Seguridad

Los Mossos critican al mayor Trapero por suprimir la presentación de armas en los actos oficiales

Denuncian que la decisión va en contra del Decreto 189/2002, que regula la recepción de autoridades por la Guàrdia d’Honors

EuropaPress_3796774_mayor_mossos_desquadra_josep_lluis_trapero_entrevista_tv3
photo_camera El mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero en una entrevista en TV3 | Europa Press

El pasado miércoles 23 de julio Confidencial Digital sacaba a la luz el cambio de formación de la Guàrdia d’Honors, la cual formó sin portar fusiles en la reunión que habían mantenido el president de la Generalitat, Pere Aragonès y Xavier Espot, jefe de Gobierno del vecino país Andorra. Esta noticia ha traído cola, y el Sindicato Nacional de Seguridad de Cataluña (SEGCAT) ha decidido pronunciarse al respecto.

Según ha podido conocer ECD, el sindicato ha escrito un comunicado general que ha trasladado a Pere Ferrer y a Josep Lluis Trapero, Director General  y Mayor de los Mossos d’Esquadra respectivamente. En dicho documento han comunicado una queja por “el incumplimiento reiterado del Protocolo de la Guàrdia d’Honors”.

El reglamento al que hacen referencia al presentar este escrito es el Decreto 189/2002, que establece que el Escamot de Gala debe formar bajo cualquier circunstancia con fusil, guión del cuerpo y bandera. Además, y esto es el punto central del comunicado, deben presentar armas ante determinadas personalidades, con el fusil levantado y sostenido con las manos por delante.

Este protocolo se mantuvo hasta hace relativamente poco. En el propio acto de toma de posesión de Pere Aragonès como presidente del Govern de la Generalitat, los Mossos presentaron armas con mosquetones Mauser.  El acto más cercano en el que hemos podido observar a la Guàrdia armada es en la reunión de febrero de 2020 entre el gobernante catalán y el presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

Desde el cuerpo ya indicaron anteriormente a Confidencial Digital que esta decisión podía deberse a la idea de evitar Mossos armados, para buscar conseguir una imagen del cuerpo “desmilitarizado, no marcial y no violento”. Pero el SEGCAT no está de acuerdo con eso, y piden que “se vuelva a realizar la presentación de armas con el fusil y el arma larga propia de la unidad, con las que se rinden honores a las mayores autoridades del país”.

Además, esto tiene una especial importancia al hablar de la Guàrdia, pues su función específica consiste en rendir honores en las ceremonias, como la representación uniformada más alta del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Debido a esto, la eliminación del fusil en su formación da lugar a una incongruencia que desde el sindicato esperan solucionar.

Para ello apelan a la historia del cuerpo: “A lo largo de los años, la historia del cuerpo de los Mossos d’Esquadra se ha identificado de tal manera con la historia de la Generalitat de Catalunya y del país que, por mandamiento institucional y por la fuerza de la tradición de fidelidad y servicio se ha acabado por asumir, de forma natural e inevitable su custodia y representación”.

Este es otro episodio de la lucha constante que está llevando a cabo el gobierno de la Generalitat de Catalunya con la policía de la comunidad autónoma. El gobierno de Pere Aragonès ya ha tenido varios choques con los Mossos –a pesar de apoyar su actuación en el referéndum del 1 de octubre–, y no parece que este vaya a ser el último. El comunicado del sindicato concuerda con lo que adelantó la semana pasada ECD, que esta actuación, llevada a cabo por decisión de los principales mandatarios del cuerpo estaba dando mucho que hablar entre los agentes. 

Ayuso sobre el aborto: “Mi obligación es defender la vida”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable