Seguridad

La Guardia Civil obligará a los agentes a taparse los tatuajes en las manos, la cabeza y el cuello

Un real decreto del Ministerio del Interior va a establecer que deberán ocultarlos por completo cuando vistan el uniforme

Guardias civiles ante la directora general, María Gámez.
photo_camera Guardias civiles ante la directora general, María Gámez.

El Ministerio del Interior va perfilando la regulación sobre uniformidad en la Guardia Civil, que incluirá las normas sobre los tatuajes que pueden y que no pueden tener los agentes del cuerpo. El asunto ha provocado periódicamente polémicas importantes en la plantilla.

Confidencial Digital ha consultado el texto del proyecto de Real Decreto por el que se regula el uso general del uniforme de la Guardia Civil, que el Ministerio del Interior mantendrá hasta el 17 de junio en trámite de audiencia e información pública.

Este trámite tiene por objeto recabar la opinión de los ciudadanos titulares de derechos e intereses legítimos afectados por un proyecto normativo ya redactado, directamente o a través de las organizaciones o asociaciones que los representen, así como obtener cuantas aportaciones adicionales puedan realizar otras personas o entidades.

El artículo 14 del proyecto de real decreto se refiere a la “Exhibición de tatuajes”. En los últimos meses ya se habían conocido las líneas generales de este punto, si bien ha habido modificaciones en el texto.

Qué tatuajes sí y cuáles no

Ahora el proyecto de real decreto establece que “para quienes hayan de vestir el uniforme de la Guardia Civil se prohíben los tatuajes, tanto permanentes como temporales, que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, autoridades o virtudes militares; que supongan desdoro al que porta el uniforme; que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de la Guardia Civil en cualquiera de sus formas; que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso, así como los que inciten al odio; que comprometan la exigida neutralidad política o sindical; o cualesquiera otros contenidos vedados por la ley”.

Se indica también que “tampoco están permitidos, cualquiera que sea el motivo o expresión que reflejen, los tatuajes en las manos, cabeza y cuello”.

Sí se permiten “tatuajes o parte de los mismos que sean visibles en brazos y piernas vistiendo el uniforme de uso general de la Guardia Civil, siempre que no reflejen motivos o expresiones prohibidas de las recogidas en el apartado primero de este artículo”.

Se ha elimina la especificación de que sólo se permiten tatuajes visibles en brazos y piernas, cuando no cubrieran más de 70 centímetros cuadrados de piel en cada extremidad. Esas medidas concretas han desaparecido del texto que Interior ha colgado para el trámite de audiencia e información pública, que en principio es el último antes de hacer modificaciones y remitirlo al Consejo de Ministros para su aprobación.

Manos, cabeza y cuello

Sin embargo, en el proyecto de real decreto se incluye también una disposición sobre los tatuajes. Se trata de la disposición transitoria cuarta, sobre “Tatuajes no permitidos en las manos, cabeza y cuello”, y hace referencia a los agentes de la Guardia Civil que ya tengan determinados tatuajes cuando entre en vigor esta nueva norma.

“De acuerdo con lo regulado en los apartado 2 del artículo 14 de este real decreto”, es decir, aquello de “tampoco están permitidos, cualquiera que sea el motivo o expresión que reflejen, los tatuajes en las manos, cabeza y cuello”, la disposición puntualiza que “quienes a la fecha de entrada en vigor del mismo porten tatuajes no permitidos en las manos, cabeza y cuello deberán ocultarlos por completo cuando vistan el uniforme de la Guardia Civil”.

Es decir, como norma general los guardias civiles no podrán lucir tatuajes en las manos, la cabeza y el cuello. Se entiende que, por tanto, quienes aspiren a entrar en el cuerpo no pueden lucir tatuajes en esas partes del cuerpo, ni tampoco un guardia civil en activo puede tatuarse en las manos, el cuello y la cabeza.

Pero un guardia civil que luzca actualmente un tatuaje en esas zonas, si entra en vigor el real decreto con esta redacción, tendrá que taparse de alguna forma los dibujos en su piel, siempre que lleve el uniforme del Instituto Armado.

Se anuló la orden ministerial

Este real decreto vendrá a sustituir la Orden INT/77/2014, de 22 de enero, por la que se regula el uso general del uniforme del Cuerpo de la Guardia Civil. Esta orden ministerial pretendía abarcar las reglas por las que debía regirse el uso del uniforme del cuerpo, tanto por los guardias civiles, como por aquéllos que hubieran cesado en su relación de servicios profesionales con el Cuerpo y personas ajenas al mismo.

Tras un recurso de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Audiencia Nacional anuló la orden ministerial, al considerar que el contenido que se regulaba en el mismo no puede ser establecido por orden ministerial, sino que debe serlo por real decreto.

Así que la Dirección General de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior iniciaron la elaboración del proyecto de real decreto, que reabrió la polémica sobre los tatuajes, si bien el texto es más amplio, al regular el uso del uniforme y otros puntos del aspecto exterior de los guardias civiles.

Prohibido el uniforme en redes sociales

Sin duda, uno de los puntos más llamativos es el artículo 16, que detalla las “Prohibiciones y limitaciones generales sobre el uso del uniforme”.

En ese artículo se establece que el personal de la Guardia Civil no podrá hacer uso del uniforme en las siguientes situaciones ajenas al servicio, y se cita entre otras situaciones “en las tecnologías de la información y las comunicaciones o cualquier otro medio de difusión pública utilizando cuentas y canales de uso privado, salvo con autorización previa”.

Son muchos los agentes de la Guardia Civil (como militares, policías nacionales, mossos d’Esquadra, ertzainas, policías locales...) que publican fotos y vídeos en uniforme en sus perfiles en redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram y también Tik Tok.

Esto ha provocado polémicas internas: un sector dentro de estos cuerpos y fuerzas considera un desprestigio, una vergüenza, el uso que algunos compañeros hacen del uniforme, al aparecer con él bailando o en situaciones ridículas, de burla, ofensivas...

El decreto que prepara Interior también prohíbe a los guardias civiles aparecer de uniforme “en actos publicitarios, salvo autorización previa”, y “en entrevistas a los medios de comunicación social, fuera de los casos previstos en el artículo 4.2 e), salvo autorización previa”.

Ese artículo 4.2 e) habilita a aparecer en uniforme en “conferencias, seminarios o actos similares, cuando se participe con carácter oficial por razón de su condición de guardia civil”.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?