Seguridad

Los Mossos llevan 8 meses esperando un nuevo sistema de autoprotección en las comisarías

El ataque terrorista en Cornellá resucita las reivindicaciones de instalar bolardos, nuevas cámaras de seguridad y mamparas blindadas

Agentes de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraAgentes de los Mossos d'Esquadra.

El ataque de un presunto terrorista armado con un cuchillo en una comisaría de Cornellá ha provocado las protestas de los Mossos por una reivindicación de hace casi 8 meses: instalar sistemas que aumenten la seguridad y la autoprotección en las comisarías.

Como ya publicó ECD en enero de este año, un informe de seguridad elaborado antes de los atentados de las Ramblas de Barcelona y de Cambrils establecía las medidas necesarias que replanteaban la seguridad en las instalaciones policiales.

Dicho informe se elaboró entre 2015 y 2016, y entre sus medidas se preveía la instalación de bolardos, nuevas cámaras de seguridad, mamparas blindadas tanto dentro como fuera de los recintos y otras medidas de autoprotección de las comisarías. Pero pasados 8 meses, y habiendo presupuesto disponible, todavía no se han efectuado los cambios.

Las medidas incluidas en el informe no eran solo exclusivas de los Mossos. A raíz de los atentados en Francia y el aumento de la alerta antiterrorista, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil también comenzaron a revisar las medidas de protección y vigilancia de sus comisarías e instalaciones.

Las medidas de protección y vigilancia de las comisarías e instalaciones policiales son,en general, de dos categorías: Áreas Básicas Policiales (ABP) y Comisarías de Distrito (CD), en casos de áreas básicas con varias comisarías bajo su control.

Más medidas

Debido al reciente atentado terrorista en la comisaría de Cornellá, fuentes de las USPAC, el sindicato independiente de los Mossos d'Escuadra, han reclamado más medidas de seguridad y la implementación de lo prometido a comienzos de este año.

Pero además de las reivindicaciones planteadas en enero, las fuentes piden otras propuestas.Entre todas ellas destacan el “reforzar” las barreras de entrada a los parkings, el incluir sensores acústicos en las entradas a los recintos policiales para “detectar si entra alguien” y el añadir arcos de seguridad para todas las comisarías.

Por otra parte, denuncian la situación de inseguridad de que algunas comisarías estén siempre abiertas, tanto de día como de noche. Las fuentes de los Mossos demandan que las comisarías estén siempre cerradas y que sea el agente el que permita el acceso a la comisaría desde el interior.

También reclaman el poder llevar armas largas en los accesos, y que se instalen armarios de seguridad para esos tipos de armas. Sin embargo, la propuesta fue rechazada anteriormente en algunas comisarías por los mandos de los Mossos.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo