Seguridad

Equiparación salarial: la Policía derrota a la Guardia Civil

El ministerio modifica el reparto entre cuerpos y aumenta un 1,7% la asignación al Cuerpo Nacional. Vea el acta del acuerdo

El ministro Grande-Marlaska, con mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.
photo_cameraEl ministro Grande-Marlaska, con mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

El proceso de equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos d’Esquadra consiguió que la mayoría (con algunas excepciones) de los sindicatos y asociaciones profesionales representativas de ambos cuerpos se unieran en esta reivindicación.

De hecho, las negociaciones con el Ministerio del Interior y con la Secretaría de Estado de Seguridad las han llevado representantes de las dos plantillas.

En esas reuniones se acordaban las cifras globales por cuerpos, los calendarios de puesta en marcha y algunas otras ideas generales; después, con las respectivas direcciones generales de Policía y Guardia Civil se precisaban condiciones específicas dentro de cada cuerpo, como algunas decisiones de aprovechar la equiparación para mejorar especialmente el sueldo de cabos y brigadas.

En los últimos días el ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, ha mantenido reuniones con sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil para concretar el reparto de los 250 millones de euros que corresponden al tramo de 2019 de la equiparación salarial.

Las decisiones comunicadas por los responsables de Interior han roto, en parte, la unidad entre representantes de ambos cuerpos, ya que, por una parte, el criterio de reparto interno será distinto en Guardia Civil y en la Policía Nacional; y, por otro, se modifica la división de la cantidad global, para aumentar lo que recibe el Cuerpo Nacional.

De esta forma, en parte resucita la tradicional pugna entre ambos cuerpos, que se traduce en quejas de los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, que denuncian cada uno discriminaciones respecto al otro.

Menos para la Guardia Civil, más para la Policía

En las reuniones de los últimos días, los guardias civiles han recibido una noticia mala para ellos, y los policías nacionales la misma, pero que les beneficia. Se trata de un cambio en el porcentaje de reparto que estaba previsto en el acuerdo por la equiparación salarial firmado en 2018.

Entonces, tras calcular los costes medios de cada cuerpo, se estableció que la Guardia Civil recibiría el 59% de la cantidad total dedicada a la equiparación, y la Policía Nacional el 41%.

Sin embargo, ahora se ha decidido modificar este reparto y aumentar el porcentaje de la Policía Nacional en algo más de un 1%, en detrimento de la Guardia Civil. Del 59%-41% se pasará a un reparto del 42,72% para la Policía Nacional y algo más del 57% para la Guardia Civil.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) lamentan que “habrá 2,5 millones de euros menos para la Guardia Civil, que serán descontados de las nóminas de los guardias civiles”. Acusan directamente a su director general, Félix Azón, de no haberlos defendido en el proceso de negociación, y critican que “se altere el criterio de reparto entre cuerpos en detrimento de los guardias civiles y sus familias, pese a que a día de hoy los policías siguen cobrando más que los guardias civiles y llevan haciéndolo así durante años”.

Por contra, los sindicatos de la Policía Nacional que apoyan la equiparación (SUP, CEP, SPP y UFP) celebran haber conseguido aumentar un 1,73% la cantidad que recibirá este 2019 su cuerpo. Calculan que será 4,32 millones de euros más respecto a la cantidad que les había adelantado la Secretaría de Estado de Seguridad: “Esta mejora, que no ha sido nada fácil porque se pretendía mantener la situación del año pasado, evita la injusticia que estábamos viviendo, y que, como señaló el director general, es el resultado de nuestra posición consecuente”.

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) señalan a ECD que el malestar de las asociaciones de guardias civiles no responde a la realidad. Aseguran que el año pasado los sindicatos policiales aceptaron un reparto entre cuerpos en base a los datos erróneos, que les perjudicaba, pero lo asumieron para no retrasar el acuerdo por la equiparación.

Sin embargo, ya para 2019 esperaban un reparto, a su juicio, "más riguroso" entre la Policía Nacional y la Guardia Civil. Por tanto, como la proporción del número total de agentes entre uno y otro cuerpo es del 43% de policías y 57% guardias civiles, ven justo que la distribución de la asignación económica de la equiparación salarial no sea 59% Guardia Civil, 41% Policía Nacional, sino esa corrección de 57,28% Guardia Civil, 42,72% Policía.

"No es un tema de directores generales, ni tenemos ningún trato de favor, ni los policías estamos robando o detrayendo nada a los guardias civiles", insisten desde el SUP, que confían en mantener la unidad entre sindicatos de Policía y asociaciones profesionales de Guardia Civil que se ha alcanzado en el proceso para avanzar hacia la equiparación salarial y desde que empezaron las protestas con esta reivindicación.

Reparto lineal o no

Además, este 2019 va a haber una divergencia sobre cómo distribuyen los dos cuerpos estatales el dinero de la equiparación, principalmente el aumento en el Complemento Específico Singular (CES). La Guardia Civil lo repartirá de forma lineal, es decir, todos sus efectivos recibirán lo mismo, unos 137 euros brutos al mes para cada uno, salvo los oficiales generales, la única excepción, un 0,5% más.

Pero no será así en la Policía Nacional. Se aplicarán unos criterios correctores. En un primer momento, explican desde el Sindicato Profesional de Policía (SPP), la Secretaría de Estado de Seguridad planteó unos índices correctores por escalas de forma que se establecía la misma cantidad para la Escala Básica (la más baja) y para la Escala Ejecutiva, un índice corrector positivo en la Escala de Subinspección, y uno negativo a la Escala Superior.

Tras varias contrapropuestas y una dura negociación, se llegó a un compromiso para que no hubiera ninguna escala con índice corrector negativo y sólo una, Subinspección, con índice corrector positivo.

Estos factores de corrección se deben, según la Secretaría de Estado de Seguridad, a que así se actúa sobre las diferencias más significativas con las nóminas que existen con los Mossos en esa escala en concreto.

De forma que los miembros de las escalas Superior, Ejecutiva y Básica recibirán al mes, entre el CES y la productividad de la equiparación salarial, 130,25 euros al mes, mientras que a los policías nacionales de la Escala de Subinspección les corresponden 139,62 euros.

Vea aquí el acuerdo alcanzado en el ámbito de la Policía Nacional por la Dirección General y los cuatro sindicatos citados.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?