Seguridad

Desánimo en los integrantes de la policía catalana

No se fían de los Mossos: sólo les encargan asuntos de corrupción

Les han dejado fuera en investigaciones sobre yihadismo y sobre independentismo radical

Comisaría de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraComisaría de los Mossos d'Esquadra.

Se está generando entre los mandos de los Mossos d’Esquadra un ambiente de alarma, preocupación e incluso desánimo, por al descenso del número de investigaciones que se les está asignando por parte de la Justicia. Algunos mandos temen incluso por el futuro del cuerpo.


“Sólo nos llaman de Fiscalía Anticorrupción”. Es la queja que formula un alto cargo de los Mossos a El Confidencial Digital. Según sus propias estadísticas, las investigaciones asignadas al cuerpo no dejan de bajar, especialmente desde hace unos meses.

Ya no les requieren para casos relacionados con terrorismo, y en concreto, terrorismo yihadista, concreta el citado mando autonómico.

Investigación de los CDR

Es llamativo, a su juicio, el hecho de que no les encarguen investigaciones sobre el independentismo radical, cada vez más creciente e incluso violento en Cataluña desde el surgimiento de los Comités de Defensa de la República.

“Y es nuestra especialidad”, apostilla, destacando que la formación de los agentes incide sobremanera en asuntos de seguridad ciudadana, y los CDR protagonizan actos callejeros la mayoría de las veces.

En este sentido, el citado mando matiza que a la policía autonómica sí se le encargan asuntos de seguridad urbana, como son vigilancia y seguridad de instituciones, organización de dispositivos especiales con motivo de manifestaciones y protestas… Lo que critican es que hayan contado con la Comisaría General de Información para que se hiciera cargo del seguimiento y vigilancia de los cabecillas de los CDR.

En un principio, la Fiscalía del Supremo solicitó que fueran los Mossos quienes asumieran la investigación, pero el Ministerio Público de Cataluña cambió de criterio y la asignó a la Guardia Civil.

Los atentados de Barcelona y Cambrils

Los Mossos calculan que esta situación se viene produciendo desde hace tiempo, sin que las fuentes consultadas por ECD puedan precisar exactamente cuándo jueces y fiscales dejaron de asignarles casos de investigación.

Sin embargo, sí pueden concretar que se ha agudizado coincidiendo con los atentados de Barcelona y Cambrils, de agosto del año pasado. Añaden que no pueden afirmar con seguridad que su gestión de los hechos entonces haya sido la causa de que los jueces y fiscales hayan dejado de llamarles. Sin embargo, analizando los datos de que disponen, sí pueden establecer una coincidencia temporal.

Lo achacan a una probable y creciente desconfianza de la Justicia hacia la policía catalana por no haber establecido a tiempo las conexiones entre la explosión de Alcanar y la célula terrorista que atentó días después en la ciudad condal.

El papel de los Mossos el 1-O

Según miembros de la Fiscalía Anticorrupción consultados por ECD, los motivos que han llevado a sus compañeros del Ministerio Público, tanto en Cataluña como en la Audiencia Nacional, a desentenderse de los Mossos es sobre todo su comportamiento en el referéndum del 1-O.

Pese a que la consulta estaba prohibida por el TC, y buena parte de los colegios electorales fueron cerrados por los agentes catalanes, es cierto que otros mossos protagonizaron actuaciones dudosas. A algunos, incluso se les vio ayudando a trasladar urnas y papeletas, o encarándose con los antidisturbios de la Guardia Civil que trataban de desalojar los centros de votación.

Además, en la memoria de jueces y fiscales todavía está grabada la imagen del ex mayor de los Mossos, José Luis Trapero, acudiendo a declarar en la Audiencia Nacional, imputado por sedición. Al igual que la de los coches de la Guardia Civil destrozados por la multitud de 40.000 personas que acosaron a los agentes durante el registro de la consejería de Economía, sin que los Mossos hicieran nada por evitarlo.

Desconfianza de los jueces

Todo ello ha contribuido a sembrar la desconfianza hacia los mossos en jueces del TSJC, de los juzgados ordinarios de Cataluña, y de la Audiencia Nacional.

Por ejemplo, tanto el magistrado como el fiscal del juzgado de instrución 13 de Barcelona, que investiga el uso ilegal de datos personales de los ciudadanos por parte de la Generalitat, han decidido prescindir de los servicios de los Mossos y han puesto el peso de la investigación en la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Fuentes de la Fiscalía Anticorrupción aseguran a este confidencial que entienden la inquietud de la policía catalana: "Están cada vez más relegados. Sólo nosotros continuamos pidiéndoles diligencias". Esperan que esta situación sea transitoria, y que se deba a las anómalas circunstancias políticas y judiciales que atraviesa Cataluña.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo