Seguridad

Así se gestó la deserción de ‘La tigresa’: fuertes disputas con otros etarras por negarse a hacer huelga de hambre, se casó hace cinco años y vivirá con su “marido” en Nanclares

‘La tigresa’ ha dejado ETA y el ministerio del Interior ha decidido llevarla a una cárcel del País Vasco. Detrás de esta importante deserción hay un trasfondo: Idoia López Riaño lleva años renegando de la lucha armada y dando de lado a las directrices de la banda terrorista.

La noticia de la marcha de ETA de ‘La tigresa’, adelantada ayer por El Confidencial Digital, generó multitud de reacciones. Incluso, el PP vasco criticó la decisión de llevarla a Euskadi porque “ofende a las víctimas”.

ECD ha tenido más datos de cómo se gestó esta traición y por qué Idoia López Riaño ha decidido desmarcarse de ETA. Esta es su historia:

-- Nacida el 18 de marzo de 1964 en San Sebastián, aunque de padres salmantinos, se integró en el ‘comando Oker’ en 1982. El 20 de octubre del 85, las fuerzas de seguridad desarticularon este sanguinario grupo. Fueron detenidos Ramón Zaparain y José Ángel Aguirre Aguirre. Escaparon ‘La tigresa’ y Arturo Cubillas, empleado actualmente en el Gobierno venezolano de Hugo Chávez. Por aquel entonces, López Riaño y Aguirre mantenían una relación. Era “su novio, de toda la vida”.

-- Pero cuando López Riaño fue detenida en el año 94, en Francia, se la relacionó con otro hombre: un ciudadano galo.

-- Durante sus primeros diez años en prisión, ‘La tigresa’ demostró a los funcionarios su agresividad, llegando a protagonizar escenas violentas con algunas trabajadoras de las prisiones españolas. 

-- En 2002, en el juicio por el brutal asesinato de la plaza República Dominicana, ‘La Tigresa’ dijo ante el tribunal estas palabras: “Mientras ustedes se empecinen en que nos van a asimilar con este engendro de Estado, nosotros seguiremos enfrente hasta que dejéis Euskal Herria en paz”. Se marchó de la sala esposada gritando “Viva ETA”.

-- Pero todo cambió en torno al año 2005. En círculos penitenciarios circular que Idoia López Riaño contrajo matrimonio por esas fechas con otro sanguinario etarra, Iñaki Rekarte. La ceremonia se celebró en la prisión de Picassent, en Valencia, y a ella acudieron, según las fuentes consultadas, alrededor de una docena de familiares.

-- ‘La tigresa’ y Rekarte decidieron entonces, juntos, desmarcarse de ETA y negarse a cumplir sus dictámenes. Ambos pasaron más tarde a compartir prisión en Albolote, Granada, y allí fue protagonista de varios incidentes con otros reclusos de ETA.

-- Por su parte, el diario La Voz informó en 2006 que Rekarte había contraído matrimonio en Topas con una trabajadora social a la que conoció estando interno en la Cádiz.

-- López Riaño, ya en Granada, se negó a secundar huelgas de hambre y a ‘chaparse’ (en el argot penitenciario, a negarse a acudir a los lugares comunes). Otras terroristas la insultaban y la amenazaban, pero no llegaron a mayores.

-- Desde entonces, ‘La tigresa’ y Rekarte mantienen una relación. Ella suele llamarle a él “mi marido”, según explican fuentes de la lucha antiterrorista. Desde hace unos días, ambos ex etarras comparten centro penitenciario en Álava.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes