Seguridad

Medalla al general de la Guardia Civil que reveló las vigilancias sobre desafección al Gobierno

José Manuel Santiago, quen desveló la monitorización de críticas por la gestión del coronavirus, ahora es el principal asesor de la directora general

El general de la Guardia Civil José Manuel Santiago, en una comparecencia de los portavoces del Comité Técnico.
photo_camera El general de la Guardia Civil José Manuel Santiago, en una comparecencia de los portavoces del Comité Técnico.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha concedido recientemente la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil a José Manuel Santiago, general de División del mismo cuerpo, que protagonizó una polémica durante el confinamiento de primavera de 2020, cuando declaró que la Guardia Civil estaba trabajando para minimizar el clima de desafección al Gobierno, a causa de la crisis del coronavirus.

Por real decreto, firmado por Fernando Grande-Marlaska, se aprobó conceder Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil al general Santiago, “en atención a los méritos y circunstancias” que concurren en él. La propuesta fue del ministro del Interior y se aprobó “oída la Ministra de Defensa, y previa deliberación del Consejo de Ministros”.

“Minimizar el clima contrario al Gobierno”

José Manuel Santiago era jefe provisional del Estado Mayor de la Guardia Civil. Por ello en la primavera de 2020 participaba en las reuniones del comité técnico, de representantes de los ministerios competentes, que dirigía las actuaciones frente a la crisis sanitaria del Covid-19.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, el general Santiago explicó: “Nosotros estamos trabajando con nuestros especialistas en dos direcciones. Una, a través de la Jefatura de Información, con el objetivo de evitar el estrés social que producen toda esta serie de bulos. Y otra de las líneas de trabajo es minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”.

Esas palabras encendieron las alertas. El ministro del Interior intentó rebajar la polémica, achacando sus palabras a un lapsus, pero poco después la Cadena SER reveló que el Estado Mayor de la Guardia Civil había enviado una orden a todas las zonas y comandancias, indicando que debían identificar y denunciar “campañas de desinformación, así como publicaciones desmintiendo bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno”.

Desde sectores políticos y sociales muy críticos con el Gobierno PSOE-Podemos, con su gestión de la epidemia y con las restricciones, denunciaron que desde el Ejecutivo de coalición de izquierdas se estaba persiguiendo la discrepancia ideológica. Hablaron de censura, de dictadura, y otros términos que trataban de alertar de la gravedad de lo que estaba haciendo la Guardia Civil.

Además, la Agencia Española de Protección de Datos abrió una investigación sobre la Guardia Civil por estos hechos.

Asesor de la directora general

Pese a esa polémica, Grande-Marlaska ascendió a José Manuel Santiago a general de División. También lo confirmó como jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, donde hasta entonces era segundo jefe, y jefe provisional.

Más tarde, el general Santiago fue nombrado jefe del Gabinete Técnico de la Dirección General de la Guardia Civil. Se convirtió así en el asesor más directo y cercano de María Gámez, la directora general.

 

Ahora, Fernando Grande-Marlaska le ha condecorado con la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil. La norma que regula esta condecoración establece que gran cruz es el máximo nivel de la orden.

La Gran Cruz “será concedida a oficiales generales, personal civil, unidades, entidades y patronazgos, para lo que se tendrá en cuenta el rango institucional, administrativo, académico o profesional de la persona, unidad o entidad recompensada, en atención a los sobresalientes méritos y circunstancias que concurran en ellos relacionados con el Cuerpo de la Guardia Civil o la seguridad pública”.

El general José Manuel Santiago fue condecorado dentro del cupo anual de cruces de la Orden del Mérito de la Guardia Civil que se aprueban en torno al 12 de octubre, ya que la Virgen del Pilar es la patrona del cuerpo.

Estas distinciones se aprueban “para premiar la constante y cotidiana superación de sacrificios, riesgos, fatigas o relevantes colaboraciones con la Guardia Civil, de acuerdo con los requisitos de cada categoría a las que se pudiera haber hecho acreedor los interesados, unidades o entidades”.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?