de vehículos estacionados en el arcén sentido norte. Se prohíben los cambios de sentido o circulación en sentido sur. Para evitar estos comportamientos, se establecerán controles en “rotondas o sitios similares”.

--Desde las 19 al final de la concentración, se autorizará el uso de la vía en los dos sentidos de circulación y también estarán permitidos los cruces transversales de otras vías.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?