Seguridad

Marlaska premia al general de la Guardia Civil que habló de “minimizar el clima contrario a la gestión del Gobierno”

Nombra a José Manuel Santiago jefe del Estado Mayor, donde hasta ahora era el segundo. También ha designado nuevos responsables del Servicio de Información y de los antidisturbios

El general de la Guardia Civil José Manuel Santiago, en una comparecencia de los portavoces del Comité Técnico.
photo_cameraEl general de la Guardia Civil José Manuel Santiago, en una comparecencia de los portavoces del Comité Técnico.

El ministro del Interior  termina de ajustar piezas en la Guardia Civil tras la catarata de ceses y dimisiones que provocó al apartar a Diego Pérez de los Cobos de la Comandancia de Madrid. Uno de los beneficiados de estos movimientos es el general José Manuel Santiago.

Fernando Grande-Marlaska firma la orden ministerial por la que “a propuesta de la Directora General de la Guardia Civil y con la conformidad del Secretario de Estado de Seguridad, acuerdo el nombramiento del General de Brigada, don José Manuel Santiago Marín, como Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil (Madrid)”.

Santiago ocupaba desde febrero de 2019 el puesto de segundo jefe del Estado Mayor del Mando de Operaciones de la Guardia Civil. Por ese cargo, sustituyó al director adjunto operativo (DAO) Lauretino Ceña en las ruedas de prensa del comité técnico de gestión del coronavirus, cuando Ceña cayó enfermo de coronavirus.

Fuentes cercanas al cuerpo señalan que en la práctica José Manuel Santiago era ya jefe del Estado Mayor accidental; aunque formalmente era segundo jefe, ejercía el mando desde el cese del jefe del Estado Mayor, José Luis Arranz Villafruela, en noviembre de 2019.

Minimizar el clima contrario a la gestión del Gobierno

En una de las ruedas de prensa tras la reunión de este comité, el general Santiago habló de que la Guardia Civil estaba trabajando en varias vías relacionadas con la vigilancia sobre los bulos y ‘fake news’: “Por un lado, evitar el estrés social que producen estos bulos, y por otro, minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”.

La segunda frase desató una polémica importante. La oposición acusó al Gobierno  de Pedro Sánchez de estar utilizando a la Guardia Civil para vigilar las críticas y las opiniones contrarias a la gestión que estaba haciendo de la epidemia del coronavirus.

Grande-Marlaska salió a defender al general Santiago, quien fue de los que no se vio afectado por la catarata de ceses y de dimisiones (el DAO Laurentino Ceña, Fernando Santafé como jefe del Mando de Operaciones...) que siguió a la defenestración de Pérez de los Cobos.

Ahora, el ministro premia a José Manuel Santiago al nombrarle Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil. Como segundo jefe ha sido designado un recién ascendido de coronel a general de Brigada, Moisés González Sesma.

Otro de los ascendidos en el último Consejo de Ministros es Valentín Díaz Blanco, que ha sido nombrado jefe del Servicio de Información. Esta unidad de la Guardia Civil, clave en la lucha contra el terrorismo y en la vigilancia del independentismo radical, estaba sin jefe desde que Marlaska nombró director adjunto operativo (DAO) a Pablo Salas, el responsable del servicio hasta hace unas semanas.

Díaz estaba en las quinielas desde su ascenso hace unos días a general de Brigada, ya que era el número dos de Salas en el Servicio de Información.

La Jefatura del GRS y del GAR

Otro puesto relevante que ha sido cubierto es el Mando de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva: lo asume el general de Brigada José Antonio Iglesias Pollo.

De esta jefatura dependen varios servicios y unidades importantes: el Servicio Cinológico y de Remonta (los perros adiestrados), el Servicio Aéreo (helicópteros), el Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa Nuclear, Biológica, Radiológica y Química (NBRQ), el Servicio de Montaña...

También está bajo su responsabilidad la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), es decir, los antidisturbios de la Guardia Civil, que se agrupan en Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) repartidos por España. Estos GRS fueron movilizados, por ejemplo, en otoño de 2017 e intervinieron para impedir el referéndum ilegal de independencia en Cataluña del 1 de octubre

Igualmente depende del general Iglesias la Unidad de Acción Rápida (UAR), con el Grupo de Acción Rápida (GAR) y el Centro de Adiestramientos Especiales (CAE). La unidad de élite GAR es otra de las unidades clave que aún no tiene jefe nombrado, desde que falleció el teniente coronel Jesús Gayoso en marzo por coronavirus.

José Antonio Iglesias Pollo también tendrá bajo su control la Unidad de Seguridad de la Casa del Rey y la Unidad de Seguridad de Presidencia del Gobierno.

Más ceses y nombramientos

Los cambios decididos por Marlaska y recogidos este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se completan con otro ceses y varios nombramientos. Deja el cargo, al pasar a situación de retiro, el general de Brigada Pedro Ángel Ortega Chamorro, que ostentaba el Mando de la Secretaría Permanente para la Evaluación y Clasificación.

Como segundo jefe de la Jefatura Fiscal y de Fronteras -que controla, por ejemplo, a los guardias civiles de aeropuertos como el de Barajas- se sitúa ahora el general de Brigada Juan Manuel Llenderrozas Valladolid.

Y al mando de la Jefatura de Asuntos Económicos pasa a estar el general de Brigada Francisco de Paula Cuenca Martínez de los Llanos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?