Seguridad

La aspirante a primera mujer del grupo de élite de la Guardia Civil desata un terremoto interno

Pese a lesionarse y recibir informes desfavorables de los instructores del Curso de Adiestramientos Especiales, no ha sido excluida como se ha hecho con otros alumnos

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, charla con la teniente que aprobó el Curso de Adiestramientos Especiales.
photo_camera La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, charla con la teniente alumna del Curso de Adiestramientos Especiales.

Una teniente de la Guardia Civil aspira a convertirse en la primera mujer en superar el Curso de Adiestramientos Especiales del cuerpo, el que se requiere para ingresar en el Grupo de Acción Rápida: el GAR, el grupo de élite, famoso por haber liberado en 1997 a José Antonio Ortega Lara del zulo donde ETA lo tuvo secuestrado más de 500 días.

Confidencial Digital ha podido saber que el desempeño de esta teniente en el curso está provocando polémica.

El curso acaba este mes de marzo tras un retraso de un mes por el coronavirus, y la teniente es una de las ‘supervivientes’, ya que muchos de los alumnos que comenzaron en otoño han ido abandonando o siendo apartados por la dureza y la exigencia máximas que caracteriza el Curso de Adiestramientos Especiales.

Fuentes internas de la Guardia Civil explican a ECD que a lo largo del curso actual al menos una parte importante de los instructores y profesores del Centro de Adiestramientos Especiales (CAE) de Logroño han elevado informes con valoraciones negativas de esta teniente.

No se trata de que no realizara bien los ejercicios, sino que no alcanzaba el nivel muy alto que se exige en este curso, para seleccionar sólo a los guardias civiles que sobresalen de forma destacada y por ello pueden ingresar en el Grupo de Acción Rápida.

La teniente ingresó después de superar las pruebas de acceso al curso, que se celebraron en septiembre. Algunas fuentes señalan que desde hace unos años, en las pruebas previas para el Curso de Adiestramientos Especiales las mujeres que optan compiten sólo entre sí, tienen baremos distintos a los hombres.

Llegó de la academia con buenas referencias

En cualquier caso, esta teniente pasó las pruebas, a las que se presentó después de salir de las academias. Los oficiales de la Guardia Civil se forman dos años en la Academia General Militar de Zaragoza, junto a los alféreces del Ejército de Tierra, y después pasan tres años en la Academia de Oficiales de la Guardia Civil en Aranjuez (Madrid).

La teniente llegaba con muy buenas referencias, como una persona muy preparada. Y ciertamente, según personas conocedoras del curso, ha mostrado un muy buen desempeño en la parte teórica del Curso de Adiestramientos Especiales que se desarrolla en Logroño para ingresar en el Grupo de Acción Rápida.

Sin embargo, no ha conseguido alcanzar el mismo nivel en la parte práctica. Las fuentes consultadas por ECD aseguran que ya en la primera parte del curso, la “Fase de adaptación” de unos diez o doce días, los informes sobre esta teniente eran negativos.

Explican que es una guardia civil muy aguerrida y capacitada, pero no llega a los parámetros del GAR en cuanto a fuerza y resistencia física. Por ejemplo, en esa fase se realizan pruebas físicas con una mochila de decenas de kilos de peso.

Pese a los informes desfavorables, la teniente no fue excluida. En otras fases también ha sido puntuada con valoraciones bajas, pero eso no ha supuesto su exclusión.

Informes negativos

El teniente coronel que dirige el curso tiene la misión de trasladar los informes de los instructores al director del Centro de Adiestramientos Especiales, para aprobar las propuestas de exclusión de los alumnos del curso que, según los instructores, no alcanzan el nivel necesario.

Normalmente, si la mayoría de los instructores informan de un alumno en sentido negativo, se le excluye. Esta norma no se estaría cumpliendo en el curso actual con esta teniente, ya que ha sucedido que más de la mitad de los profesores emitan informes desfavorables.

Confidencial Digital se puso en contacto con la Dirección General de la Guardia Civil para recabar más información sobre este asunto. Trasladó varias preguntas sobre la forma de evaluar a los alumnos, la existencia de baremos distintos para hombres y mujeres en el curso...

Desde la Dirección General aseguraron que lo único que iban a responder sobre esta cuestión es que “la teniente permanece en el curso porque cumple con los requisitos establecidos por el centro y por el profesorado”.

Causas de exclusión

Fuentes internas de la Guardia Civil añaden más datos sobre cómo está transcurriendo el curso este año. Habitualmente en este tipo de cursos de formación de unidades de élite, como es también el Curso de Operaciones Especiales que organiza el Ejército de Tierra en Jaca (Huesca) para ingresar en los ‘boinas verdes’, lesionarse en mitad del curso suele suponer el abandono.

Y es que en los requisitos se indica que los alumnos no pueden faltar a un determinado porcentaje de sesiones de cada módulo. Concretamente, causan baja quienes falten a la quinta parte del total de cada una de las fases en las que está dividido el curso. Si las causas están justificadas, se le puede reservar plaza al alumno en el curso siguiente, pese también es excluido.

La normativa que regula este ciclo formativo establece varias causas que provocan la baja del alumno: falta de rendimiento, incumplimiento de las normas de régimen interior del centro, dejar de reunir las condiciones iniciales...

Pero también se contempla dar de baja a quienes falten a una quinta parte de la formación, y a quienes sufran una “pérdida temporal de las condiciones psicofísicas que impidan con normalidad la realización del curso”.

La teniente en cuestión se lesionó hace varias semanas, y no ha podido participar durante este tiempo en la parte práctica de la formación. Aún así, ella no ha sido excluida.

Los profesores o instructores del curso van realizando informes en los que evalúan el desempeño de cada alumno, en base a una serie de parámetros que se consideran de interés para seleccionar el perfil de agentes más adecuados para el Grupo de Acción Rápida.

Los alumnos que quedan por debajo de un cierto nivel, son propuestos para ser dados de baja del curso, decisión que, como se ha indicado, toman los mandos superiores del curso, del centro de la Unidad de Acción Rural (UAR) que engloba al GAR y al Centro de Adiestramientos Especiales.

Se paralizó un mes

Empezaron el curso en octubre entre 80 y 90 alumnos, y actualmente quedan unos 40. Por el camino se han ido quedando aspirantes al GAR que no han sido capaces de mantener el ritmo tan alto que se exige para superar el curso.

En principio estaba previsto que el curso terminara en febrero. La fecha se ha atrasado porque un brote de coronavirus en otoño obligó a paralizar la formación presencial en torno al mes de noviembre.

Eso retrasó el curso alrededor de un mes. En febrero se tendría que haber realizado la “fase de actuación operativa”, la última del programa, que ahora se está desarrollando este mes de marzo.

Hito de las mujeres en la Guardia Civil

Fuentes bien situadas dentro de la Guardia Civil explican que desde hace tiempo existe cierto empeño entre los mandos en lograr que una mujer supere por fin el Curso de Adiestramientos Especiales y llegue a ingresar en el GAR.

Se trataría de otro hito en el avance de la presencia de las mujeres dentro de las unidades de la Guardia Civil.

No hay que olvidar que desde enero de 2020 la Guardia Civil tiene a su primera directora general mujer, María Gámez. Muchos ven a Gámez como otra de las impulsoras de ese empeño de que por fin haya una mujer en el GAR, como se está también potenciando la presencia de mujeres en el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, aunque en este caso hacía ya años que al menos un par de militares habían pasado por esa unidad tras superar el Curso de Operaciones Especiales.

María Gámez visita la unidad

A finales de enero, la directora general visitó La Rioja y se reunió con los mandos de la Guardia Civil en esta comunidad. También visitó las instalaciones de la Unidad de Acción Rural (UAR), saludó a los agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR).

La web de la Guardia Civil se hizo eco de esta visita. Entre otras fotografías, incluyó una en la que se ve a María Gámez hablar precisamente con esta teniente que aspira a ser la primera mujer del GAR. El gesto no pasó desapercibido.

Hasta este caso, se habían presentado cinco mujeres a las pruebas de acceso al Curso de Adiestramientos Especiales, y sólo tres habían conseguido entrar en el curso. Pero ninguna llegó a terminarlo.

Esta teniente sí ha alcanzado ya la recta final del curso, al que el restan unas semanas para acabar.

Explosivos, subversión, montaña, tiro...

El Curso de Adiestramientos Especiales se divide en la fase de adaptación ya citada, de unos diez o doce días. Después comienza una fase de formación de dos meses, y otra de unos 20 días. Finalmente el curso se cierra con la fase de actuación operativa, de un mes.

Las materias a desarrollar en el curso para ingresar en esta unidad de élite de la Guardia Civil se dividen en varios módulos.

En el Módulo de Operatividad Especial se forma a los agentes en técnicas especiales: “Técnicas operativas, Subversión, Explosivos (IED)”; en tácticas operativas: “Operativos Policiales Especiales (OPE), Dispositivos Operativos en Vías Públicas (DOVP), Acciones encubiertas, Intervención en Mar Territorial y Zonas Costeras”.

Dentro del Módulo de Intervención Operativa, se tratan materias de intervención gradual como “Actuación profesional, Defensa policial, Uso defensa extensible (DEX), Uso pistola eléctrica”. También se incluyen técnicas de tiro (“Armamento, Teoría de Tiro”) y uso armas en situación (“Técnicas tiro de intervención, Armas y Tácticas Especiales, Teoría, Aplicación Interna, Aplicación Externa”).

El Módulo de Movimiento va dirigido a enseñar a los agentes contenidos sobre orientación: “Topografía, cartografía y orientación, Recorridos de orientación”; sobre movimientos específicos: “Marchas de aplicación en zonas montañosas y agrestes, Acciones de franqueamiento operativo”; y sobre técnicas de conducción: “Todo Terreno, Vehículos Blindados”.

En el Módulo Transversal se imparten materias complementarias, como Atención sanitaria táctica, Educación Física, Aplicación de psicología...

Se incluyen también actividades extracurriculares, como clases para aprender y perfeccionar lenguas extranjeras.

Ayuso: “No vamos a subir los impuestos para lavar la cara a los socialistas”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable