Seguridad

Cartas con balas: el Gobierno no había recibido antes envíos similares, pero sí se investigaron amenazas por email

Uno de los casos se remitió a la Policía Judicial del Cuerpo Nacional, y el resto a la Comisaría General de Información para su análisis

Carta con balas y amenazas enviada a Pablo Iglesias.
photo_camera Carta con balas y amenazas enviada a Pablo Iglesias.

Las cartas con balas (o con una navaja) que se recibieron en organismos oficiales a finales del mes de abril dirigidas a Pablo Iglesias, Reyes Maroto, Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil e Isabel Díaz Ayuso fueron una excepción, por la gravedad, pero no eran la primera amenaza en fechas recientes.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha respondido a una batería de preguntas del Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados, que reclamaron información sobre estos sucesos que encendieron las alarmas de las Fuerzas de Seguridad y tensaron la política en la campaña electoral en la Comunidad de Madrid.

En una respuesta, el Ejecutivo asegura que “durante la presente Legislatura”, que comenzó en diciembre de 2019, “no se ha recibido ninguna carta similar a las que se hace referencia en la exposición de motivos”.

Vox había preguntado si antes de esas cartas con balas, en la presente legislatura se habían recibido cartas “de naturaleza similar” en algún ministerio.

El Gobierno asegura que cartas así no, pero añade que “no obstante, sí se han recibido diversas amenazas, realizadas por diferentes métodos”.

No da muchos más datos sobre esos métodos, pero sí explica cómo se investigaron esas amenazas: “De todas ellas, una de las amenazas remitida mediante correo electrónico, debido a su naturaleza, fue remitida a la Comisaría General de Policía Judicial”. No se indica en la respuesta, pero cabe apuntar que de esta comisaría general depende la Unidad de Investigación Tecnológica, que investiga las actividades delictivas que impliquen la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones, como pudiera ser el envío de un correo electrónico amenazante.

El resto de las amenazas recibidas “fueron remitidas a la Comisaría General de Información, en ambos casos para su investigación y análisis”.

Investigaciones judicializadas

Sobre la investigación acerca del origen y de los autores de los envíos de cartas con balas, el Gobierno ha respondido a Vox que “se ha procedido a la realización de las averiguaciones necesarias al objeto de determinar lo sucedido, en el ámbito de la seguridad, encontrándose las investigaciones judicializadas”.

En cuanto a la seguridad de las personalidades amenazas con estas cartas, explica que “la seguridad de toda personalidad sometida a protección, está en constante revisión, adaptándose constantemente al nivel de riesgo que en cada momento se determine”.

 

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?