Seguridad

La Guardia Civil aprueba varias medidas de apoyo a las mujeres

No les restará el Complemento Específico Singular durante la baja por embarazo y mantendrá intacto el sueldo en reducciones de jornada por violencia de género

Mujeres en un acto de la Guardia Civil.
photo_cameraMujeres en un acto de la Guardia Civil.

La Guardia Civil conmemoró en 2018 el treinta aniversario del ingreso de la primera mujer en este cuerpo más que centenario. La efeméride vino acompañada de actos, exposiciones y otras formas de celebración de este hito del avance de la integración de la mujer en todas las esferas profesionales.

Precisamente en los últimos años, también por presiones de las agentes, se han aprobado distintas medidas para mejorar la situación de las mujeres guardias civiles: en algunos casos, porque estaban en clara desventaja o discriminación, como la compra de chalecos antibalas adaptados a su anatomía, ya que antes sólo había chalecos unisex de hombre.

Confidencial Digital ha podido comprobar que más recientemente aún la Dirección General de la Guardia Civil ha tomado dos decisiones que van en la línea de reconocer derechos a las mujeres en determinadas situaciones especiales pero muy distintas: el embarazo, por un lado, y el reconocimiento como víctima de violencia de género, por otro.

Cobrarán el CES durante el embarazo

Desde la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) explican a ECD que, a una propuesta suya, la Dirección General de la Guardia Civil ha aceptado durante la baja por embarazo o por maternidad, las agentes sigan percibiendo el Complemento Específico Singular (CES).

El Complemento Específico Singular retribuye “las condiciones particulares o singulares de algunos puestos de trabajo, en atención a su especial dificultad técnica, responsabilidad, peligrosidad o penosidad”.

En esta circunstancia, hasta ahora las mujeres guardias civiles a las que se les asignaba un nuevo destino mientras estaban embarazadas o de baja por maternidad dejaban de cobrar el CES hasta que efectuaban su incorporación a su nuevo destino, algo que no podían hacer en su situación, lógicamente; de forma que no empezaban a cobrarlo hasta que efectivamente se incorporaban a trabajar en el destino.

Algunas agentes litigaron en los tribunales de justicia para que se les reconociera ese derecho a cobrar el Complemento Específico Singular durante las bajas por embarazo o maternidad.

Pero ahora, por esta propuesta enviada a través del Comité de Igualdad de la Guardia Civil, la Dirección General ha decidido incluir una modificación en el proceso de elaboración del proyecto de real decreto que regulará la gestión y control de procesos de incapacidad temporal de condiciones psicofísicas de los guardias civiles.

De esta forma, se establecerá que las guardias civiles no dejarán de cobrar el CES pese a que por estar de permiso por gestación o por maternidad no se incorporen a su destino.

Además, explican desde APROGC, hasta que se apruebe dicha reforma legal el Mando de Personal de la Guardia Civil ha dado orden de que se tenga en cuenta esta circunstancia para las agentes que se encuentren en esta circunstancia.

En caso de violencia de género

Otro cambio reciente adoptado por la Guardia Civil beneficiará a las agentes víctima de violencia de género. En este caso ya está en vigor, ya que venía recogido en la Instrucción 1/2019 de la Dirección General de la Guardia Civil; instrucción que trasladó y adaptó a las especificidades del Instituto Armado las reformas del Decreto-Ley de marzo con el que el Gobierno de Pedro Sánchez amplió los permisos de maternidad (a 16 semanas) y paternidad (a ocho semanas).

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ponen en valor, además de las novedades sobre permisos por nacimiento, por adopción, por lactancia..., el cambio en el permiso por violencia de género sobre mujeres guardias civiles.

La Orden General 1/2016, por la que se regulan las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil, permite la reducción de jornada a las víctimas de violencia sobre la mujer; pero, eso sí, establece que “las guardias civiles víctimas de violencia sobre la mujer, para hacer efectiva su protección o su derecho de asistencia social integral, tendrán derecho a la reducción de la jornada con disminución proporcional de la retribución”.

De nuevo la Dirección General de la Guardia Civil trata de que el salario de las mujeres guardias civiles no se vea afectado, como con el embarazo y la maternidad. Y con la citada Instrucción 1/2019, que entró en vigor el pasado 1 de abril, introduce una novedad:

“Cuando la reducción de jornada prevista en el permiso por razón de violencia de género regulado por el artículo 33 de la Orden General número1/2016, por la que se regulan las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil sea de un tercio o menos, las guardias civiles víctimas de violencia sobre la mujer mantendrán sus retribuciones íntegras”.

“Progenitor diferente de la madre biológica”

Ya en el plano simbólico y no práctico, cabe señalar que con esta Instrucción 1/2019 la Dirección General de la Guardia Civil renombra algunos permisos. Por ejemplo, el “permiso por violencia de género” pasa a denominarse “permiso por razón de violencia de género sobre la mujer guardia civil”.

El permiso por parto se cambia por “permiso por nacimiento para la madre biológica”, mientras que el permiso por paternidad deja de llamarse así para ser el “permiso del progenitor diferente de la madre biológica por nacimiento, guarda con fines de adopción, acogimiento o adopción de un hijo o hija”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?