Seguridad

Clamor entre agentes de seguridad por los turistas que desobedecen el confinamiento en Canarias, Andalucía y Valencia

Bañistas que no quieren salir de las piscinas, grupos masivos que no cumplen la orden de no circular, burlas y desacatos a los policías...

Turistas por una zona de Lanzarote.
photo_cameraTuristas por una zona de Lanzarote.

El confinamiento de la población en sus domicilios en toda España está dejando algunas imágenes de personas que se saltan las indicaciones, que pasean por las calles, e incluso que se enfrentan a los agentes de las Fuerzas de Seguridad que les reconvienen o les multan.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

 

En ese sentido, fuentes consultadas por Confidencial Digital señalan que especialmente problemáticos se están mostrando algunos turistas, extranjeros que siguen en zonas de playa y que no se toman muy en serio la situación de estado de alarma por la epidemia del coronavirus.

Así lo aseguran desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), con lo que ocurre en Canarias: “Los turistas pasan de todo”, resumen.

Cuentan ejemplos, como en Puerto del Carmen, en donde se ve durante todo el día a grupos de turistas paseando, en patinete... “Es una cosa generalizada en toda Canarias”, explican. El problema además tiene difícil solución mientras los aviones siguen aterrizando en los aeropuertos de las islas y los turistas siguen llegando, ajenos a la situación de emergencia sanitaria.

“Y multarles es inútil, porque al ser extranjeros se van a su país y ni les llegan las denuncias”, lamentan desde AEGC ante estos incidentes.

Un caso llamativo de estos días es el de la piscina de un hotel de Tenerife. Un policía llegó a tirarse para obligar a salir -con la sanción aparejada- a una turista que se negaba a obedecer la orden de desalojar la piscina.

En Andalucía y Comunidad Valenciana

Algo similar ocurre en zonas turísticas de Andalucía y la Comunidad Valenciana. Fuentes de la Asociación Pro Guardia Civil (Aprogc) corroboran ese fenómeno.

Señalan que tanto en zonas turísticas, como en municipios y barrios donde hay más población inmigrante, es donde se están teniendo que aplicar más a fondo para hacer cumplir las limitaciones de movimientos en las calles.

El problema sucedió sobre todo en los primeros días de estado de alarma, y se ha ido paliando con las medidas correctoras de las Fuerzas de Seguridad: “La gente va entrando en razón”.

Además, los policías nacionales, policías locales y guardias civiles cuentan con mensajes sonoros en distintos idiomas. Desde los coches patrulla los emiten en las zonas con más presencia de extranjeros, para que no puedan alegar que no entienden las instrucciones.

“Y si no entienden, también se lo ponemos en el móvil”, aseguran guardias civiles.

En la Comunidad Valenciana, un epicentro importante de incidentes es Benidorm. En estos días están circulando vídeos de calles de la ciudad alicantina en la que se ven grandes concentraciones de personas, en bares, restaurantes, terrazas, así como en piscinas de hoteles.

Así se puede ver, por ejemplo, en el siguiente vídeo de Benidorm:

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable