Seguridad

“No soporto que hagan daño a un animal o a un niño”. El argumento de la etarra ‘La Tigresa’ (23 asesinatos, condenada a 2.114 años) para apuntarse en la cárcel a cuidar perros

Idoia López Riaño, ‘La tigresa’, que formó parte del ‘comando Madrid de ETA más activo y participó en más de una veintena de asesinato, ahora recluida en la prisión de Nanclares de la Oca (Álava), se ha inscrito en la cárcel en un curso de cuidado de perros. Dice que es una defensora de los animales.

La terrorista más sanguinaria de ETA, condenada por matar a 23 personas, ha asegurado, a la hora de pedir esa ocupación, que “no puede soportar que se le haga daño a un animal o a un niño”. En estos términos, al menos, se expresó cuando los responsables de la prisión alavesa, actual residencia de buen número de pistoleros arrepentidos, le preguntaron por qué se apuntaba a ese curso de terapia con animales.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes penitenciarias, ‘Margarita’, nombre con el que fue bautizada en la banda terrorista (más tarde, los medios de comunicación le apodaron ‘La tigresa’ por sus enormes ojos, aunque ese sobrenombre pertenecía a otra pistolera, Elena Bárcenas Argüelles, actualmente en Cuba), manifestó a los delegados de la prisión que ella era una luchadora por quienes por sus propios medios no se pueden defender por sí solos,

Tras inscribirse en el programa TACA (Terapia Asistida con Animales), López Riaño se encarga de cuidar a dos perros de la raza Golden Retriever, que han sido incorporados ‘ad hoc’ en el centro penitenciario alavés.

Según las fuentes citadas, López Riaño se encuentra interna en el módulo de primer grado y no dispone de ningún beneficio penitenciario. Está condenada a 2.114 años de cárcel por, entre otras acciones, ser quien colocó la furgoneta que mató a 12 guardias civiles en la madrileña plaza de la República Dominicana.

El pasado mes de julio, ECD desveló en exclusiva que había sido trasladada a Nanclares de la Oca tras haber firmado un documento en el que rechazaba la violencia de ETA –ver noticia-.

‘La Tigresa’ suscribió estas palabras: “Tras una reflexión personal, de forma libre y sin injerencias, manifiesto sinceramente, mi ruptura con ETA. Asimismo, expreso mi pesar por el daño causado a personas, todas inocentes, a sus familiares y a la sociedad, por mi actuación en la organización ETA. En lo que esté de mi mano, me comprometo desde ahora a reparar el daño causado, y muestro mi solidaridad y cercanía con las víctimas. Expreso con el mismo convencimiento mi rechazo a la utilización de medios violentos, reconociendo que las ideas y los proyectos políticos deben defenderse exclusivamente por medios pacíficos”.

El objetivo de esta terapia con animales en la que López Riaño colabora es ayudar a los internos a reinsertarse en la sociedad. Según experimentos llevados a cabo con reclusos, ese programa provoca que exista menos conflictividad en las prisiones, activa sentimientos positivos (ternura, compasión, supervivencia…) y ayuda a tener la cabeza ocupada.

Les hace, además, huir de la rutina y les ayuda a reflexionar sobre su situación actual, alejándoles de cualquier herencia del pasado.

 

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?