Seguridad

El Gobierno estudia descentralizar en las autonomías la acogida a los inmigrantes que piden asilo

La Secretaría de Estado de Migraciones va a elaborar un mapa de servicios disponibles en cada región para atender personas vulnerables con ayuda de la UE

EuropaPress_3313208_militares_brigada_extremadura_xi_labores_desinfeccion_residencia_prado
photo_camera EuropaPress_3313208_militares_brigada_extremadura_xi_labores_desinfeccion_residencia_prado

Los cambios en las rutas migratorias suponen un desafío para España. Los flujos migratorios que llegan al país se han incrementado significativamente en el último año, afectando al país en general, y en particular a las islas Canarias.

En lo que va de 2020 se ha producido un aumento de más de un 1.000% en las llegadas de pateras a Canarias. Este aumento significativo ha demostrado que el sistema de acogida español no está capacitado para recibir tal cantidad de migrantes y demandantes de asilo.

La Secretaría de estado de Migraciones va a revisar el sistema de acogida con la ayuda de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO). Ambos organismos han firmado un plan para 2021 por el que la agencia europea comenzará a asistir a las autoridades españolas encargadas del sistema de acogida.

La EASO trabajará con el Gobierno español para que conozca el funcionamiento y los beneficios de los sistemas descentralizados que aplican otros países de la UE, que parecen ser la mejor solución para evitar otro desbordamiento. 

Principales retos 

El sistema de asilo español está diseñado para un pequeño número de llegadas, pero debido al incremento masivo de pateras arribadas a las costas en el último año debe enfrentarse a un nuevo reto, poder garantizar el acceso a los solicitantes con necesidad de asilo, como requiere la directiva europea sobre condiciones de acogida.

Otros desafíos relacionados con la baja capacidad de acogida del sistema actual son la falta de homogeneidad en las condiciones de asilo, debido a las diferencias en la implementación por parte de las entidades involucradas. 

A estos retos se suma la necesidad declarada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid de empoderar a las autoridades regionales en las políticas de acogida e integración de los solicitantes de asilo.

Tanto la EASO como la Secretaría de Estado están de acuerdo en que los desafíos identificados son difíciles de abordar sin un replanteamiento del modelo en sí. La agencia europea ha ofrecido un apoyo especial, que España había solicitado, para definir e implantar un nuevo modelo de acogida adecuado a la situación que vive el país.

La Secretaría de Estado estudiará con ayuda de la EASO los modelos descentralizados que aplican otros Estados europeos. Además, España elaborará un mapa de servicios disponibles para personas vulnerables en las distintas autonomías y ciudades específicas.  

 

Medidas específicas para la crisis de Canarias

La situación que se vive en las islas ha hecho que el plan contemple medidas específicas para el archipiélago

Entre ellas el fortalecimiento de la coordinación regional y local entre las partes implicadas en la acogida; identificación, diseño y prueba de mecanismos para asegurar la derivación oportuna a los centros de acogida y el diseño de indicadores y estándares sobre vulnerabilidad.

Por otra parte, se durante la implementación del plan se orientará a las autoridades españolas sobre cómo realizar entrevistas de evaluación de la vulnerabilidad, incluso de forma remota.

Además, se diseñará un modelo de provisión de información estandarizado para que pueda ser utilizado por los distintos agentes implicados garantizándose un intercambio de información más efectivo.

Un plan de formación armonizado

Otra necesidad detectada en la evaluación de situación es que al ser el español un sistema de acogida mixto en el que participan tanto el sector público como entidades caritativas, por ejemplo, ONGs o asociaciones benéficas, se da una falta de personal profesional permanente, aparecen diferencias en cuanto a la preparación de dicho personal y se denota una falta de formación específica.

Para ello, la AESO ha recomendado a España desarrollar un plan de formación y desarrollo profesional para los trabajadores involucrados en las tareas de acogida. Además, de otros programas de formación específico para los distintos puestos.  

Las circunstancias podrán cambiar el plan

El Plan se va a poner en marcha en enero de 2021 y está previsto que se extienda a lo largo de todo el año.

Al ser el objetivo dar apoyo para hacer frente a las necesidades identificadas en España, todas las actividades previstas pueden variar en función de cambios circunstanciales que puedan ocurrir en el sistema de acogida nacional, así como en los recursos económicos y humanos disponibles.

Respecto a los recursos humanos que contempla el Plan, participarán expertos de los Estados miembro, expertos individuales, trabajadores de la agencia europea, personal contratado específicamente para esta labor, expertos nacionales que compondrán el equipo de apoyo al asilo y personal del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Una petición española

La secretaria de Estado envió una carta el 5 de agosto a la Oficina de Apoyo al Asilo solicitando colaboración y apoyo respecto a la acogida, al verse España desbordada por la llegada masiva de inmigrantes irregulares.

En reuniones técnicas posteriores se planteó realizar una Evaluación Conjunta Rápida de Necesidades (JRNA) y la identificación de posibles áreas de apoyo.

La EASO y los servicios de la Secretaría de Estado española llevaron a cabo la evaluación rápida de necesidades conjuntamente entre septiembre y octubre. El informe resultante ha servido para elaborar un plan operativo para el apoyo especial en la acogida que se concretó en el Plan Operativo de Apoyo especial en Acogida.

Además de crear un nuevo equipo en su sede de Malta, la Agencia desplegará miembros del personal en España.

España se convierte así en el país beneficiario de la quinta operación en curso de la EASO, tras Chipre, Grecia, Italia y Malta. La Oficina cuenta con más de 2.000 miembros desplegados en estos Estados, lo cual supone un grado de asistencia sin precedentes en Europa, y recientemente se ha anunciado que en 2020 ha duplicado su productividad operativa.

En relación con el Plan, Nina Gregori manifestó su orgullo y agradeció a España su colaboración para cumplir con las normas de acogida de la UE añadiendo que “La EASO comenzará a trabajar inmediatamente para poner en práctica el plan operativo y poder asistir a nuestros compañeros españoles”.

El sistema de asilo actual

España tiene un sistema de acogida mixto, con una red pública de centros para migrantes y programas que ofrecen cuidados para los solicitantes de asilo, los cuales son gestionados por entidades como ONGs, asociaciones benéficas y organizaciones religiosas que reciben fondos de la Secretaría de Estado de Migraciones.

Los solicitantes de asilo y beneficiarios de protección internacional pueden residir en España bajo el sistema de acogida un máximo de 18 meses. Este periodo puede ser ampliado a 24 meses en caso de personas vulnerables.

Durante estos meses las personas que llegan a España pasan por una primera fase en la que residen en un centro de acogida. Posteriormente, los solicitantes deben asegurarse un alojamiento privado con el fin de fomentar su autonomía dentro de la sociedad española.

Además, hay una fase inicial de evaluación y derivación, que no cuenta para los 18 meses del itinerario, pero que es un paso obligatorio para todos los beneficiarios del sistema de recepción.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?