Seguridad

Cambio en la cúpula de los servicios de inteligencia

Primera mujer al frente del CNI: Beatriz Méndez de Vigo será nombrada directora

Moncloa tiene tomada la decisión de que sustituya a Félix Sanz Roldán si vuelve a gobernar tras el 26-J. Cuenta con el apoyo de Rajoy y Sáenz de Santamaría

Beatriz Méndez de Vigo (a la izquierda) el día de su toma de posesión como 'número 2' del Centro Nacional de Inteligencia.
photo_cameraBeatriz Méndez de Vigo (a la izquierda) el día de su toma de posesión como 'número 2' del Centro Nacional de Inteligencia.

Beatriz Méndez de Vigo tiene todas las papeletas para convertiste en la próxima directora del Centro Nacional de Inteligencia. Siempre que el PP continúe en la Moncloa tras las próximas generales, convocadas para el 26 de junio. La sustituta de Sanz Roldán cuenta con el visto bueno de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría.


Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes políticas, y ha contrastado también con voces de los servicios de inteligencia, en el PP se da por hecho que la próxima directora del CNI será la actual número dos y secretaria general del Centro, Beatriz Méndez de Vigo.

La decisión, que según ha podido saber ECD “ya está tomada y es firme”, supondría la llegada de la primera mujer a la dirección de los servicios secretos españoles. Siempre y cuando el Partido Popular revalide una nueva legislatura en las próximas elecciones.

Se apunta, como un síntoma más de que Méndez de Vigo ha dado un paso adelante en su proyección pública –la única figura puramente pública del CNI es el director-, el hecho de la reciente entrevista en Telva, en la que desvela detalles de su día a día y también habla sobre su trayectoria en los servicios secretos.

Las apariciones públicas no acaban ahí: este mismo jueves participa en un acto en recuerdo de su bisabuelo, el poeta mejicano Francisco Asís de Icaza.

Un golpe de efecto: una mujer ‘espía’

Tal y como adelantan las fuentes de toda solvencia consultadas por ECD, en la toma de decisión se han valorado diversos factores prácticos y técnicos a la hora de decantarse por Méndez de Vigo.

Durante años se había pensado en la anterior número dos de ‘La Casa’, Elena Sánchez Blanco, como candidata a convertirse en la primera mujer al frente de los espías españoles. Sin embargo, el Gobierno de Rajoy decidió apostar por renovar a Sanz Roldán, y a ella enviarla a Washington en agosto de 2012, pocos meses después de llegar a la Moncloa.

Un relevo natural

Otro de los factores para el nombramiento de Méndez de Vigo es que se trataría de un ‘relevo natural’: ella es quien actualmente lleva el Centro, como cabeza visible de los departamentos de Inteligencia y Operaciones, las dos áreas más importantes en el trabajo de los espías españoles. De hecho, Sanz Roldán ha delegado en ella la gestión del día a día.

Además, en Moncloa se ha valorado su largo historial en la ‘Casa’, como analista de inteligencia económica y contrainteligencia. Desde 2011, representó al CNI en la República Federal de Alemania, donde uno de sus desempeños más importantes fue seguir los ataques a la credibilidad económica de la Unión Europea en los años más duros de la crisis. Las amenazas económicas son hoy una de las prioridades del Centro.

Años antes, en 2002, el CNI la nombró jefa del Departamento de Relaciones con Servicios de Inteligencia. Una sección vital porque se ocupa de los contactos de la inteligencia española con otros servicios extranjeros.

Este aspecto resulta “clave”, según las fuentes consultadas, para la lucha contra el terrorismo yihadista, que en este momento es, junto a la ciberseguridad, la prioridad fundamental de la ‘Casa’.

De confianza en el PP

Nacida en 1958, la actual secretaria general del CNI es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense. Ingresó en 1983 en el entonces Centro Superior de Información de la Defensa (CESID), y prestó servicios como analista en la División de Inteligencia Exterior para cuestiones relacionadas con países del Pacto de Varsovia.

Pertenece a una familia con muy buenas -y duraderas- relaciones dentro el Partido Popular. Es hermana de Íñigo Méndez de Vigo, durante muchos años europarlamentario del PP en Bruselas, posteriormente secretario de Estado para la UE, y actual ministro de Educación en funciones.

Desde el principio tiene la confianza del Gobierno de Mariano Rajoy, y especialmente la de Soraya Sáenz de Santamaría. En 2012, pocas semanas antes de su nombramiento como número dos del CNI, Méndez de Vigo fue requerida en Moncloa por la propia vicepresidenta para una ‘misión’ específica: ayudar a frenar la crisis de la prima de riesgo, que amenazaba a la economía española con un rescate por parte de la Unión Europea.

Su desempeño gustó a Sáenz de Santamaría y con ello se ganó su confianza, explican las fuentes políticas consultadas. Desde entonces, su colaboración con Vicepresidencia ha sido muy estrecha.

Y cercana a la Casa Real

El nombramiento del director del CNI es una decisión que toma el Gobierno, pero habitualmente suele contar con el visto bueno de la Casa Real. Zarzuela no tiene capacidad de veto ni de decisión, pero Moncloa suele escuchar el sentir del monarca ante un candidato concreto. Así se ha hecho hasta ahora, con los distintos presidentes.

Méndez de Vigo es hija de un teniente de infantería destinado en Tetuán, circunstancia que antaño favorecía la entrada en los servicios secretos. La familia, por parte de madre y padre, tienen vínculos con diversas líneas de la nobleza española, como el marqués de Cubas, con parentesco con la Familia Real, y enlaza con el marqués de Esquilache, de quien su madre es descendiente directa.

El relevo de Sanz Roldán se aparcó

El actual director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, fue el último director de ‘La Casa’ nombrado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Se esperaba que, con la llegada a La Moncloa tras las elecciones de diciembre de 2011, el PP procediese al relevo una vez se instalase en la Moncloa.

Sin embargo, la buena sintonía que mostraron desde un primer momento la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y Sanz Roldán, así como el beneplácito del rey Juan Carlos I, provocaron una prórroga a su mandato.

El julio de 2014, hace casi dos años, se cumplieron los cinco años de mandato de Sanz Roldán al frente de los servicios de inteligencia, según el plazo que establece el estatuto del Centro. Sin embargo, la prioridad de diversos asuntos vitales para la seguridad de España, como la posible independencia de Cataluña, junto con el relevo en la Corona y la proclamación del rey Felipe, así como el incipiente ascenso –entonces- del Estado Islámico convencieron a Moncloa para prorrogar su mandato hasta el final de la legislatura.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes