Seguridad

La Guardia Civil aumenta a 23 kilómetros el alcance de las cámaras que detectan pateras y lanchas con droga

El Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) permite hasta ahora confirmar la presencia de una embarcación a 5 kilómetros de la costa

La Guardia Civil intercepta una patera con inmigrantes sin papeles.
photo_camera La Guardia Civil intercepta una patera con inmigrantes sin papeles.

Ver más, mejor, más lejos: es el objetivo de la Guardia Civil con la licitación de un contrato de “suministro de doce sensores optrónicos para emplazamientos SIVE”, es decir, los radares y cámaras que el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior tiene repartidos por distintos puntos de las costas de España.

La Jefatura de Asuntos Económicos ha reservado 5,3 millones de euros para este contrato, que se espera que se lleve a efecto entre 2021 y 2023.

En la documentación de la licitación, consultada por Confidencial Digital, se exponen las mejoras que se buscan con esta inversión.

“El equipamiento que se pretende adquirir se considera idóneo para cubrir la necesidad expuesta, dado que estos medios permiten lograr un incremento de la eficacia operativa de las estaciones sensoras SIVE respecto a la situación actual, así como también, permitirán reducir los tiempos de indisponibilidad del sistema e incrementar los tiempos de operatividad por la reposición de sensores obsoletos e irreparables”, indica el Servicio de Telecomunicaciones de la Jefatura de Servicios Técnicos, dependiente del Mando de Apoyo.

Este servicio de la Guardia Civil destaca que “el papel de los sensores optrónicos en el funcionamiento” del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior en su conjunto “es crítico”.

Eso se traduce, en primer lugar, “en la necesidad de su refresco tecnológico para incrementar su capacidad en términos de alcance de detección, resolución para identificación y seguimiento automático de objetivos desde los emplazamientos SIVE de la Guardia Civil”.

Por tanto, ya indica que la incorporación de nuevos sensores optrónicos va a incrementar la capacidad de las estaciones del sistema de vigilancia “en términos de alcance de detección”.

Actualmente la Guardia Civil tiene estaciones fijas en puntos de Huelva, Cádiz, Algeciras, Ceuta, Málaga, Granada, Almería, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Islas Baleares, Gran Canaria, Tenerife y Pontevedra, y además “se disponen de unidades móviles de SIVE que permiten ampliar la capacidad de vigilancia, en caso necesario, en zonas donde no exista cobertura de los despliegues fijos”.

10 kilómetros con radar, 5 con cámara

En la página web de la Guardia Civil se describen las capacidades actuales del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior:

-- “Un sensor radar que detecta las embarcaciones a 10 kilómetros de distancia y transmite la señal a varios monitores de televisión”.

-- “Una cámara de vídeo de gran alcance diurno, con imagen de detalle e intensificadores de luz que permiten tomar imágenes en baja luminosidad”.

-- “Una cámara de infrarrojos que permite la visión nocturna y diurna, con imagen de alto contraste y una alta inmunidad frente a condiciones meteorológicas adversas”.

Y se añade que “estas cámaras permiten confirmar la presencia de la embarcación e identificarla a 5 kilómetros de distancia”.

Recientemente se ha apuntado en algunos casos que el radar y las cámaras permiten detectar embarcaciones a una distancia de hasta 12 millas náuticas, incluso a 18 si el mar está en buenas condiciones. Pero las capacidades oficiales son las antes citadas: 10 kilómetros por radar, 5 kilómetros por cámara.

Pateras y lanchas de droga

Los pliegos de prescripciones técnicas de la licitación detallan las características que deben tener los sensores que va a adquirir la Guardia Civil.

Por un lado, incorpora nuevas cámaras en banda infrarroja, que tiene como función “la detección y reconocimiento en banda infrarroja de muy pequeñas embarcaciones (pateras, lanchas rápidas)”. Para ello, deben proporcionar una imagen de muy alta calidad (alto contraste, bajo ruido, alta resolución espacial y alta resolución térmica).

Las cámaras deben ser capaces de detectar, principalmente, dos tipos de embarcaciones:

-- Pateras (de inmigrantes sin papeles): embarcaciones de madera, goma o fibra de cinco a siete metros de eslora, unos dos metros de manga, obra muerta de 0,5 metros, velocidad entre 1 y 10 nudos, desplazándose sobre una mar rizada a gruesa, con un tamaño que se calcula de 2,5 por 2,5 metros de área equivalente de observación y diferencia de temperatura respecto del agua del mar de 10ºC.

-- Lancha semirrígida o zodiac (principalmente para el tráfico de drogas): embarcación de goma o fibra, de 5 a 8 metros de eslora, unos dos metros de manga, obra muerta de 0,5 metros, velocidad entre 1 y 60 nudos y desplazándose sobre una mar rizada a gruesa. Pueden o no disponer de una estructura interior (fija de asientos) y un soporte metálico destinado a radar de navegación. En este caso se cifra en unos 3 x 3 m. de área equivalente de observación, y diferencia de temperatura respecto del agua del mar de 10ºC.

Hasta 23 kilómetros

Pues bien: “Teniendo en cuenta los blancos anteriores”, indica la Guardia Civil, “se considerarán los mayores alcances de detección y reconocimiento de estas embarcaciones en posición frontal (aproximación radial) y en las siguientes condiciones atmosféricas”:

-- Buenas condiciones atmosféricas: Atmósfera sin bruma y con una visibilidad de 23 Km. (extinción en infrarrojo de 0,2Km-1).

-- Limitadas condiciones atmosféricas: Atmósfera húmeda, cálida y brumosa con una visibilidad de 5 Km. (extinción en infrarrojo de 1Km-1).

En cuanto a los valores mínimos exigibles, establece unos parámetros que en buenas condiciones deberían permitir detectar una patera a 16 kilómetros, como mínimo, y reconocerla a 11; y en el caso de una lancha semirrígida, detectarla a 17 kilómetros y reconocerla a 12. Con malas condiciones se admite un mínimo de 4 kilómetros.

2

Cámaras de imagen visible

Eso en lo que se refiere a las capacidades de las cámaras infrarrojas. Las distancias de las cámaras de imagen visible son similares:

-- Buenas condiciones atmosféricas: Atmósfera sin bruma y con una visibilidad de 23 Km. (transmitancia atmosférica del 82% en 1 Km.).

-- Limitadas condiciones atmosféricas: Atmósfera húmeda, cálida y brumosa con una visibilidad de 5 Km. (transmitancia atmosférica del 37% en 1 Km.).

Cambian los valores mínimos exigibles, pero en todo caso, aumentan respecto a las capacidades actuales de los sensores que tiene el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior en la costa mediterránea, en la costa andaluz y gallega del Atlántico, y en Ceuta, Baleares y Canarias.

3

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes