Seguridad

Por qué Interior no rebaja la alerta 4 antiterrorista: viene Al Qaeda

Según los expertos, tras la derrota del Daesh ha optado por atentados selectivos contra fuerzas de seguridad y sin víctimas civiles, y esa táctica está a punto de llegar a Europa

Hamza Bin Laden.
photo_cameraHamza Bin Laden.

Los investigadores del fenómeno yihadista señalan que 2018 ha sido un año “esperanzador” en la lucha antiterrorista. Al menos, en cuanto a cifras se refiere. En 2015, el yihadismo asesinó en Europa a 158 personas; en 2016 fueron a 132; y en 2017, 60. Y 2018 se cerró con 7 víctimas mortales. Apenas un 4 por ciento de los asesinatos contabilizados en 2015.

En España no se registró ninguna víctima en todo el año 2018, mientras que fueron detenidos 58 yihadistas (algunos de ellos ya se encontraban en prisión). A pesar de eso, el Ministerio del Interior sigue manteniendo la alerta antiterrorista en el nivel 4: ‘Riesgo Alto’ de atentado. Un nivel que no ha variado desde que se decretó, a finales de junio de 2015.

Esta situación ha llevado a muchos a preguntarse por qué Interior no rebaja el nivel de alerta, a la vista de unas cifras que parecen apuntar a un fuerte retroceso de la amenaza yihadista. Sin embargo, según ha podido saber ECD, por expertos de la lucha antiterrorista, el ministerio no tiene previsto rebajar el nivel de alerta ni a corto ni a medio plazo. Y eso por varias causas. Una de ellas, la posible vuelta “con fuerza” de Al Qaeda en Europa.

La amenaza latente de Al Qaeda

Tal como advierten expertos de la lucha antiterrorista, Al Qaeda nunca ha desaparecido. Y, de hecho, la organización fundada por Osama Bin Laden está volviendo con fuerza en todo el mundo.

La derrota militar del Daesh en Siria e Irak, junto con la pérdida de poder económico en todo el mundo, ha dejado vía libre a Al Qaeda para recuperar el terreno que había perdido en los últimos años.

Así está ocurriendo ya en países con fuerte presencia del yihadismo. Y los expertos no descartan que la ola de popularidad que hoy genera Al Qaeda alcance de lleno Europa, donde la presencia del Daesh había sido hasta ahora hegemónica.

Ganarse a la población

Los expertos a los que ha escuchado ECD explican que Al Qaeda ha adoptado una táctica especial para maximizar su popularidad y recuperar el crédito perdido en los últimos años: No cometer atentados indiscriminados en los que se registren víctimas civiles. Algo por lo que sí apostaba el Estado Islámico, y que le generó mala fama en algunos sectores del salafismo.

Esa táctica está funcionando. En muchos países, Al Qaeda ha optado por centrar sus objetivos en las fuerzas de seguridad, y eso le está generando una mayor capacidad de reclutamiento.

Se teme que la estrategia llegue también a Europa y que, a corto plazo, se registre un repunte del terrorismo.

La batalla por el yihadismo de Al Qaeda y Daesh

Al Qaeda y el Estado Islámico llevan años rivalizando por el domino del yihadismo a nivel mundial. Ambos grupos, que colaboraron activamente en los primeros años de la guerra civil en Siria, rompieron relaciones cuando el Daesh comenzó a luchar contra el Frente Al-Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria.

En 2017, los líderes de ambas facciones incluso tuvieron un encontronazo público. En un mensaje difundido por el jefe de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri aseguró que Abu Bakr al Baghdadi -líder del Daesh- participó en una “campaña de deformación de los hechos, de miedo e intimidación” contra la organización responsable del 11-S. Baghdadi había afirmado previamente que Al Qaeda mantenía tratos con cristianos.

Desde entonces, en todos los escenarios donde está presente el yihadismo se ha vivido una lucha enconada entre ambas organizaciones por la hegemonía del terrorismo islamista. Y, con el auge del Estado Islámico y la creación del denominado Califato, la balanza se decantó de forma significativa hacia el Daesh.

Sin embargo, con el Estado Islámico controlando ahora apenas un uno por ciento del territorio sirio y sin presencia en Irak, la red terrorista que lidera Abu Bakr al-Baghdadi va perdiendo poder de reclutamiento en todas las partes del mundo.

El hijo de Bin Laden se posiciona como líder

Al Qaeda quiere aprovechar ese retroceso para recuperar la hegemonía yihadista en el mundo. Para ello, ha señalado al hijo favorito de Osama Bin Laden, Hamza Bin Laden, como un futuro líder de la ‘guerra santa’.

Hamza, por cuya cabeza ofrece Estados Unidos un millón de dólares de recompensa, tiene unos 30 años y está casado con una hija de Mohammed Atta, el jefe del comando de pilotos que perpetró los atentados del 11-S.

Otros factores para no bajar la alerta

Pero hay más razones que manejan los expertos, y que Interior y la Mesa de Valoración de la Amenaza conocen, que desaconsejan no reducir la alerta 4, a pesar de que suponga un mayor gasto de recursos económicos y humanos.

Por ejemplo, el dato de que el flujo migratorio de radicales que vuelven de Siria e Irak “no ha terminado”. En los próximos años, dicen, seguirán regresando a sus países de origen los combatientes que se unieron al Daesh.

Lo mismo ocurre con la población reclusa que ingresó en centros penitenciarios españoles en los últimos años por su pertenencia a organizaciones terroristas. Se calcula que un número importante de estos presos saldrá en libertad próximamente por haber cumplido las penas, en un goteo que preocupa mucho a las fuerzas de seguridad del Estado.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable