Seguridad

Ante el aumento de la conflictividad en las calles

Los Mossos amplían un mes el plan para proteger sedes de partidos en Cataluña

El dispositivo Minerva debía concluir esta semana, pero los mandos han dado orden de mantenerlo hasta el 24 de junio

Agentes de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraAgentes de los Mossos d'Esquadra.

La conflictividad social en Cataluña a cuenta del proceso independentista repuntó a finales de marzo, cuando Puigdemont fue detenido en Alemania e ingresaron en prisión provisional varios ex consejeros y líderes secesionistas. Eso llevó a los Mossos d’Esquadra a poner en marcha un dispositivo especial que tenía como fecha de caducidad el 22 de mayo.

La noticia de la captura del ex presidente de la Generalitat en Alemania ya motivó una concentración minoritaria pero violenta contra la Delegación del Gobierno en Barcelona que se saldó con cargas policiales, lanzamiento de objetos, quema de contenedores y varios policías autonómicos heridos.

Después llegó la Semana Santa, y los Comités de Defensa de la República (CDR) se desplegaron en autopistas de peaje para levantar las barreras como forma de protesta. Los independentistas comenzaron a hablar de una “primavera catalana”, como referencia a un posible levantamiento popular contra el Gobierno de España.

Ante estos sucesivos altercados, y en previsión de que aumentara la conflictividad, la Prefectura de los Mossos dEsquadra puso en marcha un plan especial para proteger edificios que podrían ser objeto de ataques por independentistas radicales: sedes de tribunales, de partidos políticos, de instituciones del Estado... Se denominó dispositivo o plan Minerva, y estaba formado por cuatro subplanes para cubrir los edificios anteriormente señalados y también para estar prevenidos ante cualquier movilización violenta.

El plan Minerva tenía como fecha de finalización el 22 de mayo, que justo era el día límite para investir a un presidente de la Generalitat antes de que convocar nuevas elecciones.

Pues bien: fuentes policiales explican a El Confidencial Digital que llegó el 22 de mayo (este pasado martes) y los Mossos no dieron por finalizado este despliegue especial de seguridad. Al contrario, la dirección del cuerpo ha decidido ampliar el dispositivo Minerva hasta el 24 de junio, que es la fiesta de Sant Joan en Cataluña.

Hay que señalar que, si bien el Parlament ha elegido a un nuevo presidente, justo en los últimos días se han producido algunos incidentes en Cataluña a cuenta del proceso independentistas: por ejemplo, lo sucedido en la playa de Canet de Mar, cuando un grupo de contrarios a la secesión acudieron a retirar cruces amarillas colocadas por los políticos presos, y acabó produciéndose un choque con empujones, patadas y heridos leves con independentistas que quería evitar que quitaran esas cruces.

Por el momento, se mantiene el mismo nivel de alerta dentro de este plan que se activó al inicio, a principios de abril. No se ha llegado a elevar a un nivel mayor, que estaba previsto si la tensión en las calles por la situación política aumentaba de forma considerable.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable