Seguridad

El cadáver del niño ha sido hallado en el maletero

Así fue la detención de la pareja del padre de Gabriel: hablan los testigos

Varios miembros de la Policía secreta rodearon el vehículo y cortaron el paso al coche de Ana Julia Quezada Cruz. Lágrimas y abrazos de los agentes

Gabriel Cruz, su padre y la mujer detenida
photo_cameraGabriel Cruz, su padre y la mujer detenida

Tras doce días de investigación para encontrar a Gabriel Cruz, el cuerpo del niño de ocho años desaparecido en Níjar (Almería) ha sido hallado sin vida en el maletero del vehículo que conducía la pareja de su padre. Testigos presenciales relatan los hechos: redada y detención policial gracias a una cámara de seguridad.

Gabriel Cruz, de ocho años, despareció en Níjar (Almería) hace doce días. Tras una intensa búsqueda de las Fuerzas de Seguridad y de voluntarios, este domingo su cuerpo sin vida fue hallado en el maletero del coche de la pareja de su padre, Ana Julia Quezada Cruz. La mujer fue detenida cuando transportaba el cadáver del niño.

Una testigo que estaba presente en el momento de la detención cuenta a El Confidencial Digital que presenció la operción policial en medio de la calle. Un coche se cruzó ante el vehículo de la pareja del padre de Gabriel para detenerlo.

Esta testigo explica que, al abrir el maletero del coche de Ana Julia, levantaron una capa y ahí estaba el cadáver del pequeño. La Policía tumbó a la Quezada encima del capó del coche y le colocó las esposas. En ese momento, explica la testigo, los agentes, que iban vestidos de paisano, se abrazaron y muchos de ellos lloraron al ver que se trataba del cuerpo de Gabriel.

Fuentes de la Guardia Civil que han participado en el dispositivo de búsqueda cuentan a ECD que este viernes le tomaron declaración a la novia del padre de Gabriel porque ya sospechaban de ella: una cámara de seguridad había captado la matrícula de un coche que les resultaba familiar.

Cuentan, además, que la mujer se puso nerviosa. Se sospecha que en la mañana de este domingo fue a sacar al niño del pozo donde lo tiró el mismo día que lo secuestró. Debido a la sospecha, agentes de paisano la siguieron hasta Vícar (Almería). En cuanto entró al garaje, los oficiales encontraron al niño en el maletero y, seguidamente, la detuvieron. Estas fuentes aclaran que aún no saben si puede haber alguien más implicado en el caso.

Los investigadores consideran que la detenida transportaba el cadáver por miedo a que lo encontrasen en los registros. La detenida estaba en el punto de mira de los investigadores después de que, el fin de semana pasado, en medio de la investigación, la pareja encontrara la camiseta del pequeño.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo