Seguridad

El cambio se aprobó en 2015

Los antidisturbios de la Policía dan marcha atrás al traslado de la sede central de Madrid

La Jefatura de las Unidades de Intervención se mudó hace dos años al complejo de Valdelatas (Tres Cantos). Volverá a Moratalaz, de donde no se llegaron a mover la mayoría de los agentes

El Ministerio del Interior y la Dirección General de Policía impulsaron en 2015 el traslado de las Unidades de Intervención Policial, los antidisturbios, de su sede histórica del barrio de Moratalaz al municipio de Tres Cantos, concretamente al complejo de Valdelatas. La mudanza tuvo contratiempos, no se completó totalmente y además ahora se va a revertir.

Así lo explican al Confidencial Digital fuentes de la Confederación Española de Policía (CEP) en Madrid. Recientemente la comisaria jefa de Coordinación y Planificación les comunicó la decisión que regresar a Moratalaz, barrio del este de Madrid en el que se ubica un complejo que ha sido sede tradicional de los antidisturbios de la Policía Nacional.

El proyecto de traslado se concretó en mayo de 2015, cuando el Ministerio del Interior firmó un acuerdo con la Comunidad de Madrid por el cual el gobierno regional cedió a la Policía unas instalaciones en Valdelatas, en el municipio de Tres Cantos, donde estaba la academia de policías locales. Estos últimos, por su parte, empezaron a formarse en la Academia de la Policía en Ávila.

El traslado se fue retrasando -tal y como se informó en estas páginas-, pero finalmente se completó aunque sólo en parte. Las fuentes del CEP consultadas explican que sólo se trasladó la parte administrativa, la Jefatura de Unidades de Intervención Policial, mientras que el grueso de los agentes que tenían su base en Moratalaz allí se quedaron.

Sólo acuden algunos efectivos de vez en cuando a Valdelatas, sobre todo para realizar entrenamientos, ejercicios... ya que en esas instalaciones de Tres Cantos disponen de galería de tiro, edificio para ensayar asaltos, pista de atletismo...

Ahora, los planes de la jefatura de las UIP es regresar a Moratalaz. De esta forma, próximamente abandonará Valdelatas y volverá a instalarse en su antigua base.

Los mandos no han precisado aún el calendario para este regreso, que va a coincidir con obras de rehabilitación en Moratalaz. En las dependencias que la jefatura abandonó hace un par de años se van a efectuar reformas: pintura, cambios en carpintería exterior, sustitución del sistema eléctrico, rehabilitación de puertas y ventanas...

Desde el CEP lamentan “las prisas” con las que se quiso llevar a cabo el traslado de Moratalaz a Valdelatas hace unos años, que obligaron a llevar a cabo obras en la nueva sede y por las que ahora van a pedir cuentas.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo