Seguridad

La directora interina del CNI gana apoyos para mantenerse al frente de la inteligencia española

La continuidad del Gobierno en funciones está permitiendo a Paz Esteban consolidarse como el relevo definitivo del general Félix Sanz Roldán

Margarita Robles y Paz Esteban.
photo_cameraMargarita Robles y Paz Esteban.

El pasado 5 de julio, Paz Esteban, hasta entonces secretaria general del CNI, se convirtió en la nueva directora tras la retirada de Félix Sanz Roldán. Su nombramiento, a tres semanas para la celebración del debate de investidura, hacía prever que ocuparía el puesto de forma interina. Pero la situación ha evolucionado.

En estos casi dos meses desde su toma de posesión, cada vez hay más personas, tanto dentro del Centro como en el Ejecutivo, que apuestan por la continuidad de Esteban. La falta de un nuevo Gobierno le está permitiendo consolidarse en el cargo.

Está ganando apoyos

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que, dentro de la Casa, muchos asumieron que el ascenso de la número dos de Sanz Roldán era una forma de “ganar tiempo”, por parte de Margarita Robles y de Pedro Sánchez. Se iba a buscar una nueva dirección para el CNI.

No obstante, la continuidad del Gobierno en funciones, y el trabajo de Esteban en las últimas semanas están haciendo cambiar de opinión a sus propios compañeros.

Personas vinculadas con los servicios de información, y con interlocución directa con altos mandos del Centro, explican a ECD que “el mensaje que se transmitió internamente en julio es que Paz iba a permanecer hasta la formación de Gobierno, pero ahora parece que se apuesta por su continuidad”.

Se recuerda, en este sentido, que un “traspaso de poderes” en una institución como el CNI “no es tan sencillo” como en un Ministerio, y que el hecho de que Esteban lleve 35 años en la Casa juega a su favor:

-- “Al principio parecía que, como no había cambios en Moncloa, ella seguía. Pero la tesis ahora es que, incluso cuando se forme Gobierno y haya relevos en los ministerios, va a continuar”.

Las mismas fuentes afirman que el tiempo “corre a favor” de la actual directora del Centro. “Cada mes que pasa sin formarse gobierno es un mes más de experiencia al frente de la Casa, algo que la consolida en el cargo”.

Además, añaden, la sucesora de Sanz Roldán está ganando apoyos, tanto dentro del CNI como en el Gobierno: “Gusta su experiencia, el conocimiento de la Casa, que haya trabajado junto a Félix, y que sea mujer, ya que Sánchez tenía decidido situar a una mujer al frente del Centro”.

Dos posibles rivales

Esa apuesta del presidente, sin embargo, también había situado a otras dos mujeres como posibles candidatas a dirigir la inteligencia española: Elena Sánchez y Esperanza Casteleiro.

La primera de ellas fue secretaria general del CNI, con Félix Sanz Roldán al frente, de 2008 a 2012. Es decir: durante la última legislatura del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

El hándicap de Sánchez es que, desde abril del año pasado, es responsable de seguridad del Banco Santander. Pese a ello, “si ella quiere y le llaman, se puede gestionar rápido su regreso a la Casa, sin demasiados problemas”.

Esperanza Casteleiro, por su parte, es la actual directora de gabinete de Margarita Robles en el Ministerio de Defensa y, además, ha trabajado para el CNI desde 1983, donde llegó a ocupar, también, el cargo de “número dos” del centro.

Las fuentes consultadas por ECD aseguran, sin embargo, que Sánchez parece ya “amortizada” para el cargo y que Casteleiro puede depender, en demasía, de la actual ministra de Defensa: “Si Robles abandona el Gobierno puede mantener alguna opción, pero si la ministra se queda, es probable que la quiera mantener en el gabinete”.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable