Seguridad

La justicia avala el veto del CNI al visado para un sirio vinculado al salafismo

Solicitó en el Consulado de Estambul para viajar a España y se le denegó cuando el servicio de inteligencia alertó de su relación con una organización cercana a Al Qaeda y a los talibanes

Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
photo_camera Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Las razones de seguridad nacional eran verosímiles. Es la conclusión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre la denegación del visado de residencia a un hombre, nacional de Siria, sobre el que el Centro Nacional de Inteligencia recomendó no dejar entrar en España.

Así lo recoge una sentencia reciente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de Madrid que ha consultado Confidencial Digital.

Un sirio solicitó ante el Consulado General de España en Estambul (Turquía) un visado de residencia no lucrativa. El consulado en Estambul decidió denegarle el visado a este hombre.

Lo hizo recurriendo a un reglamento sobre extranjería que establece que “en la resolución del visado, se atenderá al interés del Estado y a la aplicación de los compromisos internacionales asumidos por el Reino de España en la materia”.

Es más, se contempla que “el visado se utilizará como instrumento orientado al cumplimiento de los fines de la política exterior del Reino de España y de otras políticas públicas españolas o de la Unión Europea, en especial la política de inmigración, la política económica y la de seguridad nacional, la salud pública o las relaciones internacionales de España”.

En este caso concreto, el consulado le denegó el visado a ese sirio “por razones de seguridad nacional”. Detrás de dicha decisión estaba el servicio de inteligencia.

Alerta del CNI por salafismo

El CNI había informado de la vinculación del solicitante con una organización salafista, de nombre ‘Revival Of Islamic Heritage Society’ (RIHS, ‘Sociedad para la Recuperación de la Herencia Islámica’).

Según el Centro Nacional de Inteligencia, el propósito de esta organización “es la instauración de un califato regido por la ley islámica o sharia, ordenamiento jurídico-social que se interpreta siguiendo los principios de la corriente salafí, de forma incompatible con el ordenamiento jurídico español, a través de la financiación de actividades de ideología salafí/wahabí y justificando la lucha armada en nombre del islam”.

La resolución del Consulado General de España en Estambul añadió que la ‘Sociedad para la Recuperación de la Herencia Islámica’ fue incluida en 2002 en la lista de sanciones de la ONU por su asociación con Al Qaeda y los talibanes.

 

En concreto, fue acusada de participar en la financiación, planificación, facilitación, preparación o comisión de actos o actividades ejecutados Al Qaeda y los talibanes, suministrarles, venderles o transferir armas y pertrechos, y prestarles apoyo de otro tipo a sus actividades.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos también añadió a esta organización al listado de asociaciones que financiaban las actividades de Al Qaeda, en una decisión de 2008.

Había colaborado con el Barça

Ante esta advertencia del CNI, el consulado español en Estambul decidió denegar el visado “por razones de seguridad nacional”.

El hombre de nacionalidad siria que lo había solicitado ya había batallado en los tribunales ante otra negativa, y había obligado al consulado a darle respuesta motivada. Ante la segunda denegación, volvió a presentar un recurso contencioso-administrativo.

Para defender que cumplía los requisitos para que le concediera el visado de residencia no lucrativa en España, el solicitante aseguró que podía demostrar suficientes datos indicativos de su integración en la sociedad española.

Por ejemplo, destacó que en septiembre de 2019 obtuvo autorización de residencia inicial en España, por resolución de la Subdelegación del Gobierno en Gerona.

Además, argumentó que había cursado estudios universitarios en España: en enero de 2018 le concedieron en Madrid el título de Doctor en Fisioterapia. Ese mismo mes participó en la plataforma para el conocimiento e innovación del Barça, el Innovation Hub FC Barcelona.

Añadió que había mostrado buena conducta cívica, y que el Consulado General de España en Estambul no demostró de ninguna forma que su presencia en nuestro país fuera a alterar el orden público internacional español.

No desmintió su vinculación

Ninguna de esas razones convencieron a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que vieron bien fundamentada la denegación del visado por razones de seguridad nacional, “ante la vinculación del solicitante del visado a una organización salafista que justifica la lucha armada en nombre del Islam, a la que se imputa la participación en actividades de naturaleza terrorista, tanto por la Organización de las Naciones Unidas como por Estados Unidos”.

La sentencia destaca que esa información la facilitó el Centro Nacional de Inteligencia, y que los recursos del ciudadano sirio no desmintieron expresamente su vinculación con la ‘Sociedad para la Recuperación de la Herencia Islámica’.

Los magistrados le dieron una gran relevancia a que este hombre eludió afrontar directamente la acusación de estar relacionado con una organización salafista, señalada por estar implicada en actividades terroristas de Al Qaeda. Es decir, en ningún momento negó la información del CNI que le señalaba como miembro o persona vinculada a dicha organización.

“Por todo lo expuesto, la Sala otorga verosimilitud a las razones de seguridad nacional que esgrime la resolución administrativa recurrida para denegar el visado solicitado”, señalaron los magistrados. De ahí que desestimaran el recurso y confirmaran la decisión de negarle el visado.

Servicios de inteligencia de Alemania

No sólo el CNI tiene en su radar a la ‘Sociedad para la Recuperación de la Herencia Islámica’. En diciembre de 2016, una investigación conjunta del periódico Süddeutscher Zeitung y las cadenas de televisión alemanas NDR y WDR reveló que la inteligencia alemana había identificado a varias organizaciones árabes que financiaban el radicalismo salafista en Alemania.

La información procedía del Servicio Federal de Inteligencia (Bundesnachrichtendienst, BND), que es el servicio de inteligencia exterior de Alemania, y de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (Bundesamt für Verfassungsschutz, BfV), la inteligencia policial interior.

Sobre ‘Revival Of Islamic Heritage Society’, los servicios de inteligencia alemanes señalaron que era una organización con origen en Kuwait, que formalmente rechazaba la violencia, pero en la que en realidad no había una distinción entre los salafismo misionero, de carácter únicamente religioso, y el salafismo yihadista.

Esta organización trató de construir una gran mezquita, pero el proyecto fue paralizado. La inteligencia alemana no podía demostrar que apoyara expresamente el terrorismo, pero sí ciertos vínculos. Además, Estados Unidos ya tenía a esta organización en su listado de asociaciones prohibidas.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?