Seguridad

Los idiomas que le interesan al CNI: ruso, hebreo, árabe marroquí, bereber…

El Centro ha convocado plazas de intérpretes para traducir de forma oral y escrita esas lenguas

Sede del CNI.
photo_cameraSede del CNI.

El espionaje español busca intérpretes. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) mantiene en su web y en otra del Ministerio de Defensa una oferta de empleo dirigida a quienes que dominen determinados idiomas extranjeros.

Así se especifica en las ofertas que ‘La Casa’ mantiene abiertas desde hace unos días, que ha consultado Confidencial Digital, y que estarán disponibles hasta el 20 de mayo para recibir currículos de aspirantes a cubrir una de estas plazas.

“El Centro Nacional de Inteligencia selecciona intérprete/traductor que se encargará de llevar a cabo la traducción de, al menos, un idioma tanto en vertiente oral como escrita”, se indica en la descripción de esta oferta de trabajo.

La oferta colgada en la web de Sapromil, el Servicio de Aprovechamiento de Capacidades Profesionales del Personal Militar de las Fuerzas Armadas, sí va a dirigida a miembros de las Fuerzas Armadas.

Pero ser militar no es en principio requisito, según la web del CNI, que suele colgar con cierta frecuencia ofertas de distintos puestos; traductores, como ahora, pero también conductores, personal de oficina, informáticos, expertos en tecnologías de la comunicación, agentes operativos, e incluso responsables de recursos humanos, una de las ofertas que también está activa actualmente.

A los aspirantes a traductores del centro ahora se les exige tener al menos una titulación de Bachillerato, Técnico o equivalente; Diplomatura o equivalente; o Grado, Licenciatura o equivalente.

Ruso y hebreo, inglés y francés

Por los idiomas de los que el CNI oferta plazas se pueden apuntar algunas zonas de interés para el servicio de inteligencia español.

En la oferta de la web del CNI, que no en la de Sapromil, se citan el inglés y el francés.

Pero además en ambas versiones coinciden varias lenguas. Por ejemplo, el ruso y el hebreo. Pese a la lejanía geográfica de Israel y de Rusia (y de otros países rusófonos), hay que tener en cuenta que los servicios secretos exteriores israelíes (Mossad) y rusos (el Servicio de Inteligencia Exterior, SVR, y el Departamento Central de Inteligencia, GRU) son de los más potentes y activos en países de todo el mundo.

Al mismo tiempo, cabe señalar que el Mossad israelí formó en sus inicios a los primeros miembros del CESID (antecedente del CNI), y las relaciones entre ambos servicios son estrechas.

Árabe y los idiomas que se hablan en Marruecos

Otro idioma en el que el Centro Nacional de Inteligencia muestra interés es, claro está, el árabe. La falta de traductores de árabe en distintas Fuerzas de Seguridad y servicios de información, así como en Instituciones Penitenciarias, fue uno de los motivos que impidieron detectar los preparativos y así evitar la masacre yihadista del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Después de estos atentados, los cuerpos de seguridad incorporaron a numerosos traductores de árabe y sus dialectos para controlar las redes yihadistas. Además, el CNI reorientó sus actividades hacia esta amenaza terrorista.

Ahora, además de traductores de árabe, el servicio de inteligencia también requiere personas que dominen dialectos de la lengua. Menciona en sus ofertas “dialectos del norte de África y de Oriente Medio”, dos zonas sensibles para España, especialmente la primera.

En la oferta colgada en la web de Sapromil hay concreción aún mayor. Se mencionan dos de estas modalidades de árabe del norte de África: el dariya y el bereber.

El dariya es la variante del árabe que se habla en Marruecos, y también gran parte de la población marroquí habla alguna modalidad de las lenguas bereberes. Además, en Ceuta y Melilla tanto el dariya como el bereber (o amazigh) son idiomas de uso frecuente entre la población musulmana.

Marruecos es uno de los países prioritarios en la acción del Centro Nacional de Inteligencia, y que también muchos de los sospechosos de yihadismo que están bajo vigilancia en España hablan estas lenguas.

ECD ha tratado de ampliar con el CNI la información sobre estas ofertas, y sobre los idiomas para los que busca traductores y para los que no, alguno destacado como puede ser el chino. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Las funciones de los traductores

El documento con la oferta que se puede consultar en la web del CNI está firmado por el Departamento de Selección del centro, y ofrece algunos detalles más que la misma oferta en la página de Sapromil.

Por ejemplo, se especifica que quienes sean contratados, “según el puesto de trabajo” podrán desempeñar funciones como:

-- Traducción directa e inversa hablada o escrita.

-- Interpretación consecutiva y/o simultánea.

-- Apoyar en búsqueda de información en distintos idiomas.

-- Asesorar en aspectos culturales y lingüísticos.

Otras competencias

En la selección de candidatos, el CNI considerará no sólo el conocimiento y dominio de idiomas; también valorará cursos relacionados con interpretación, con búsquedas de información en Internet, cursos de mantenimiento del idioma, y cursos y titulaciones específicos relacionados con la traducción.

También indica que tendrá en cuenta otras competencias y aspectos relevantes, como son el manejo de herramientas informáticas y de bases de datos, la adaptabilidad y flexibilidad, el trabajo en equipo, y la disponibilidad, la discreción, y el compromiso.

A diferencia de otras ofertas, en la web de Sapromil en este caso no se especifica ni el tipo de contrato que tendrían los seleccionados ni el salario que recibirían.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?