Seguridad

Interior sustituirá las concertinas por vallas anti-cizallas coronadas con un obstáculo cilíndrico

El Ministerio se apoya en un informe reservado, elaborado durante el Gobierno Rajoy, para demostrar que la actual alambrada con cuchillas en Ceuta y Melilla no es efectiva

Las actuales vallas de Ceuta y Melilla mantienen las concertinas.
photo_cameraLas actuales vallas de Ceuta y Melilla mantienen las concertinas.

Acabar con las concertinas de Ceuta y Melilla ha sido una de las grandes promesas del Gobierno de Pedro Sánchez en el último año. El presidente anunció la medida al poco de llegar a Moncloa para, de esa manera, cumplir con una exigencia del PSOE al anterior Ejecutivo. Ahora, el ministro Marlaska ha confirmado que las alambradas con cuchillas serán sustituidas en 2020.

El titular de Interior, de hecho, ha asegurado que desde su gabinete se apuesta por instalar, en ambas ciudades autónomas, unas “fronteras del siglo XXI”, que sean “más seguras” y en las que “los conceptos de seguridad y humanidad no estén disociados”.

El Gobierno Rajoy veía inútiles las concertinas

Las declaraciones realizadas por Grande-Marlaska han sido muy criticadas por el PP, donde se ha llegado a acusar al Gobierno de llevar a cabo una política de “puertas abiertas” con la inmigración ilegal, tal y como ha declarado el ex portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó.

Unas críticas que han ido a más después del nuevo asalto, por parte de 155 personas, llevado a cabo el pasado viernes en la valla de Ceuta.

Desde Interior, por su parte, responden que la decisión de sustituir las concertinas “estaba tomada” desde el mismo momento en el que el PSOE llegó al Gobierno. Pero añaden un dato menos conocido: ya el “anterior equipo” del Ministerio, liderado por Juan Ignacio Zoido (con Rajoy en Moncloa) tenía constancia de que las concertinas no eran útiles.

Altos cargos del Ministerio, consultados por Confidencial Digital, explican que, en el año 2017, se redactó un informe, de consumo interno, posterior a un trabajo de análisis y evaluación del estado de las vallas de Ceuta y Melilla.

En el citado documento, se alerta del “deterioro” de las alambradas, tanto por la falta de mantenimiento como por los daños ocasionados por las entradas masivas de inmigrantes que, en vez de saltar la verja y exponerse a cortarse con las concertinas, usaban cizallas para cortar la alambrada de las vallas y entrar por debajo.

Sobre las propias concertinas, el informe especificaba que no habían logrado el efecto disuasorio esperado y, además, no impedían la entrada masiva de inmigrantes tanto en Ceuta como en Melilla. En el texto se dejaba claro que no eran “ni eficaces ni efectivas”.

Las nuevas vallas de Interior

Con ese informe en las manos, y teniendo en cuenta la postura del PSOE antes de llegar al Gobierno, desde Interior se tuvo claro cómo se debía actuar: “Hace un año ya hablamos de sustituir las concertinas por otra valla. Nunca se habló de quitar algo sin poner nada a cambio, sino de instalar una alambrada nueva”.

Tal y como avanzó ECD el pasado mes de octubre, las nuevas vallas de Ceuta y Melilla contarán con tecnología avanzada, en la que se incluyen cámaras con wifi y un mayor alcance de visión para detectar la llegada de inmigrantes a una mayor distancia.

Además, se instalará un circuito cerrado de televisión con un sistema de reconocimiento facial, que puede servir no solo para identificar a los inmigrantes, sino a los integrantes de las mafias que les conducen hasta las vallas.

Pero además, para solventar los problemas de las actuales alambradas, el proyecto escogido por Interior incluirá un material “mucho más resistente” a los posibles daños que puedan ocasionar los inmigrantes con cizallas o cualquier otra herramienta que persiga abrir huecos en la alambrada.

Por otro lado, las nuevas vallas ya no estarán coronadas por cuchillas en su parte más alta, sino por un “obstáculo cilíndrico” que no será cortante. De momento no se ofrecen más detalles sobre sus características. Además, la altura de las alambradas que va a instalar Interior será mucho más elevada que las actuales.

Las fuentes consultadas explican, en ese sentido, que “el objetivo es que las nuevas vallas no sean escalables. Van a ser más altas y, además, el salto al otro lado será aún más difícil por el obstáculo superior que se instalará”. Todo ello, añaden, repercutirá en una mayor eficacia de las alambradas sin necesidad de infligir daño a los inmigrantes.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable