Seguridad

Cómo identificar a ciberdelincuentes que estafan en alquileres de verano: mal castellano y excusas para entregar llaves

Duplican anuncios de casas reales a precios muy bajos, pero los clientes acaban comprobando que estas viviendas no existen

Ciberseguridad.
photo_camera Ciberseguridad.

Con la llegada del verano, los ciberdelincuentes se ponen manos a la obra y buscan nuevas tácticas para estafar a sus víctimas. Los usuarios tienden a relajarse durante el periodo de vacaciones y los timadores aprovechan esta desconexión para estar más activos. El objetivo es que los ciudadanos caigan en correos, sms o anuncios maliciosos. 

En junio, julio, agosto y septiembre, la estafa más común a la que se enfrentan los ciudadanos es a los falsos anuncios de pisos de alquiler vacacional. 

Según Ruth García, técnico de Ciberseguridad para Ciudadanos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), los estafadores duplican anuncios de casas reales con un precio “mucho más bajo” que lo que realmente costaría el domicilio. De esta forman, intentan engañar a los usuarios, pero realmente esa vivienda existe.

Marcas de agua en las fotos, URL diferentes...

Por ello, García ha explicado a Confidencial Digital cómo identificar a estos estafadores. En primer lugar, cuando el usuario habla con ellos, no coordinan bien las frases al no usar de forma correcta el castellano.

En segundo lugar, la URL de la página web maliciosa es diferente a la real, por lo que es importante que, a la hora de querer alquilar una casa para disfrutar de unas vacaciones, el interesado se fijarse en ese detalle y compruebe si es diferente a la página original. Lo mismo ocurre con las fotos, pues muchas de ellas contienen marcas de agua.

En tercer lugar, ponen excusas para entregar las llaves del piso. Los ciberdelincuentes les dicen a los usuarios que están en el extranjero y que mandarán a un intermediario.

En cambio, para incitar al usuario a que pique en la estafa, no ponen reparos en las peticiones del cliente. Por ejemplo, “podéis traer a todos los animales que queráis”, “os traemos un arcón de refrescos”, “os dejamos pintar las paredes”, “pueden habitar el inmueble las personas que queráis”, “si hay desperfectos corren a cargo de la agencia…”

Robo de datos a través de redes wifi

Por otro lado, las redes wifi que están implantadas en hoteles, restaurantes o en la calle, “son peligrosas”, han explicado desde INCIBE. Y ahora, en verano, es cuando me suelen utilizar.

Cada vez es más común que un usuario use sus propios datos móviles, pero todavía muchas personas continúan conectándose a las redes wifi de los establecimientos. 

Cuando un usuario accede a una red wifi, no sabe el tipo de medidas de seguridad que ésta tiene y, además, pueden estar conectada a ellas otras personas que quieran utilizarla con fines maliciosos. Porque “el wifi no sólo se utiliza para mantener conversaciones privadas, sino para hacer compras online”. Por ello, recomiendan a los usuarios no realizar compras ni conectarse a la banca online desde redes wifi. 

Casos de smishing

Hay otros fraudes que no están vinculados al verano como es el caso de los smishing, pero que están presentes durante todo el año.  

 

Este tipo de estafa consiste en el envío de mensajes de texto o por aplicaciones de mensajería instantánea haciéndose pasar por entidades de confianza o contactos de la víctima para obtener información personal y bancaria.

El objetivo de este tipo de estafa es que el usuario “haga click” en el enlace que acompaña al mensaje de texto para poder acceder a sus datos. 

Entre los meses de junio y julio, la Oficina de Seguridad del Internauta ha publicado en su página web once alertas de seguridad en las que se han suplantado marcas como Coca-Cola, DHL, Correos y Correos Express, Banco Santander, BBVA, Unicaja, Dropbox…

Ayudar a los mayores

Para ayudar a las personas mayores que tienen acceso a las nuevas tecnologías a identificar este tipo de estafas, la Oficina de Seguridad del Internauta, en colaboración con la Policía Nacional, ha elaborado una guía denominada “Experiencia Senior” de 70 páginas para ayudarles a identificar fraudes.

En el contenido de la guía se tratan asuntos sobre cómo actualizar los dispositivos, cómo comprobar si sus teléfonos disponen de antivirus, cómo crear buenas contraseñas, cómo conectarse a internet de forma segura, cómo activar el modo incógnito…

Grandes redes

Estos ciberdelincuentes actúan en grandes grupos, tienen grandes conocimientos de informática y se mueven constantemente de servidores o países para evitar que les pillen. Asimismo, es habitual que en una red bien organizada haya líderes y jerarquías. Además, operan desde la Deep Web o suplantan direcciones IP. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?