Seguridad

El jefe de los antidisturbios de la Policía se marcha a Moscú sin acometer la reforma de las UIP

El comisario principal José Miguel Ruiz Igusquiza, destinado en la Embajada en Rusia, organizó un pequeño acto de despedida en Sevilla durante el despliegue por la Eurocopa

Policías antidisturbios.
photo_camera Policías antidisturbios.

Las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional se quedarán sin jefe en próximas fechas. El comisario principal José Miguel Ruiz Igusquiza se marcha a la Embajada de España en Rusia, donde consiguió el puesto de consejero de Interior, y ya estuvo despidiéndose de los que han sido sus subordinados durante años.

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes internas, que al terminar el despliegue especial de la Policía Nacional en Sevilla con motivo de la Eurocopa, Ruiz Igusquiza ofreció un pequeño aperitivo a otros mandos y miembros de las Unidades de Intervención Policial que se desplegaron en la capital de Andalucía.

Tal y como adelantó ECD, el Ministerio del Interior finalmente adjudicó al comisario principal Ruiz Igusquiza la plaza en la Embajada de España en Moscú. Tras confirmarse el destino, el hasta ahora jefe de las UIP tuvo que realizar un curso especial que se exige a los mandos policiales que son elegidos para ocupar ese tipo de destinos en embajadas de España en el extranjero.

Se preveía que su marcha de la Jefatura de las Unidades de Intervención Policial pudiera realizarse antes. Pero un imprevisto retrasó el plan: el cambio de sede de la Eurocopa.

En un primer momento, cuando se diseñó el calendario de partidos de la Eurocopa 2020, el estadio elegido para acoger partidos en España era San Mamés, en Bilbao. Allí iba a jugar la Selección Española los encuentros de la fase de grupos.

Sin embargo, las restricciones por la epidemia del coronavirus que mantenía el Gobierno Vasco llevaron a la UEFA a cambiar Bilbao por otro destino. Escogió Sevilla, concretamente el Estadio de la Cartuja.

Eso tuvo su efecto a nivel policial. Si se hubiera celebrado en Bilbao esa fase de la Eurocopa, el grueso del dispositivo policial hubiera recaído en la Ertzaintza, el cuerpo con funciones de seguridad ciudadana y orden público en el País Vasco, aunque pudiera haber sido reforzado con efectivos de otros cuerpos, como la Policía Nacional.

Al trasladarse a Bilbao, el peso de garantizar la seguridad en un evento deportivo internacional de estas características recayó en la Policía Nacional, también en lo que se refiere a las unidades antidisturbios.

La Policía Nacional diseñó un despliegue especial en Sevilla, con refuerzos de las UIP de otros puntos de España. Al frente de ese dispositivo se puso el comisario principal José Miguel Ruiz Igusquiza.

Al concluir los partidos en Sevilla, el jefe de las Unidades de Intervención Policial ofreció ese pequeño acto de despedida en la capital de Andalucía. No fue un acto oficial, que se habría celebrado en la base central de la Jefatura, en Madrid.

Trámites para irse a Moscú

Las fuentes consultadas por ECD en las últimas semanas apuntan que a lo largo de este verano, entre julio y agosto, se tendrían que cumplir los trámites para que el comisario principal Igusquiza se marchara a Moscú, a hacerse cargo de la Consejería de Interior de la embajada, y también los pasos para sustituirle en la Jefatura de las Unidades de Intervención Policial.

Como se ha indicado, este comisario principal ya hizo el curso de preparación para asumir su puesto en la embajada. También faltaban ciertos trámites que gestiona el Ministerio de Asuntos Exteriores con Rusia, que tiene que dar el visto bueno al envío de cualquier personal español a la legación en Moscú.

Además, tenía que cesar formalmente el hasta ahora consejero de Interior de la embajada española, al que va a sustituir Ruiz Igusquiza.

Proceso para cubrir la vacante

Una vez se marche a Moscú este comisario principal, la Dirección General de la Policía tiene que cubrir la vacante en la Jefatura de las Unidades de Intervención Policial. Se trata de un puesto clave, de mucha responsabilidad, ya que asume la coordinación de todos los antidisturbios de la Policía Nacional que intervienen en altercados callejeros y en situaciones tan complicadas como pudo ser el referéndum ilegal de independencia en Cataluña el 1 de octubre de 2017.

La marcha de Igusquiza dejaría en el cargo a dos comisarios subordinados a él en la Jefatura de las Unidades de Intervención. Sin embargo, una de ellas, una comisaria, también dejará este puesto para marcharse a otro destino.

Por tanto, se genera un cierto “vacío” que en todo caso se tendrá que cubrir con la elección de un nuevo jefe de las UIP, que será un comisario o un comisario principal.

El proceso empieza cuando la Dirección General convoca la plaza, abre un período (de unos 15 ó 20 días) para que los interesados presenten sus candidaturas, estudia los perfiles y finalmente adjudica el puesto mediante el sistema de libre designación.

Por tanto, se da por hecho que el elegido será un mando de la confianza del director adjunto operativo (DAO), el comisario principal José Ángel Jiménez.

Precisamente este lunes 26 de julio se ha publicado, junto a otros puestos de mando, la plaza de “Jefe Unidades Intervención Policial (Comisaría General de Seguridad Ciudadana)”. En la convocatoria oficial se precisa que el puesto supone cobrar un complemento específico de 28.613,76 euros.

El jefe del GEO y otros comisarios

ECD ha consultado con mandos intermedios y agentes veteranos de las Unidades de Intervención Policial en distintos puntos de España. Coinciden en que se barajan distintos nombres, que no dejan de ser rumores y comentarios en base a la experiencia de los últimos años.

Uno de los que suena con más fuerza es el comisario principal Javier Daniel Nogueroles. Fue jefe de la Iª UIP, con base en Madrid, una de las que suele tener más trabajo y verse envuelta en más polémicas por todas las manifestaciones que se celebran en Madrid, en algunas ocasiones con incidentes provocados por radicales de tendencia extremista.

Nogueroles dirige desde hace tiempo el Grupo Especial de Operaciones (GEO). No son pocos los policías antidisturbios que verían con buenos ojos el regreso de Nogueroles a las Unidades de Intervención Policial, ahora como jefe de todas las unidades antidisturbios de la Policía en España.

A principios de julio, Nogueroles juró como comisario principal en un acto con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras.

Otro de los nombres que se maneja es el de José Luis Garau Carmen. Estuvo al frente de la IIIª UIP, con base en Valencia, antes de marcharse como comisario jefe de la isla de Ibiza.

También ha circulado el nombre de Luis Esteban. Este policía se hizo popular por participar en el concurso ‘
Pasapalabra’. Pasó por la comisaría de Algeciras (Cádiz), un destino complicado por la actividad y violencia de los narcotraficantes en la punta sur de la Península Ibérica, y más tarde fue nombrado comisario jefe provincial de Salamanca.

Además, se han citado como posibles sustitutos de Ruiz Igusquiza a otros ‘pesos pesados’ de las Unidades de Intervención Policial.

Proyecto de reestructuración

Lo que reclaman las fuentes citadas es que se nombre a un jefe que conozca la especialidad de las Unidades de Intervención Policial. Por eso se espera alguien con experiencia, bien que esté actualmente en un puesto intermedio de la estructura de estas unidades, y que ascienda, o más bien algún comisario o comisario principal que en el pasado reciente tuviera responsabilidades en las UIP, como los citados.

Fuentes internas consultadas por ECD señalan que una de las claves para este nombramiento será el proyecto de reestructuración de las Unidades de Intervención Policial. Se trata de un plan que se lleva años estudiando, y que el DAO mantiene como proyecto para “darle una vuelta” al despliegue territorial de las unidades.

Desde hace más de tres años, los sindicatos del cuerpo saben que la intención de los mandos de la Jefatura de Unidades de Intervención Policial y de la Dirección General de la Policía es acometer algún tipo de reforma en la estructura, en general hacia una mayor concentración de unidades.

El hasta ahora comisario jefe, José Miguel Ruiz Igusquiza, llevaba en el cargo unos nueve años, pero se marcha sin haber completado, ni siquiera iniciado realmente estos cambios.

Sin embargo, en los últimos meses este asunto ha recobrado actualidad. Se han publicado noticias sobre un posible cambio en la estructuras de las UIP en el reparto competencial con las Unidades de Prevención y Reacción (UPR), que en ocasiones también son utilizadas como apoyo de los antidisturbios en casos de altercados callejeros y manifestaciones que terminan degenerando en violencia.

ECD ha podido confirmar que algunos sindicatos han estudiado a fondo el asunto y han presentado contrapropuestas sobre cambios en las UIP ante los responsables de la Jefatura de Unidades de Intervención Policial y de la Dirección General de la Policía.

Se trata, por tanto, de un proyecto que parece cobrar urgencia con cierta frecuencia. Sin embargo, mandos de las unidades consultador por ECD señalan que es un proyecto que no se puede acometer con prisa, ya que necesitará negociarse con tranquilidad con los sindicatos, al afectar al lugar de destino de cientos de agentes.

Menos bases

Las Unidades de Intervención Policial (UIP) actuales se crearon en torno a 1991, y desde entonces apenas se han actualizado. Se han creado algunas nuevas bases, pero el modelo es el mismo desde hace 30 años.

Los mandos no han detallado de forma pormenorizada qué cambios concretos piensan acometer. Pero el objetivo general, según se conoce internamente, es reubicar algunas unidades, concentrarlas y fijar mejor sus funciones y el reparto de competencias respecto a otras unidades, como son las UPR.

“La idea es reducir bases, sobre todo las de aquellas UIP que tiene doble base”, explica una fuente bien situada en estas unidades.

Existen Unidades de Intervención Policial ubicadas en una única base, como pueden ser la Iª UIP (Madrid), la IIª (Barcelona), la IIIª (Valencia)...

Pero también hay unidades que tienen su base dividida entre las capitales de dos provincias cercanas: es el caso de la VIIIª UIP repartida entre La Coruña y Vigo, y la VIª UIP de Pamplona y Bilbao.

De ponerse en marcha el plan, se podrían suprimir algunas de estas bases, para concentrar las unidades en menos ubicaciones.

Grupos más amplios

Esto a su vez permitiría aumentar el tamaño de los grupos operativos, la unidad básica de actuación de los antidisturbios. En teoría, cada grupo operativo debería tener 50 agentes. Sin embargo, vacantes sin cubrir, traslados y otras circunstancias provocan que la mayoría de los grupos operativos de las UIP se encuentran entre los 40 y los 45 efectivos.

Así que se espera que la concentración permita incluso elevar el número de antidisturbios de cada grupo a entre 50 y 60, una cifra que algunos agentes veteranos de la especialidad consideran más operativo en intervenciones en las calles como las que tiene que hacer frente en la actualidad.

Ayuso sobre el aborto: “Mi obligación es defender la vida”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?