Seguridad

Un coche de la Policía custodia cada noche la tumba de Franco

Se encuentra estacionado en el interior del cementerio de Mingorrubio con una pareja de agentes del Cuerpo Nacional

Policía Nacional dentro del cementerio de Mingorrubio
photo_cameraPolicía Nacional dentro del cementerio de Mingorrubio

El 24 de octubre se exhumó a Francisco Franco del Valle de los Caídos para enterrarlo en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio junto a su mujer, Carmen Polo. La seguridad fue clave en esta operación que despertó mucha controversia entre los nostágicos del franquismo y el Gobierno de Pedro Sánchez. 

Un mes después de la exhumación de Franco las visitas al nuevo emplazamiento del dictador no han causado ningún incidente. Desde un restaurante cercano al cementerio, comentan a ECD  que “siempre hay curiosos que se acercan a mirar”, pero que no existe una gran peregrinación de fanáticos del dictador como, en un principio, los vecinos de Mingorrubio temieron. 

Esta semana, con el aniversario de la muerte de Franco el 20-N, sí se notó más movimiento. Algunos nostálgicos se acercaron a visitar la tumba del dictador. Entre ellos, su biznieto, Francisco Franco Suelves, y Juan Chicharro, presidente de la Fundación Francisco Franco. 

La tumba, vigilada toda la noche

A raíz de estas concentraciones del pasado miércoles, Confidencial Digital ha podido saber que un coche de la Policía Nacional vigila durante toda la noche el panteón familiar de los Franco. Esta seguridad permanece ahí desde la inhumación del general en octubre. 

Portavoces oficiales del Cuerpo Naciona no especifican si se trata de un dispositivo permanente,  pero tampoco lo desmienten. No obstante, sí dejan entrever que se trata de una vigilancia estable, al afirmar que  “por cuestiones de seguridad, no vamos a decir ni el horario ni hasta cuándo va a estar montado este dispositivo, porque estaríamos dando pistas.”

A pesar de que el cementerio ha recuperado aparentemente la normalidad, durante el día sigue habiendo agentes a las puertas del recinto. Y en su interior, siempre hay estacionado, justo al lado del panteón familiar, un coche con dos agentes que permanece dentro del recinto de Mingorrubio cuando éste cierra sus puertas. El vehículo está visible, ya que se queda con las luces encendias.

Fuentes de la Policía Nacional añaden que los dispositivos no responden a la afluencia de curiosos, sino que se programan en función a una información que les llega de forma confidencial y, en función de los datos que reciben, se planifica el despliegue de seguridad.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?