Caso Ana Julia: Las condenas a prisión permanente revisable se han disparado en España

Los tribunales están “cogiendo ritmo”: una sentencia en 2017, cuatro en 2018, y en lo que llevamos de 2019 superan ya las del año anterior

Funcionario de prisiones.

Tras más de 24 horas de deliberación, el jurado popular ha declaró culpable, por unanimidad, a Ana Julia Quezada por el asesinato del pequeño Gabriel Cruz, ocurrido el 27 de febrero de 2018. La fiscal ha pedido prisión permanente revisable para la autora del asesinato.

Se da la circunstancia de que las condenas a prisión permanente revisable, que comenzaron a dictarse a partir de 2017 en aplicación de la reforma legal aprobada en 2015, van en aumento en nuestro país.

Un millón de indemnización

A la pena solicitada por el fiscal se le sumarán otros tres años por lesiones psíquicas a Ángel, el padre del menor, de quien era pareja Quezada.

Asimismo, el fiscal pidió casi un millón de euros de indemnización a la familia de Gabriel Cruz, así como más de 200.000 euros por la cantidad que costó al Estado el operativo de buscar y encontrar al pequeño.

Diez penas de prisión

Si la condena fuera la solicitada por el fiscal, con esa serían seis las sentencias de prisión permanente revisable dictadas en lo que llevamos de año 2019.

Desde el año 2015, en que se aprobó la reforma para implantar esa pena, la prisión permanente revisable ha sido dictada en diez de los diecisiete casos en los que una de las partes la demandó: casi el 60%.

Según datos dados a conocer por el Consejo General del Poder Judicial en las últimas semanas, se ha aplicado una vez en el año 2017, cuatro en el 2018, y cinco más en la primera mitad del año 2019.

Los tribunales están “cogiendo ritmo”

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con el CGPJ. Según fuentes de la entidad, los datos incluidos en el estudio de 2019 corresponden con casos sentenciados desde el 2015.

Estas fuentes han explicado que los tribunales están empezando a ʻcoger ritmoʼ en relación con esas sentencias, y que lo que ocurre, respecto al aumento, es que “ahora se están empezando a resolver delitos del año 2015, cuando se aprobó la ley”.

El estudio del CGPJ refleja que, en los diez casos en los que dictó la sentencia, los condenados eran hombres. Por tanto, Ana Julia Quezada sería la primera mujer condenada a la pena máxima. En todos los casos se apreciaron la existencia de alevosía y se aplicó la agravante de parentesco entre la víctima y el condenado.

Cuándo se aplica

La pena de prisión permanente revisable está prevista en el artículo 140 del Código Penal, para los casos en los que la víctima sea menor de 16 años, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad.

También cuando el asesinato sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual que el autor hubiera cometido sobre la víctima; cuando el delito se hubiera cometido por quien perteneciere a un grupo u organización criminal; o a quien hubiera sido condenado por la muerte de más de dos personas.