Seguridad

La Eurocopa en Sevilla tendrá un despliegue especial de la Policía con 700 antidisturbios

Efectivos de las UIP de otros puntos de España llegarán a partir del 11 de junio para proteger los encuentros de la Selección Española. Preocupa la presencia de grupos ultras de Polonia y Suecia

La Selección Española de Fútbol juega contra las Islas Feroe en el estadio de El Molinón (Foto:Damián Arienza / Europa Press).
photo_camera La Selección Española de Fútbol juega contra las Islas Feroe en el estadio de El Molinón (Foto: Damián Arienza / Europa Press).

A los antidisturbios de la Policía Nacional se les abre un nuevo frente. Ya estaban reforzando la presencia en Ceuta y en Canarias por las avalanchas de inmigrantes irregulares, continúan haciendo relevos en Cataluña, y en las próximas semanas tendrán otro destino: Sevilla.

La Selección Española de fútbol jugará en el Estadio de La Cartuja los tres partidos de la fase de grupos de la Eurocopa. Además, el estadio sevillano acogerá también el cruce de octavos de final, si España logra clasificarse como primera o segunda del grupo.

La sede original de la Eurocopa en España, para la edición de 2020 que se aplazó por la pandemia de coronavirus, era Bilbao, el Estadio de San Mamés. Sin embargo, las restricciones que mantiene el Gobierno Vasco por el Covid-19 han llevado finalmente a cambiar la ubicación por Sevilla.

Policía Nacional en vez de Ertzaintza

Fuentes policiales explican a Confidencial Digital que este cambio, anunciado por la UEFA el 23 de abril, ha obligado a la Policía Nacional a planificar un despliegue que no tenía previsto.

De haberse celebrado en Bilbao los partidos de España, el grueso del dispositivo policial habría recaído sobre la Ertzaintza. La policía autonómica vasca, como los Mossos d’Esquadra en Cataluña, tiene competencias en orden público, y suelen ser sus antidisturbios (la Brigada Móvil, los conocidos como ‘beltzas’) los que se despliegan en grandes acontecimientos y en caso de altercados callejeros.

Al trasladarse a Sevilla, la responsabilidad recae en la Policía Nacional, y, en lo que respecta al mantenimiento del orden público, a las Unidades de Intervención Policial (UIP).

Las fuentes consultadas por ECD señalan que la Policía Nacional está diseñando un dispositivo potente, que incluye el envío a la capital andaluza de agentes antidisturbios desde otros puntos de España, que reforzarán la presencia policial en torno a las fechas de los partidos en La Cartuja.

Suecia, Polonia y Eslovaquia

La Selección Española comienza su participación en la Eurocopa el lunes 14 de junio. Se enfrentará a Suecia, en La Cartuja.

Cinco días después, el 19, el partido será contra Polonia. Y cerrará la fase de grupos contra Eslovaquia el 23 de junio.

Como ya se ha indicado, si España se clasifica para octavos de final, también jugaría esa eliminatoria en Sevilla.

Durante todas esas semanas de junio que abarcan los partidos de la Eurocopa en la sede española, la Policía Nacional mantendrá un dispositivo especial en Sevilla, integrado tanto por agentes con base en la propia capital andaluza como por los efectivos llegados de otros puntos de España.

Refuerzos de otros puntos de España

Elemento clave del despliegue especial son los antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP).

En Sevilla tiene su base la IVª UIP, conocida con el indicativo ‘Lobo’. Está integrada por tres grupos operativos, y cada grupo operativo tiene entre 50 agentes (los debería tener) y 40 (los que, por falta de cobertura de vacantes, suelen tener en realidad).

Las fuentes consultadas por ECD señalan que el dispositivo que se está diseñando contempla un ‘desembarco’ importante de policías de fuera de Sevilla: serían 15 grupos operativos los que se enviarían a la sede de la Eurocopa para garantizar la seguridad.

De tener 50 agentes todos los grupos, esos 15 grupos operativos supondrían 750 policías. Al estar más bien todos los grupos en torno a los 40-45 agentes, el refuerzo rondaría los 600-675 efectivos, que se sumarían a los alrededor de 120 antidisturbios que ya tienen su base en Sevilla.

El despliegue especial comenzará en torno al 11 de junio, días antes del primer partido de España. Durante las siguientes semanas se mantendrá en Sevilla una presencia notable de antidisturbios que permita también vigilar y proteger puntos clave.

Además del propio Estadio de La Cartuja, los policías de las UIP tendrán que dar seguridad en los hoteles donde se concentrarán las selecciones de España, Polonia, Suecia y Eslovaquia; blindarán las rutas traslado al campo; protegerán los lugares donde se entrenarán los jugadores...

A eso se añadirá la necesidad de aumentar su presencia en infraestructuras estratégicas y en puntos especialmente concurridos de Sevilla.

Nivel 4 de alerta antiterrorista

Todo evento multitudinario obliga a reforzar la seguridad. Al tratarse de un acto deportivo y de carácter internacional, la Eurocopa, se convierte en un acontecimiento aún más relevante.

España continúa en nivel 4 (sobre un máximo de 5) de alerta antiterrorista, y la amenaza yihadista preocupa especialmente en grandes eventos y en situaciones en las que se pueden concentrar un elevado número de personas, ya que podrían ser objeto de un atentado.

A estas amenazas genéricas se une otra más concreta de la Eurocopa: la presencia de aficionados de otros países, entre los cuales es muy probable que haya ultras, hooligans, aficionados radicales, que en muchas ocasiones provocan altercados y se enfrentan violentamente a la policía o a hinchas rivales.

La amenaza de los ultras

Algunos de los grupos ultras del fútbol más violentos de Europa se encuentran en Polonia, como los del Legia de Varsovia, que ya hicieron temer incidentes cuando viajaron a Madrid hace unos años por un partido de Champions League con el Real Madrid en el Estadio Santiago Bernabéu.

También hay colectivos ultras violentos en Suecia, como los del AIK de Estocolmo, que han protagonizado altercados tanto en su liga nacional como en desplazamientos por competiciones europeas.

Y, sobre todo, hay que recordar que las Eurocopas, así como los Mundiales de fútbol que se han celebrado en Europa en los últimos años, suelen ser vistas por los hinchas radicales como una oportunidad para encontrarse con ultras rivales y pelearse.

En la Eurocopa de 2016, que se celebró en Francia, se vieron escenas de violencia callejera, en Marsella, en Lille y otros puntos. Sobre todo las protagonizaron seguidores radicales de Inglaterra y de Rusia, pero también participaron en los incidentes ultras locales, franceses, y en otra ocasión fueron hinchas de Irlanda del Norte.

Incluso desde España viajaron ultras del Real Madrid (Ultras Sur), del Espanyol (Brigadas Blanquiazules), del Málaga (Frente Bokerón) y del Real Jaén (Orgullo Lagarto) al partido contra Turquía en Niza. Todos estos grupos tienen tendencia ultraderechista y algunos están hermanados. Se fotografiaron con sus banderas, y la policía francesa retuvo a una decena y detuvo a tres más, por portar bengalas y banderas neonazis, y para evitar que se enfrentaran a los hinchas turcos.

Sobre los ultras polacos, que podrían llegar a Sevilla para el partido del 19 de junio, cabe recordar que en la Eurocopa de 2012, que se celebró en Polonia y Ucrania, hinchas radicales de Polonia y Rusia se enfrentaron en una batalla campal en las calles de Varsovia el día del partido entre ambas selecciones.

Con ocasión de torneos de selecciones, grupos de ultras de distintos equipos se suelen unir para animar al combinado nacional y enfrentarse a hooligans de otros países con los que mantienen cierta rivalidad.

La Eurocopa también suele ser ocasión para ajustar cuentas con grupos locales, con los que pueda haber viejas cuentas pendientes.

En Sevilla existen ultras del Betis (Supporters Gol Sur y una escisión, United Family) y del Sevilla (Biris Norte), que en los últimos años se han peleado entre sí, contra otros ultras españoles (del Real Madrid, del FC Barcelona, del Celta de Vigo, del Atlético de Madrid), y contra hinchas radicales extranjeros, como la pelea en un bar entre radicales sevillistas y ultras de la Juventus de Turín.

Habrá público en las gradas

La Eurocopa contará con público en las gradas, aunque que la persistencia de la epidemia de coronavirus ha obligado a establecer aforos reducidos.

El Estadio de La Cartuja tiene capacidad para 60.000 personas, y el Ministerio del Interior ha fijado el aforo en 16.000 espectadores. Por tanto, sí habrá aficionados polacos, suecos y eslovacos en Sevilla.

También hay que tener en cuenta que a los partidos de selecciones en Eurocopa o Mundial suelen viajar aficionados que no tienen entrada para acceder al estadio, pero que quieren vivir el ambiente y animar a su selección en la llegada al campo.

Todo esto obligará a los policías antidisturbios a establecer un dispositivo en Sevilla potente y complejo, que cubra numerosos puntos de la ciudad y que esté preparado para actuar ante posibles incidentes.

Ceuta, Cataluña, Canarias...

La Eurocopa se suma a una lista que empieza a alargarse de acontecimientos y lugares que requieren refuerzos de los antidisturbios de la Policía Nacional.

El envío a Sevilla de grupos operativos de otros puntos de la España peninsular en junio se solapará con los relevos que se siguen haciendo en Ceuta. Desde hace años, tanto Melilla como Ceuta suelen recibir periódicamente policías desde la Península, pero la avalancha de extranjeros desde Marruecos sucedida la semana pasada ha llevado a aumentar más aún la presencia de grupos de las Unidades de Intervención Policial (UIP), sobre todo en Ceuta.

Se siguen realizando relevos también en Cataluña, para apoyar a los grupos propios de la IIª UIP con sede en Barcelona. Se trata de mantener retenes ante posibles altercados de colectivos independentistas radicales, proteger edificios de instituciones del Estado, y también vigilar la frontera con Francia en La Junquera (Gerona) y otros puntos, sobre todo para controlar posibles movimientos de yihadistas.

Semanas muy intensas

Todas estas situaciones exigen el envío de policías antidisturbios de distintas partes de España, por lo que las fuentes internas consultadas destacan que les esperan semanas muy intensas.

Tampoco pierden de vista Canarias, donde las llegadas masiva de pateras y los altercados entre inmigrantes irregulares ha obligado en el último año a desplegar más agentes en los puertos.

Más allá de junio, que se presenta complicado, está también el refuerzo que se realiza en verano en Baleares. La llegada de turistas, y la presencia en Mallorca de la Familia Real, provoca que la IIIª UIP mande refuerzos desde Valencia, de mediados de julio hasta mediados de septiembre.

Si se le añade el hecho de que los policías se irán cogiendo vacaciones de verano en estos meses, la conclusión de algunos antidisturbios es que les va a tocar multiplicarse para cubrir tantos frentes.

La lava sigue emergiendo del volcán un mes después

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes