Seguridad

Denuncian que es una actividad ilegal

Del chiringuito del teniente coronel Tejero en Valdemoro, a la cocina bar ‘clandestina’

Un grupo de guardias civiles ha construido en el cuartel un establecimiento donde se sirven a buen precio comidas y bebidas

Desfile de la Guardia Civil.
photo_cameraDesfile de la Guardia Civil.

La polémica saltó el pasado mes de febrero, cuando el diario El País publicó la celebración de una comida organizada por el hijo de Tejero en el cuartel de Valdemoro. Ahora, un grupo de guardias civiles ha construido un nuevo chiringuito donde se sirven comidas y bebidas.

El establecimiento donde el teniente coronel Antonio Tejero, ex jefe del GRS de Valdemoro e hijo del golpista, celebró la comida se llama ‘La Fragua’ y está ubicado dentro del acuartelamiento. Hay fuentes que aseguran que por allí se han llegado a mover hasta 100.000 euros en los cuatro años que lleva funcionando.

Pues bien, según ha podido saber El Confidencial Digital, en el acuartelamiento de Valdemoro se ha construido otro chiringuito no oficial. Se trata de una cocina bar ubicada en el llamado Edificio MACEN, donde hubo una explosión hace unos años y donde falleció un agente.

Esta obra fue finalizada hace algo más de un mes y, según las fuentes consultadas, ejecutada por media docena de guardias del llamado ‘servicio de apoyo’. Se trata de agentes que se dedican a labores cotidianas dentro del acuartelamiento, como jardinería o limpieza y que no realizan el trabajo para el cual superaron una oposición.

A esta cocina bar pueden tener acceso hasta 400 agentes, que trabajan en el edificio donde está ubicada. En ella se sirven comidas y bebidas frías, además de algún café. Todo ello, a precios reducidos.

El problema de este nuevo chiringuito, además de que ha sido montado por guardias civiles, es que no se atiene a la normativa interna. Concretamente, según explican fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, vulnera:

-- La Orden general número 4, dada en Madrid a 24 de marzo de 2011 y que hace referencia a la “Contratación y Seguimiento de Autoservicios y Cafeterías en régimen de contrata” en la Guardia Civil.

-- Y el real decreto legislativo 3/2011, del 14 de Noviembre, referido a la Ley de Contratas del sector público.

Se trata, por tanto, de una cocina bar ‘clandestina’. De hecho, el dinero que pasa por allí no sufre ninguna fiscalización ni control, tal y como denuncian las mismas fuentes.

En algunas dependencias de la Guardia Civil sí que existen algunas neveras y cafeteras para uso particular. No obstante, se trata de iniciativas individuales de equipos reducidos.

ECD se ha puesto en contacto con guardias civiles de Valdemoro para intentar obtener una fotografía de esta cocina bar. Estos agentes aseguran que cuando los superiores tuvieron conocimiento de una investigación periodística denegaron el acceso al establecimiento a algunos de ellos.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?