Seguridad

El alpinista se vuelve prudente: descienden los rescates en montaña

Los datos de la Guardia Civil confirman por tercer año consecutivo una rebaja en el número de salvamentos

Alpinistas de montaña de la Guardia Civil
photo_cameraAlpinistas de montaña de la Guardia Civil

Por tercer año consecutivo, la cifra de alpinistas rescatados en montaña ha descendido. Entre las razones que explican este descenso progresivo está la campaña de concienciación llevada a cabo por la Guardia Civil y la mayor publicidad en los medios de comunicación, así como la mayor prudencia de los alpinistas. 

Según datos provisionales de la Guardia Civil, a mediados de agosto de este año se han llevado a cabo unas 621 operaciones, cifra que contrasta con los 679 salvamentos realizados por el servicio de montaña y por los medios aéreos de la Guardia Civil el año pasado por estas mismas fechas. Además, si se comparan las cifras de todo 2017, cuando se realizaron 894 salvamentos, con los datos de 2016, de 950 intervenciones, se ve claramente el progresivo descenso de rescates en montaña. 

Los datos 

En datos de la Guardia Civil, de las citadas 621 operaciones de rescate en lo que llevamos de año, 412 se han realizado con apoyo de helicóptero y 209 con medios en tierra.

Y según un informe del Ministerio del Interior, durante el año 2017, las unidades dependientes del Servicio de Montaña de la Guardia Civil realizaron 894 operaciones de rescate, de las cuales 615 se realizaron con el apoyo del helicóptero y 279 sin éste.

En comparación con el año 2016, los rescates disminuyeron considerablemente. Se pasó de 950 intervenciones a las citadas 894, y el número total de salvados también descendió un 9,14 %. Por su parte, el número de fallecidos no sufrió variación, existiendo un descenso del 2,31 % de heridos, pasando de 562 a 549 personas en 2017.

El número de rescatados ilesos fue de un 15,30 % menos, pasando de 771 personas a 653. Y también hubo un pronunciado descenso en las víctimas, con un total de 1.434 víctimas en 2016 con respecto a las 1303 del pasado año.

Los medios aéreos y el servicio de montaña

El aumento de las actividades al aire libre durante la década de 1960 trajo consigo la nueva necesidad de rescatar a personas accidentadas o extraviadas en áreas de montaña. Por ese motivo se crearon, en 1967, las Unidades de Esquiadores y Escaladores, encargadas tanto del rescate en montaña como de la vigilancia de los pasos fronterizos en los Pirineos.

En 1981 se reorganiza el Servicio creándose los actuales Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM). A lo largo de los años, el Servicio de Montaña se ha ido adaptando a las nuevas necesidades, como el barranquismo o el socorro en cuevas y hasta rescate en medios acuáticos.

Debido a la dificultad orográfica de muchas de las zonas de actuación, numerosas acciones de rescate se realizan frecuentemente en colaboración con el Servicio Aéreo de la Guardia Civil, que cuenta, entre otros, con los helicópteros EC-135.

El futuro: posible uso de drones

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a este medio que actualmente no utilizan drones para las operaciones de rescate. Sin embargo, han añadido que “está en estudio” la posibilidad de su uso en el futuro para el apoyo de búsqueda de desaparecidos.

También remarcan la opción futura de utilizar los aparatos no tripulados para la realización de búsquedas de señales de dispositivos electrónicos en avalanchas, concretamente en la fase primaria de ese tipo de rescates.

Por su parte, ECD ha entrado en contacto con algunos expertos en drones de salvamento, que han detallado dos modelos actualmente en el mercado que podrían estar en fase de estudio de la Guardia Civil.

El primero de ellos es un dron de ala fija, especial por sus funciones para uso militar. Con unas dimensiones de 5 metros y entre 8 y 10 horas de autonomía, es capaz de llegar a un rango de 100 kilómetros, estando operativo hasta 500.

Sus funciones son las operaciones de emergencia y de vigilancia. Está equipado con cámaras térmicas HD con aumentos, y tiene la posibilidad de transportes de objetos de hasta 10kg. También seguimiento de objetivos. Su precio totalmente equipado es de 220.000 euros.

El otro aparto es un dron híbrido, fabricado por el grupo Aero Cámaras. Es un dron de menores capacidades que el anterior, pero bastante más asequible económicamente con un precio de 40.000 euros, y que ya se ha utilizado en casos reales.

El dron híbrido de Aero CámarasEl dron dispone de 4 horas de autonomía, y sus funciones especiales lo hacen idóneo para emergencias, búsqueda y rescate de personas, aunque también para otras actuaciones como el localizar focos de incendio.

Entre sus capacidades está el transportar víveres, medicinas, un arnés, un walkie, un cabestrante de tirolinas y hasta un salvavidas provisto de 500 metros de cuerda para el rescate acuático. Fuentes del grupo destacan que han trabajado con destacamentos de la Armada de Marín y de Cádiz, y que están en contacto con otros países para vender estos servicios.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?