Seguridad

Alerta por gota fría: la Universidad de Castellón cierra tras un motín de profesores

Un sindicato de trabajadores envió un mail a la rectora avisándole de que sería la única responsable si se producían daños personales por el temporal

Bomberos de Castellón.
photo_cameraBomberos de Castellón.

Alerta máxima en Castellón. La gota fría está descargando con fuerza en toda la provincia desde el jueves por la tarde. Las lluvias persistirán durante toda la jornada del viernes y han provocado la suspensión de las clases en numerosos colegios y en la Universidad, inundaciones, evacuaciones y rescates de personas atrapadas en vehículos.

En este contexto, el sindicato STEPV (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza del País Valencià) envió un email este jueves a las 12:06 a la rectora de la Universidad Jaume I de Castellón, con copia a todos los profesores y personal de servicio.

Expuso que “no encontramos ninguna justificación para poner en riesgo la vida y la salud de ninguna persona (…) y os pedimos que hagáis extensible a toda la comunidad universitaria la suspensión de actividades en la Universidad Jaume I. Confiamos que no haya que lamentar ningún daño personal”.

Miembros del personal de la Universidad, a los que ha tenido acceso Confidencial Digital se mostraron “asombrados” por el tono de ese correo electrónico, “pretendiendo prácticamente responsabilizar a la Rectora de cualquier daño personal que se produjera, y obligándole a cerrar la universidad”.

Poco después de ese mail, en concreto a las 13:35 del jueves, la Universidad tomó la decisión de suspender las clases y cerrar el recinto universitario.

Lo comunicó a través de un correo, que decía: “La Universidad Jaume I, dada la ampliación de la alerta roja a lo largo de la mañana del viernes, cerrará el campus hoy (jueves) a partir de las 14 horas hasta el sábado, suspendiendo toda actividad laboral, por aviso de preemergencia de nivel rojo y ante la previsión de fuertes lluvias en la provincia de Castellón (…) Las clases se suspenden hasta el lunes próximo así como las actividades académicas”.

Más de 200 litros por metro cuadrado

Según han confirmado a ECD desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, “hemos tenido que intervenir en más de 20 localidades de la provincia, siendo las más afectadas las de Benicarló y Alcalá de Xivert-Alcossebre”.

La zona norte de la provincia de Castellón es la que presenta mayores complicaciones. En Alcalá de Xivert, se han registrado ya 225 litros por metro cuadrado. Lo peor se ha vivido durante la noche en Alcossebre, que pertenece a Alcalá de Xivert y es un lugar turístico junto al mar, pues varias urbanizaciones han quedado inundadas.

En Torreblanca ya han caído 184 litros por metro cuadrado, en Tírig 181 litros… y continúa lloviendo con intensidad. En Burriana y Villarreal, decenas de personas han sido desalojadas de sus viviendas. En el caso de Burriana, 40 personas han tenido que pasar la noche en un polideportivo.

El trabajo de los bomberos se ha multiplicado de norte a sur de la provincia de Castellón, en puntos como Peñíscola o Villarreal.

“Las mayores complicaciones han estado en la red viaria, y en rescate de personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos a causa del agua, lo que ha generado 30 avisos por este motivo”, explican a ECD desde el Consorcio Provincial de Bomberos, que ya han tenido que rescatar a 20 conductores.

Carreteras cortadas

En concreto, la carretera nacional N-340 ha estado cortada a primera hora de este viernes a la altura de Alcalá de Xivert en ambos sentidos. Ahora se encuentra abierta, pero existe el riesgo de que pueda ser de nuevo cerrada en las próximas horas.

Otras carreteras como la CV-137 en Calig, la CV-1486 en Oropesa o la CV-230 a la altura de Alfondeguilla siguen cortadas cortadas en ambos sentidos. En la autovía A-7, a la altura de Almenara, se registran problemas de circulación.

También se han tenido que emplear a fondo los bomberos para trasladar algunas personas que necesitaban acudir a tratamientos médicos y no podían salir de sus casas por el agua.

El dispositivo del Consorcio abarca todos los medios disponibles en esta situación meteorológica tan adversa: 26 camiones autobomba apoyados por 52 equipos de achique divididos en 10 electrobombas, 34 motobombas y 8 turbobombas. También tiene preparado todo el material de la Unidad de Rescate Acuático, en previsión de que se tuviera que utilizar, que incluye 3 motos acuáticas, 5 botes de rescate y varias embarcaciones.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes