Seguridad

Marlaska continúa sin responder a los guardias civiles que se manifestaron en Madrid por la equiparación salarial

El ministro del Interior aún no se ha pronunciado ante el posible incumplimiento del acuerdo para acercar su sueldo al de los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza

Ministro del Interior. Fernando Grande-Marlaska
photo_camera Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Fernando Grande-Marlaska sigue sin responder a los guardias civiles que se manifestaron en Madrid el pasado 5 de junio. Más de diez días después de que centenares de agentes protestaran en la Puerta del Sol de Madrid, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles aseguran que nadie del Ministerio se ha puesto en contacto con la Guardia Civil.

Los miembros de este cuerpo protestaban por el incumplimiento de varias cláusulas del  acuerdo de equiparación salarial de 2018, por los turnos de su jornada laboral y por el complemento de productividad. Durante las protestas, pidieron una reunión urgente con Grande Marlaska, que aún no se ha puesto en contacto con ellos. Pedro Carmona, portavoz nacional de AUGC, asegura que esta no es la primera vez que el ministro decide no responder a sus peticiones y que antes de la manifestación le hicieron llegar una carta que también fue ignorada.

Ahora solo queda esperar al Pleno extraordinario del Consejo de la Guardia Civil convocado para el 21 de junio y presidido por el ministro del Interior, afirma el portavoz. Allí, esperan pedirle explicaciones de por qué siguen sin cumplirse algunas partes del acuerdo tres años después de firmarlo.

Cláusulas incumplidas

AUGC señala que todavía no se han cumplido de facto las cláusulas tercera y octava del ‘Acuerdo entre el Ministerio del Interior, Sindicatos de Policía Nacional y Asociaciones Profesionales de la Guardia Civil’, más conocido como el acuerdo de equiparación salarial.

La cláusula tercera establece que se destinarán 100 millones de euros para “incentivar el reingreso del personal de Segunda Actividad sin destino y Reserva no ocupada al servicio activo”. El octavo punto se centra en evitar la “disfunción salariar” entre Policía Nacional y Guardia Civil, y las policías autonómicas cuyas condiciones son más beneficiosas.

Aparte de esto, los agentes de la Guardia Civil protestaron por tener una jornada laboral por turnos pero sin cadencia, lo que permite concatenar periodos de trabajo con pocas horas de descanso entre sí y dificulta la conciliación familiar.

El portavoz de la asociación denuncia que tampoco se está recibiendo la parte del complemento de productividad, destinado a recompensar económicamente el especial desempeño y rendimiento de los guardias civiles. De seguir así, anuncian desde AUGC, se tomarán medidas legales para subsanar la situación.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable