Seguridad

Marlaska compra 350 medallas para homenajear a víctimas del terrorismo

Destinadas a secuestrados y heridos por ETA, yihadistas, Grapo, ultraderechistas y GAL

Atentados 11 marzo
photo_cameraAtentados 11 marzo

Siete años después del “cese definitivo de la actividad armada” de ETA, y un año y medio después de la escenificación de la entrega de parte del arsenal de la banda, las instituciones públicas mantienen aún un ‘déficit’ de reconocimiento de un buen número de víctimas del terrorismo.

No es sólo que cientos de asesinatos cometidos por ETA no hayan sido juzgados ante la falta de datos y la prescripción de algunos delitos. Es que, en muchos casos, el Gobierno ni siquiera ha distinguido con la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo a muchos heridos en atentados, incluso a personas que fueron secuestradas.

Este fenómeno se da con víctimas de ETA y también con víctimas de otras organizaciones terroristas: de células yihadistas como las que atentaron en Madrid el 11 de marzo de 2004 y en Barcelona y Cambrils el 17 de agosto de 2017, víctimas de los GRAPO, de organizaciones de ultra derecha y de terrorismo de Estado como los GAL...

Más medallas para distinguir a todas las víctimas

Confidencial Digital ha podido comprobar que el Ministerio del Interior, que dirige Fernando Grande-Marlaska, tiene en proceso de licitación un contrato para adquirir 350 placas de la encomienda -un grado concreto- de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo.

Las placas, elaboradas en cobre con zinc, esmaltadas y doradas y con una cinta de seda, costarán unos 82 euros (sin IVA) por unidad, por lo que el importe total no superará los 28.700 euros (con IVA, 34.727 euros).

Esta compra obedece, según se explica en la documentación consultadas por ECD, a que el Ministerio del Interior “tiene previsto organizar actos de homenaje para hacer entrega de estas medallas” a víctimas del terrorismo que, habiendo sido reconocidas como tales y aprobada una condecoración para ellas, todavía no han recibido la medalla o distintivo de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo.

Concretamente, se trataría de heridos en ataques terroristas, así como de secuestrados por organizaciones terroristas en España.

Según los datos que maneja Interior, hay 560 encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo pendientes de entregar, y otra veintena en tramitación. Como el ministerio de Grande-Marlaska sólo tiene en stock 230 placas de la condecoración, ha abierto ese proceso de licitación para comprar otras 350.

Una vez que se adquieran, ya se irán programando esos actos de homenaje que planea Interior para reconocer públicamente y hacer entrega de las placas de la encomienda a las víctimas del terrorismo a los que todavía no se les ha impuesto.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes