Seguridad

Investigación de los sobres con balas. Interior traslada a la Policía que “no tenga prisa”

Y que lo justifique diciendo que localizar al autor “lleva tiempo” y que “hay que hacerlo bien”. La previsión es que no se esclarezcan los hechos antes de las elecciones del 4-M

María Gámez y Fernando Grande-Marlaska (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).
photo_camera María Gámez y Fernando Grande-Marlaska (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).

La investigación sobre las cartas con balas a Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez no se cerrará antes de las elecciones en Madrid. Es la previsión que maneja la cúpula del Ministerio del Interior, desde donde se ha trasladado a la Policía el mensaje de que “no tengan prisa” por esclarecer los hechos.

Por lo pronto, el envío con balas al líder de Podemos, el ministro del Interior y la directora de la Guardia Civil, ha supuesto un vuelco en la campaña electoral del 4-M. Y así va a seguir siendo.

La Policía ha identificado y localizado ya a la persona que envió la carta con una navaja con manchas que aparentaban ser de sangre a la ministra de Industria, Reyes Maroto. La rápida identificación del presunto autor ha sido posible por el reguero de pistas que él mismo había dejado. Se trata de un desequilibrado que hasta incluyó sus señas en el remite del sobre.

Nada esclarecido antes de ir a votar

Sin embargo, en Interior rebajan las expectativas respecto a los paquetes con balas y el origen de las amenazas a Iglesias, Marlaska y Gámez. No hay previsión de aclararlo antes de los comicios madrileños. Es decir, antes de que los ciudadanos acudan votar el próximo 4 de mayo.

Los primeros indicios recogidos por la Policía ya apuntaban a que el autor de la amenaza a la ministra Maroto no tenía ninguna relación con la persona que la semana pasada remitió cartas amenazantes con proyectiles de fusil en su interior.

Por si fuera poco, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes policiales involucradas en la investigación, la cúpula del departamento que dirige Grande-Marlaska ha trasladado a los mandos de la Policía que están inmersos en las pesquisas que “no tengan prisa”.

Defender que el proceso “lleva tiempo”

Aunque desde el Ministerio del Interior todavía no han confirmado desde dónde se enviaron esas cartas, toda la correspondencia que entra a través de las oficinas de Correos y de los buzones instalados en las vías públicas se clasifica en los centros de tratamiento automatizado (CTA).

Pero la investigación sobre las tres cartas con balas se prevé larga. El departamento que dirige Marlaska argumentará que el trabajo para localizar a la persona que realizó los envíos “lleva tiempo” porque exige determinar la trazabilidad exacta de la misiva.

Ante las peticiones de información que se reciban sobre el avance de la investigación, la consigna del Ministerio de Interior es explicar que al Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) de Madrid (Vallecas) llegan decenas de miles de cartas, por lo que es muy difícil determinar en qué buzón se colocó de los 600 que hay repartidos por toda la Comunidad de Madrid.

También se insistirá en el mensaje de que se necesita tiempo para investigar porque “hay que hacerlo bien”. Se tiene en cuenta que las cartas llegan a los centros de tratamiento desde los puntos de recogida, y en muchos de ellos no hay cámaras de seguridad, de tráfico o de comercios que permitan agilizar la identificación.

Suspicacias en la Policía Nacional

En pocos días, la campaña del bloque de izquierdas ha dado un giro, centrándose en esas supuestas amenazas que aún investiga la Policía y cambiando el ritmo de PSOE, Podemos y Más Madrid: los tres han anunciado que no acudirán a más debates. 

Los socialistas han metido en campaña al ministro Grande-Marlaska y a la hasta ahora ‘desaparecida’ directora de la Guardia Civil, María Gámez, y han adoptado el lema “fascismo o democracia”.

Unos movimientos y discursos políticos que han levantado las sospechas en la Policía Nacional sobre si hay un intento por parte del Gobierno de retrasar al máximo las conclusiones de la investigación para mantener la tensión electoral hasta después del 4-M.

“A la Policía todo esto nos da igual. Son discursos políticos y no nos competen. Lo que sí nos compete es asegurar la detención del autor y el primer problema surge por la actitud de Pablo Iglesias al hacerlo público. En este tipo de delitos anónimos, una de las bazas de la policía es la relajación del autor, que ha sido activado en su instinto de defensa, y ha podido destruir pruebas”, protestan.

‘Reventar’ la campaña electoral

Tal y cómo se reveló este lunes en ECD, PSOE y Podemos, socios de Gobierno, caminan juntos también de cara a las elecciones de Madrid, acordando estrategias y diseñando los mensajes. Han acordado ‘reventar’ la campaña, como único modo de salvar los daños sufridos en el debate celebrado en Telemadrid.

Los dos cerebros electorales de esos partidos, Iván Redondo y Pablo Iglesias, han estado y están en contacto permanente, con el fin de ir tomando decisiones tácticas en función de cómo se desarrollan los acontecimientos.

“La investigación acaba de empezar”

Oficialmente, fuentes del Ministerio del Interior afirman a ECD que “la investigación acaba de empezar” y rechazan pronunciarse al respecto. 

Pese a que la Cadena SER ha revelado en los últimos días que las misivas se enviaron desde un buzón de una calle de la Comunidad de Madrid, Grande-Marlaska no confirmó esta pista en una entrevista en esta misma emisora: “Déjame que no dé más datos. La reserva es necesaria”, indicó.

Tampoco la directora de la Guardia Civil, María Gámez, quiso aclarar si las misivas fueron enviadas desde un buzón y no desde una oficina de Correos en una entrevista en el programa ‘Más Vale Tarde’ de laSexta: “La investigación es aún muy reciente y es pronto para aventurarse”. 

Correos también se remite a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son quienes “están llevando a cabo una investigación sobre lo sucedido”.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes